was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: ¿Qué hacer cuando tocas fondo?

Querido Chuck,

He tocado fondo con mis finanzas. Mi esposa y yo nos divorciamos el año pasado y todas las consecuencias de eso me obligaron a declararme en bancarrota. Como muchos hacen cuando tocan fondo, estoy tratando de volver a subir pero no estoy seguro por dónde empezar. Quiero aprender más sobre lo que Dios dice sobre el dinero, pero me enfrento a decisiones financieras extremadamente difíciles día a día. Necesito un poco de aliento y consejo.

“Quebrado y luchando”

 

Querido “Quebrado y luchando”,

Lamento mucho que haya experimentado este nivel de pérdida y dolor. Mi esperanza es que pueda darle gran ánimo y dirección para que vuelva a ponerse de pie.

El quebrantamiento es una condición que nos obliga a depender totalmente de Dios. Y a pesar de que es increíblemente difícil a veces, la Biblia nos aconseja que observemos nuestras circunstancias a través de un filtro diferente al que podemos sentir en ese momento. Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. (Santiago 1:2-3)

Aunque no puedo entender completamente su dolor, conozco al Dios que sí.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. (2 Corintios 1:3-5)

La Palabra de Dios ofrece el mejor consejo en los buenos tiempos y en los malos. Las personas pueden cambiar sus métodos, planes y técnicas con el dinero, pero la verdadera transformación se logra al aceptar lo que Dios dice que es financieramente lo mejor para nosotros. Así que analicemos los conceptos básicos para que pueda identificar un punto de partida y una dirección para reconstruir su vida después de la quiebra y el divorcio. Implicará dominio propio, un corazón fiel y manos disciplinadas para llegar allí.

Todo Es De Él

Primero debe reconocer que Dios es el dueño de todo y usted es mayordomo de lo que Él le ha dado. Cuando le rinda todo a Su señorío, descubrirá nueva paz, libertad y gozo.

Trabajo

A pesar de su dolor, debe levantarse y trabajar. Se puede encontrar una gran satisfacción en el uso de sus talentos y habilidades en el lugar de trabajo. Busque empleo que se adapte bien a sus dones y talentos para que pueda florecer. Si no está satisfecho con su situación actual, considere tomar la evaluación de Career Direct de Crown y hablar con un consejero capacitado.

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís(Colosenses 32:23-24)

Ahorre

Es probable que tenga muy poco dinero restante después de la quiebra. La clave es gastar menos de lo que gana, vivir frugalmente y ahorrar como nunca antes. Use un sistema de solo efectivo, registrando cada dólar que gasta en un bloc de notas o un teléfono inteligente. Esto le ayudará a analizar sus hábitos de gasto.

Olvídese de comer fuera de casa, pasar por autoservicio, entretenimiento y otras indulgencias para que pueda apropiarse de manera efectiva de cada dólar que gane. Coma en casa, haga su propio café y solo compre lo esencial. Busque vivienda económica pensando fuera de la caja. Alquile una habitación, sótano o departamento de garaje a cambio de trabajo en el jardín o mantenimiento de la casa. O bien, acepte un inquilino o compañero de habitación donde vive actualmente. Busque opciones de transporte baratas. Use la biblioteca, asista a eventos gratuitos en su área, haga ejercicio al aire libre y pase tiempo con amigos alentadores y espiritualmente responsables.

Estas pueden parecer medidas drásticas, pero mírelas como un medio temporal para un fin. Una vez que tenga sus finanzas de nuevo en terreno firme, podrá vivir más libremente dentro de su presupuesto. Estos consejos para ahorrar dinero pueden ser útiles.

Comience a construir una cuenta de ahorros de emergencia. Determine ahorrar 1,000$ tan rápido como sea posible, y eventualmente de tres a seis meses de gastos de manutención. Este dinero es solo para verdaderas emergencias, no para regalos o vacaciones. Será su protección contra la deuda en circunstancias inesperadas.

Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; mas el hombre insensato todo lo disipa. (Proverbios 21:20)

Presupuesto

Crown tiene una guía gratuita y fácil de usar que lo guiará en el proceso de hacer un presupuesto para que no sea abrumador ni intimidante. Ya sea que use una aplicación, una hoja de cálculo o un cuaderno para presupuestar, ¡la Guía Fácil Para Un Presupuesto Que Ame puede ayudarlo! Si tiene un ingreso inconsistente, revise esta información.

Posponga la Jubilación

Invierta agresivamente, si es posible, especialmente si su empleador ofrece una contribución correspondiente a un 401k o 403b. Diversifique, eligiendo inversiones que se alineen con los valores bíblicos. Planifique posponer la jubilación lo más posible hasta donde su salud permita. Anticípese a trabajar en cierta capacidad, incluso si no será su trabajo actual. Si no tiene un plan de jubilación patrocinado por un empleador, deberá crear su propia estrategia de ahorro.

Las personas viven más tiempo y el costo de la vida continúa aumentando. Así que adopte una mentalidad de trabajo y elija disfrutar cada día que el Señor le dé. Personalmente espero trabajar mientras el Señor pueda usarme.

Evite los planes de hacerse rico rápidamente. En su lugar, busque consejos sabios, establezca metas a largo plazo y ore por el discernimiento.

Proverbios 23:4-5 advierte: “No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.

Esperanza

Romanos 5 ofrece un proceso que lo llevará a restablecer la esperanza a medida que comience el viaje por delante. Dice que cuando sufrimos eso nos llevará a aprender a perseverar; cuando aprendamos a perseverar, desarrollaremos el carácter; y cuando tengamos un carácter fuerte, podremos vivir con esperanza en medio de nuestros desafíos.

Ejercite el dominio propio. Tenga un corazón fiel y manos disciplinadas. Siga avanzando. Día a día verá la esperanza volver. La esperanza no le decepcionará porque el amor de Dios se verterá en su corazón.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley