La gente en todo el mundo desea ahorrar dinero para una variedad de cosas como un carro, universidad, boda, casa, vacaciones, adopción, o para pagar la deuda.

Marie Franklin decidió tomar en serio el ahorro. Tomando la teoría de pagarse a sí misma en primer lugar, ahorró cada billete de $5 que encontró. Y, durante un período de 12 años, ahorró $36,000… todo en billetes de $5.

En un artículo de time.com dice: “La razón principal por la que la mayoría de la gente no ahorra es que no tienen un plan de ahorros”. Ella teorizó que al gastar dinero en efectivo podría recaudar cada billete de 5 dólares que nunca vería si utiliza una tarjeta de débito o de crédito.

Lo único acerca de esto es que ella comenzó a ahorrar mientras ella y su esposo estaban financieramente atados con dos hijas que asisten a colegios privados. Una vez que vio que las facturas empezaron a acumularse, se motivó tanto que su método de ahorro se convirtió en un juego, un hábito de ver lo rápido que podía hacer crecer su dinero.

La mayoría de las personas asumen que sólo pueden ahorrar cuando hay un exceso de fondos. Pero, muy a menudo, hay exceso, solo que es malgastado por el uso de tarjetas de crédito. Lo que queremos excede lo que realmente necesitamos. Y, ese el problema.

Debemos aprender a querer vivir en la economía de Dios, no en el mundo. Debemos rechazar lo que el mundo dice que necesitamos. Vivir de esa manera es un testimonio para los que nos rodean y un aula para nuestros hijos.

No es una tarea fácil en nuestro mundo de hoy. Pero Filipenses 4:13 dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Ore, por fortaleza en su debilidad y tentaciones.

Y, dése cuenta de que en un año, 365 días, usted podría ahorrar $1,825 en billetes de cinco!