Originalmente publicado en el Christian Post el 3 de febrero.

 

 

Querido Chuck,

Necesito algo de ayuda. Soy una viuda de 50 años de edad con un adolescente en casa, y estoy usando tarjetas de crédito para sobrevivir, ahogándome en cargos atrasados. Me siento miserable. Mis ingresos no pueden sostener mis obligaciones así que decidí encontrar un trabajo a medio tiempo en las tardes y los fines de semana. Pero ahora esto me priva de mi participación semanal y sistema de apoyo en la iglesia, dejándome muy infeliz. Aun así, no tengo otra forma de pagar estas tarjetas de crédito. ¿Qué debería hacer? Por favor ayuda.

Una Viuda Enluchada

 

 

Querida viuda,

Mi equipo y yo oraremos por usted mientras usted y su hijo avanzan en la vida. Sepa por favor que usted puede contactarnos para más ayuda personal.

Quizás le consolará saber que Dios mismo se compromete a ser su esposo, diciendo en Isaías 54:5: “Porque el que te hizo es tu esposo; su nombre es el Señor Todopoderoso. Tu Redentor es el Santo de Israel; ¡Dios de toda la tierra es su nombre!”

No está sola: hay ayuda para usted en el Señor que cuida de usted, en la comunidad de los creyentes, y a través de Crown.

 

Primero: Busque la intervención del Señor. “Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán“, Proverbios 16:3.

Dios es el mejor recurso para la sabiduría, la fuerza y ​​la guía que necesita. Pídale que dirija sus pasos mientras crea un plan.

Segundo: Construya cuidadosamente un presupuesto. “Asegúrate de saber cómo están tus rebaños“, Proverbios 27:23.

En un tiempo en que el dinero de la mayoría de la gente estaba atado en el ganado, este es un verso que dice ¡PRESUPUESTO! No puede hacer un plan sin saber dónde se encuentra, y Crown tiene muchas herramientas gratuitas para hacer un balance de sus finanzas. No tenga miedo de conocer la verdad.

Haga un seguimiento de todos sus ingresos y gastos cuidadosamente. Busque maneras de reducir el gasto y aumentar los ingresos. Esto requerirá disciplina, pero Dios puede proveer eso también. En segunda de Timoteo 1:7 dice: “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio“.

Tercero: Pida ayuda con humildad.Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan“, Proverbios 15:22.

No tiene que resolver esto sola. Crown trabaja con algunos socios maravillosos, como los de Consejeros Cristianos de Crédito, quienes pueden abogar por que usted reduzca sus pagos y organice su deuda. A menudo recomiendo a las viudas y madres solteras que formen una Junta Consultiva voluntaria reuniendo de tres a cuatro hombres y mujeres que están dispuestos a darle consejos cuando sea necesario. Esto ayuda a obtener su aporte y ánimo sobre una base mensual o trimestral. Hable con su iglesia también, ya que muchos tienen miembros con conocimientos financieros que ayudan a otros con impuestos y finanzas como un ministerio. Sólo asegúrese de que no tengan un conflicto de intereses.

Con años de experiencia aconsejando a las familias que luchan, sus acreedores quieren llegar a una resolución también y acogerán sus esfuerzos para liquidar cuentas. Una vez que reúna a sus asesores, revise la Calculadora de Deuda para elaborar una estrategia de reducción de deuda.

Cuarto: Mantengase en comunión con creyentes. “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros” (Juan 13:35).

Es cierto que esforzarse en ese trabajo extra puede robarle algo del tiempo que le gustaría emplear en la iglesia. Si es posible trate de no trabajar los domingos, mantenga ese día como el día de la semana que descansa y adora. También recuerde que no importa qué sacrificio esté haciendo, este dolor a corto plazo será reemplazado por la libertad a largo plazo cuando sus deudas se resuelven.

No conozco su horario, pero muchos estudios bíblicos tienen lugar durante la semana, y si no puede encontrar uno que satisfaga sus necesidades, considere comenzar su propio grupo de estudio bíblico con los amigos que son su sistema de apoyo.

Crown tiene algunos recursos maravillosos como nuestro Estudio de Finanzas Personales MoneyLife que puede enseñarle a usted y a sus amigos acerca de la actitud de Dios hacia el dinero y establecer una base espiritual para los cambios en los cuales usted está trabajando.

Si usted está buscando ánimo en este año que viene, por favor, acepte este regalo de Crown. Puede recibir principios prácticos y ánimo diario de la Palabra de Dios en el devocional diario Dios es Fiel, enviado directamente a su correo para considerar lo que Dios tiene que decir sobre nuestra vida cotidiana.