was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: 6 lecciones sobre finanzas de Proverbios 31

Querido Chuck,

Al leer Proverbios 31, me sorprendió el número de lecciones financieras en el pasaje. ¿Qué sabiduría puedes arrojar sobre los principios financieros en ese pasaje y cómo se aplican a nosotros hoy?

Inspirado por Proverbios 31

 

Estimado “Inspirado por Proverbios 31”,

Gracias por sus ideas y preguntas. Siento que solo es apropiado decir que tengo el privilegio de estar casado con una mujer maravillosa a la que a menudo me refiero como una “Mujer de Proverbios 32” … ¡lo que significa que ella ha ido más allá de los ya altos estándares establecidos en Proverbios 31! Aprendí mucho al verla emular estas características.

Es correcto que en Proverbios 31 encontremos a una mujer que es un excelente ejemplo de carácter, planificación y buena administración. Ella trabajó duro, gastó sabiamente, planeó el futuro y dio generosamente. Vamos a dividirlo para responder a su pregunta de cómo su ejemplo virtuoso puede aplicarse a nuestras finanzas hoy.

Confiable

Su esposo confía plenamente en ella y no necesita de ganancias mal habidas. (v. 11)

Hoy en día, puede ser común que las esposas (y los maridos) escondan compras o incluso cuentas bancarias de su cónyuge. Los cónyuges deberían poder confiar el uno en el otro en todas las áreas, incluidas las finanzas. La confianza es fundamental para el matrimonio y más valiosa que el dinero. Establezcan y mantengan la confianza entre ustedes para ser prósperos.

Trabajadora

Anda en busca de lana y de lino, y gustosa trabaja con sus manos. (v13)

Se levanta de madrugada, da de comer a su familia. (v15)

Se complace en la prosperidad de sus negocios, y no se apaga su lámpara en la noche. (v18)

Confecciona ropa de lino y la vende; provee cinturones a los comerciantes. (v24)

Está atenta a la marcha de su hogar, y el pan que come no es fruto del ocio. (v27)

La forma en que usted gana su dinero es tan importante como la forma en que gasta su dinero. Colosenses 3:23-24 dice: Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.

Eso significa que independientemente de cuál sea su trabajo- en el hogar, en la línea de montaje o en una oficina corporativa- trabaje duro. Dios nos creó para trabajar y está destinado a ser una bendición para nosotros. Sin embargo, a muchos cristianos se les roba el sentido de alegría de su trabajo y lo ven solo como un medio para un fin.

Proverbios 31 describe el estándar de una ética de trabajo que deberíamos incorporar. Hay valor monetario y espiritual en el trabajo que usted hace y Dios le ha dado dones específicos y únicos para usar para Su gloria. Encontrará satisfacción cuando su trabajo y talentos se crucen… ya sea que el trabajo sea en el hogar o fuera del hogar.

Comprador e Inversor Sabio

Es como los barcos mercantes, que traen de muy lejos su alimento. (v14)

Calcula el valor de un campo y lo compra; con sus ganancias planta un viñedo. (v16)

¡La caza de gangas ha existido desde los tiempos bíblicos! La mujer de Proverbios 31 buscó el mejor trato y fue paciente antes de hacer alguna inversión.

¡Deberíamos continuar haciendo lo mismo! Antes de comprar un artículo, determine si es necesario o no. Luego ore por la decisión, verifique que se ajuste a su presupuesto y pregunte si honraría al Señor. Planear con anticipación y resistir el impulso de hacer compras impulsivas es de vital importancia para administrar bien sus finanzas.

Generosa

Tiende la mano al pobre, y con ella sostiene al necesitado. (v20)

Tan ocupada como es la mujer de Proverbios 31, no pierde una oportunidad de generosidad y servicio a los demás. Siempre debemos estar atentos a quienes necesitan ayuda. La generosidad es como un músculo: si no lo usas, comienza a atrofiarse. Pero cuanto más lo use, más fuerte se vuelve y más capaz de sostenerse.

Si la generosidad no es parte de su vida habitual en este momento, dé los primeros pasos simplemente dando algo. No tiene que ser mucho, pero hágalo un hábito. Luego continúe creciendo en su generosidad.

Se Planifica

Si nieva, no tiene que preocuparse de su familia, pues todos están bien abrigados. Las colchas las cose ella misma, y se viste de púrpura y lino fino. (v21-22)

Del mismo modo que no podemos construir una casa sin planos, no podemos tener una estructura financiera sólida sin planes. Un mayordomo bueno y fiel es aquel que puede vivir con un presupuesto, un plan financiero a corto plazo. Y cuando miramos hacia el futuro para tomar nota de las eventuales necesidades y encontrar formas de satisfacerlas, tenemos un plan a largo plazo.

Todos debemos estar preparados para lo inesperado, especialmente las sorpresas financieras. No se trata de  “si” surgirán gastos inesperados, sino de “cuándo”. ¡Cuente con que sucedan y prepárese para cuando lo hagan!

Comience con al menos 1,000$ en una cuenta de ahorros de emergencia que no puede tocar. Luego trabaje para ahorrar hasta 12 meses de gastos de subsistencia. Tomará tiempo alcanzar esa meta, ¡así que sea paciente!

También debe crear un plan de jubilación si aún no tiene uno. La mayoría de los estadounidenses no ahorran lo suficiente como para jubilarse; ¡planifique ahora para que pueda ser generoso y libre de estrés más adelante!

La palabra de Dios nos aconseja planear por razones más allá de crear una cuenta de ahorro o evitar la indulgencia. La planificación requiere tiempo y disciplina, pero es un ingrediente necesario para la mayordomía inteligente. Planificamos nuestras listas de compras, nuestras vacaciones y los programas deportivos de nuestros hijos… así que, ¿por qué no nuestras finanzas también?

Cuando planificamos el futuro, tenemos menos estrés y más margen en nuestras vidas. El margen y la libertad que ganamos nos permiten avanzar en la obra de Dios aquí en la tierra.

Sabia

Cuando habla, lo hace con sabiduría; cuando instruye, lo hace con amor. (v26)

Una nueva encuesta de Varo Money descubrió que cuando se trata de obtener asesoramiento financiero, los estadounidenses recurrirán a su madre (23%) en lugar de un asesor financiero profesional (13%) o su padre (19%).

Una de las características de una mujer de Proverbios 31 es que puede dar consejos sólidos y bíblicos e instrucción sabia. Esto se aplica no solo a las mujeres o madres, sino a todos nosotros. Romanos 12:2 dice: No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Resistir la tentación de ajustarse a la forma en que el mundo gasta, habla y actúa lo ayudará a crecer como mayordomo y a discernir cuál es la voluntad de Dios.

Hay muchas más características piadosas que aprender de la mujer de Proverbios 31. Pero muchos de ellos se aplican a nuestras finanzas ya que el dinero es una parte integral de la vida de cada persona. Aprendamos de la mujer de Proverbios 31 a crecer en fortaleza y dignidad, planificar y trabajar duro, y estar preparados para que nosotros también podamos reírnos por el porvenir.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley