Jill Cornfield en Bankrate.com dice que los gastos inesperados más comunes están relacionados con vehículos, electrodomésticos, reparaciones en el hogar, lesiones o enfermedades. Desafortunadamente, casi 6 de cada 10 estadounidenses no tienen suficientes ahorros para cubrir una factura inesperada de 500 dólares.

Este es un problema en toda nación. Cuando la gente paga con una tarjeta de crédito, el gasto original puede crecer monumentalmente si no se paga al final del mes debido a las altas tasas de interés. Algunos recurren a amigos o familiares para pedir ayuda con la esperanza de pagarles después. Otros cortan los gastos para pagar la factura.

Un fondo de emergencia es esencial. Si usted tiene un carro, niños, animales domésticos, o un hogar, es inevitable que usted hará frente a algún gasto imprevisible este año. Pero con algo de dinero en el banco, puede enfrentarlo sin estrés.

Paul Golden, portavoz de la Fundación Nacional de Educación Financiera en Dallas, dijo que tener 500 dólares en ahorros mejora el bienestar psicológico. Muestra a las personas que pueden alcanzar una meta. Y les ayuda a apuntar a la siguiente meta.

Por lo tanto, salga de su zona de confort y establezca una fecha para lograr su objetivo. ¡Puede hacerlo!

Considere ayunar de algo en lo que normalmente gasta, como postres, refrescos, restaurantes o películas, y ponga ese dinero en una cuenta de emergencia. Venda algo. Tome un trabajo a tiempo parcial.

Finalmente, y lo más importante, busque al Señor. En Filipenses 4:6-7, el apóstol Pablo dijo: “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”.