was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: ¿Debería mi diagnóstico impedirme pagar mi hipoteca?

Querido Chuck,

¡Quiero pagar mi hipoteca! Mi asesor financiero dice que no, ya que llevo 1 año de mi viaje hacia la sanidad del cáncer y estoy a punto de ser despedido en junio. Pero tendré 6 meses de ahorro en mi fondo de emergencia incluso después de pagar mi hipoteca. ¿Debería librarme de deudas o retrasarme?

“Titular de Hipoteca Nervioso”

 

Estimado “Nervioso”,

¡Alabado sea Dios, un año de cáncer está detrás de usted! Eso sin duda debe haber afectado sus prioridades.

Puedo entender su deseo de pagar esa hipoteca, ¡especialmente antes de ser despedido! ¡Es admirable que haya ahorrado lo suficiente para pagar su hipoteca y tenga un fondo de emergencia con 6 meses de gastos de subsistencia! Su fidelidad le servirá bien a medida que navegue estas circunstancias difíciles.

Para su situación, consideraría cuánto tiempo cree conservadoramente que estará desempleado y qué seguro y gastos médicos tendrá. Necesitará un fondo de emergencia más grande si es probable que el desempleo sea por un período prolongado.

Necesita que su fondo de emergencia incluya suficiente dinero para cubrir verdaderas emergencias (incluida la pérdida de ingresos). Esto significa que, incluso con el pago de la hipoteca, necesita suficiente dinero para cubrir los impuestos a la propiedad, seguros, servicios públicos y reparaciones de emergencia en el hogar. Además, los alimentos, el transporte, el seguro, las facturas médicas y los gastos personales deben cubrirse también.

Sin conocer los detalles, le sugiero que ahorre 18 meses de fondos para cuando finalice su empleo para cubrir sus gastos y cualquier gasto inesperado por problemas de salud.

Suponiendo que tiene una tasa de interés baja en su hipoteca, le recomendaría que continúe con sus pagos mensuales y que intente construir ese fondo de emergencia. Al continuar haciendo los pagos de la hipoteca, en lugar de pagar la casa en este momento, tendrá un cojín para llevarlo hasta que obtenga su próximo empleo. Este margen lo ayudará a evitar el estrés adicional. Una vez que comience un nuevo trabajo, puede pagar la hipoteca mientras siga ahorrando.

Le recomendamos leer sobre las opciones de refinanciación o refundición de hipotecas. Al considerar pagar una hipoteca, siempre recomiendo:

Si entiendo su escenario correctamente, puede lograr estos objetivos de ahorro, luego pagar una cantidad significativa de su hipoteca y reducir el plazo de pago. Esta puede ser la mejor opción para usted ahora.

Un año en su viaje por el cáncer significa que probablemente pasó por momentos de miedo pero aún es fiel para administrar sus finanzas como un buen mayordomo. ¡Bien hecho!

A menudo caemos en la trampa de tomar decisiones financieras motivadas por el miedo en lugar de confiar en Dios. Pero leemos en Hebreos 11:1,  “Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve“. Dios sabía que debíamos tener algunas necesidades para desarrollar la fe en Él. Es necesario que veamos nuestras necesidades futuras como oportunidades para ejercitar y desarrollar nuestra fe.

Gracias por recordarnos a todos a poner nuestra fe en Dios, ya sea con nuestras finanzas, nuestra salud o nuestro futuro.

Además, gracias por escribir y háganos saber cómo sigue.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley