¿Tiene usted 1,000$ en una cuenta de ahorros a la que puede acceder en este momento?

La mayoría de los estadounidenses (70%) no. De hecho, 6 de cada 10 estadounidenses ni siquiera podrían acceder a 500$ en caso de emergencia. Y el 34% de los estadounidenses dijeron que no tenían ningún ahorro… en absoluto.

La falta de ahorros es la razón número 1 por la que las personas acumulan deudas, porque cuando no tienes dinero para pagar algo, comienzas a confiar en las tarjetas de crédito.

Pero como seguidores de Cristo, estamos llamados a vivir de manera diferente. Dios quiere que seamos ahorradores: quiere que tengamos recursos adicionales para que cuidemos a nuestras familias, le sirvamos a Él (con nuestro dinero y tiempo) y para verle como el único proveedor de nuestras necesidades- no acreedores, o familia y amigos.

Proverbios 6:6-8 nos anima a aprender hábitos de ahorro de la hormiga humilde: “Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.”

¡Así que anímese! Si no tiene un hábito de ahorro, hoy es el día para cambiar eso.

Paso 1: Abra Una Cuenta De Ahorros En Su Banco (si aún no tiene una).

Querrá que este dinero esté disponible para usted inmediatamente sin penalización ni costo por los retiros. Algunos bancos requieren una cierta cantidad para depositar al abrir la cuenta. Intente tener su cuenta de ahorros en el mismo banco que su cuenta de cheques para que pueda transferir dinero fácilmente a sus ahorros.

Paso 2: Comience A Ahorrar Una Parte De Su Ingreso Bruto.

Un cantidad entre el 1-10% de su ingreso total (antes de que se resten los impuestos) debe ir directamente a una cuenta de ahorros. Puede optar por usar deducciones automáticas tomadas de su cheque de pago. Una vez que haya alcanzado su primer objetivo de 1,000$, continúe ahorrando de sus ingresos mientras trabaja hacia su próximo objetivo.

Paso 3: Sea Creativo.

Aquí hay más ideas geniales para ayudarle a construir su cuenta de ahorros de emergencia o impulsar un nidal de ahorros existente:

Aumente sus ingresos: obviamente, si está ganando más dinero, ¡también puede ahorrar más dinero! Intente agregar algunas horas extras durante un período, busque trabajos ocasionales en línea, use aplicaciones para ganar dinero, considere obtener su licencia de conducir para conducir autobuses escolares, trabaje horas extras para agencias de envíos domésticos, o conviértase en un conductor de taxi como Uber. Decida lo que decida, investigue y ore por discernimiento.

Corte cable/Netflix: esos 10$ a 150$ extras por mes podrían ser una manera rápida de hacer crecer sus ahorros. Lea, trabaje más o pase más tiempo al aire libre en su lugar.

Baje el plan de teléfono: probablemente no sea una opción si firmó un contrato con su proveedor de servicio, pero debería considerar obtener un plan de teléfono más básico si es posible.

Ajuste el termostato: esto le puede ahorrar dólares y centavos por aquí y por allá, lo que puede sumar ahorros importantes.

Solo use efectivo: se ha demostrado una y otra vez que usar efectivo para pagar cosas le ayudará a gastar menos. Trate de usar efectivo solo para hacer mercado, comer afuera y comprar.

Ahorre cada 5$: una vez que esté en su presupuesto total en efectivo, guarde cada billete de 5$ que toque. ¡Una mujer hizo esto por 12 años y ahorró 36,000$!

Automatice: aparte de automatizar los ahorros de su sueldo, revise las aplicaciones que lo ayudan a ahorrar el cambio adicional. Pregúntele a su banco si tienen una opción para redondear cada compra que realice para ahorrar la diferencia (usted ahorraría 35 centavos en una compra que le costó 10.65$). Así como dice Proverbios: “el trabajo lento constante trae prosperidad“.

Venda lo que no necesita: haga una gran venta de garaje o adquiera el hábito de donar. ¡Su basura puede ser el tesoro de otra persona!

 

Lleve su propio café: no tengo que decirle cuánto le costará cada año una bebida de 5$ en Starbucks (está bien, lo haré… es 1,825$). Hágalo en casa o no lo beba.

Planifique sus comidas y haga una lista de compras: la planificación de comidas es una gran manera de ahorrar dinero. Planee comidas económicas que puede preparar temprano en la semana y comer para el almuerzo al día siguiente. Haga una lista cada vez que vaya al supermercado y nunca compre con hambre.

Prepare su almuerzo: incluso más costoso que el café de Starbucks diario es el almuerzo ejecutivo diario. Haga su propio almuerzo de lunes a viernes y ahorre cerca de 2,400$ al año.

Omita la membresía del gimnasio: trate de correr o caminar (especialmente durante el verano) para evitar la costosa membresía del gimnasio.

Ahorre cada bono y cheque adicional de ingresos.

Descargue el Mapa Financiero: esta es una guía gratuita para vivir en libertad financiera. Tiene objetivos paso a paso para ayudarle a mantenerse bien encaminado y alentarle. De hecho, ¡el primer paso es ahorrar 1,000$! Puede descargarlo gratis aquí.

Esperamos que estos consejos le ayuden a medida que avance hacia la libertad financiera mediante el ahorro. ¿Cuáles son sus consejos de ahorro favoritos? ¡Comparte con nosotros en Facebook!