Se ha dicho que pagar la deuda es como comer un elefante – sólo se puede hacer un mordisco a la vez.
Pero empezar puede parecer desalentador y abrumador. Saber cómo tomar la primera mordida puede evitar que muchos comiencen por completo.
De todas las personas que conozco que han salido de la deuda, ninguno de ellos se ha arrepentido. Vivir libre de deudas nos da tanta libertad, porque Dios nunca pensó en el préstamo como una parte rutinaria de nuestra planificación financiera. Proverbios 22:7 nos dice: “Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores.”
Así que déjeme ayudarle a tomar los primeros mordiscos de ese elefante y pagar su deuda. Una vez que arranque, podrá ver el progreso que ha hecho y seguir haciendo más.

Mordisco #1: Ahorre $1,000

Esto puede parecer contraintuitivo porque parece más lógico poner todo el dinero que usted tiene hacia su deuda para deshacerse de ello más rápido.

Incorrecto.

Piense en la razón por la que se endeudó en primer lugar – no tenía suficiente dinero para financiar las vacaciones de verano… no esperaba ese viaje caro en la ambulancia… fue a la UNIVERSIDAD.

Así que antes de tomar la ofensiva para pagar sus deudas, construya su defensiva con una cuenta de ahorros. Si usted tiene por lo menos $1,000 apartados para ser utilizado en emergencias solamente, entonces será mucho menos probable endeudarse (o agregar a su deuda existente) en primer lugar.

Mordisco #2: Organícese & Elabore un Plan

Cuando se trata de la deuda, el dicho es cierto: “Si no planifica, está planificando fracasar”.

La Estrategia Snowball para el Pago de la Deuda es la mejor manera de pagar deuda rápidamente y ahorrar en interés.

Así es como funciona:

Comience  pagando su deuda más pequeña lo más rápido que sea posible. Esto libera dinero extra para el pago de la próxima deuda y le da un impulso en la motivación.

Luego, ponga todo el dinero que usted pagaba en esa deuda pequeña y direcciónelo al siguiente monto más pequeño. Así sucesivamente hasta que, mi amigo, será LIBRE DE DEUDAS.

Comience de esta manera:

  • En primer lugar, organice sus deudas de menor a mayor cantidad debida (ignore las tasas de interés por ahora). También, puede ser sabio que usted corte sus tarjetas de crédito por ahora para prevenirle agregar a su deuda mientras que las esté pagando. El efectivo es tu nuevo mejor amigo.
  • En segundo lugar, decida cuánto dinero extra (por encima de sus pagos mensuales) cada mes se puede poner para pagar la deuda. Este paso es esencial porque pagar extra es la única manera que usted hará el progreso real y ahorrará en costes de interés. Por lo tanto, puede que tenga que recortar algunos gastos (como cable o Netflix, extras en el mercado, o gas).
  • En tercer lugar, ponga toda esta información en la Calculadora de la Deuda. ¡Hace el trabajo duro (matemáticas) para usted! Se generará un plan de pago que usted puede seguir y le mostrará exactamente cuánto tiempo le llevará pagar todas sus deudas. Intente imprimir su plan y mantengalo en un lugar visible para mantenerlo motivado. Establezca recordatorios de calendario para cada día que termine de realizar pagos en una deuda. ¡Vivir con libertad es algo que celebrar!

Tome en cuenta que cada objetivo que valga la pena intentar probablemente se enfrentará con resistencia y obstáculos. Ore y pídale a Dios que le dé paciencia, resistencia y una fe que no se detenga hasta que no tenga deuda. Proverbios 21:5 dice: “Los planes bien pensados: ¡pura ganancia!”

Y si se siente abrumado por la carga de la deuda de tarjetas de crédito, póngase en contacto con Consejeros Cristianos de Crédito. Han sido nuestros socios de confianza durante años y pueden ayudarle a consolidar sus cuentas, reducir sus tasas de interés y negociar en su nombre.

Comparta su viaje a la libertad con nosotros, agréguenos en Facebook.