4 Razones Por Las Cuales La Mayordomía Piadosa Es Importante

Mucha gente no entiende lo que verdaderamente significa ser un mayordomo. No es solo salir de la deuda y mantenerse dentro de un presupuesto. Es mucho más que solo escribir un cheque de diezmo cada mes.

Vivir como mayordomo significa entregar sus finanzas a Dios y reconocerse a sí mismo como administrador, no propietario, de todo lo que tiene. Es parte de nuestra identidad, no solo de nuestro comportamiento.

Quiero compartir con ustedes algunos de los principios bíblicos de mayordomía y cuatro razones por las cuales ser el mayordomo de Dios es muy importante, todo tomado de Mateo 25:14-30 – La parábola de los talentos.

Resumen Breve

Si no está familiarizado con la Parábola de los talentos, le animo a leerla. La historia es de tres personas que trabajan para el mismo jefe.

El jefe se va de viaje pero confía diferentes cantidades de oro a cada uno de los tres hombres antes de partir. Él distribuye el oro según la capacidad de cada hombre. El primer hombre recibe cinco bolsas de oro, la segundo, dos bolsas y el tercero, una bolsa.

Cuando el jefe se fue, el primero y el segundo hombre invierten su oro, multiplicando la cantidad que se les dio para beneficiar a su jefe. El tercer hombre, sin embargo, va y entierra su oro. Cuando el jefe regresa, los primeros dos hombres devuelven el doble de la cantidad de oro que recibieron. El tercer hombre devuelve exactamente lo que le dieron.

Como puede adivinar, el jefe está satisfecho con el trabajo y la fidelidad de los primeros dos hombres: son recompensados. El tercer hombre es llamado malvado, perezoso e inútil. Pierde su trabajo, fue castigado y expulsado de la presencia del jefe.

  1. La mayordomía es la responsabilidad del hombre de administrar la propiedad de Dios.

En la Parábola de los Talentos, el dinero que se le confió a cada persona no era el suyo. El dinero les fue entregado por una cierta cantidad de tiempo y se les responsabilizó por su gestión.

Es un ejemplo perfecto de cómo Dios nos confía dinero durante nuestro tiempo aquí en la tierra. Seremos responsables de cómo lo hemos manejado, ya sea que tengamos mucho o poco. No somos los dueños de lo que tenemos. Todos somos administradores temporales. Seremos fieles o infieles dependiendo de cómo lo gestionemos.

   2. La mayordomía impacta nuestro destino eterno.

La mayordomía no es ordenar sus finanzas de manera que pueda usar lo que quiera. Es ordenar su vida de tal manera que Dios pueda usarle como Él quiera.

Piense en esto: en unos pocos años, todo lo que tenga será desechado o pertenecerá a otra persona. Todo. Su casa, su auto, toda su ropa, todos sus libros, sus posesiones más preciadas.

Entonces, en lugar de preocuparse por las distracciones materiales de este mundo, enfoque su tiempo y su dinero en la eternidad. En la parábola de los talentos, la fidelidad se midió cuando el jefe regresó y fueron recompensados ​​o castigados en función a su gestión. Lo mismo será cierto de nosotros cuando ingresemos al cielo.

Solo pasarás unos años aquí en la tierra, pero una eternidad en el cielo. Todo lo que tenemos aquí nos lo ha dado Dios y la forma en que lo gestionamos no importa solo ahora, sino en el cielo.

 3. La mayordomía significa que no hemos consumido todo en nosotros mismos, sino que hemos preservado algo para otros.

Aquellos que multiplicaron lo que se les dio fueron encomiados por su buen trabajo. Hubo recursos disponibles para ayudar y bendecir a otros.

Primera de Timoteo 5:8 dice: “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.”

Al hacer planes a corto y largo plazo, piense en las necesidades futuras de su familia. Ahorre para la jubilación, la educación y planifique su legado. Aprenda a ser más y más generoso y menos egoísta.

  4. ¡El Cielo implicará más responsabilidad de mayordomía!

El cielo no es una fiesta celestial o pescar al borde de una nube. Es servir al Creador, Dueño y Maestro del Universo. ¡Los mayordomos que son fieles en la Tierra serán recompensados ​​con estar a cargo de las ciudades en el Cielo! Seguiremos trabajando y sirviendo como mayordomos del Verdadero Dueño-Dios Todopoderoso.

Si desea profundizar en lo que significa la mayordomía, inscríbase en el Estudio de Finanzas Personales MoneyLife en línea. Tendrá acceso a 10 lecciones de vida, que cubren lo que dice la Biblia sobre todos los aspectos de sus finanzas. ¡Puede comenzar hoy mismo!