El Estado Financiero de los Milenarios

La generación milenaria (nacida entre 1980 y 2000) es la generación más grande de la historia, y tal vez también la más radicalmente diferente de las anteriores. Nacidos en un mundo tecnológicamente transformador, estos 92 millones de personas (sólo en Estados Unidos) parecen haber desafiado casi todas las normas sociales, religiosas y profesionales. Entonces, ¿cómo son sus finanzas realmente?

Leí un post en LinkedIn.com recientemente que informó sobre los millennials y sus finanzas describiéndoles como “una generación de alquiler, endeudamiento estudiantil, y cero ahorros“.

Se caracterizan por tener menos dinero para gastar debido al costo de los bienes y servicios. El millonario y Milenario australiano, Tim Gurner, ha recibido críticas y comentarios negativos por sugerir que los Milenarios podrían adquirir casas si dejaran de comprar tostadas de aguacate y lattes. Esencialmente, él estaba sugiriendo que los hábitos de gasto de su generación están dificultando sus capacidades de inversión.

Rudo, pero no del todo mal.

Las estadísticas revelan que casi el 75% de los Milenarios, entre las edades de 18 y 24, tienen menos de $1,000 en su cuenta de ahorros. Aquellos entre 25 y 34 no están mucho mejor. Colectivamente, deben más de $1 trillón y aceptan la ayuda financiera de los padres incluso después de mudarse por su propia cuenta. Muchos están estresados.

Sus tres principales categorías de gasto incluyen gastos de vida, deuda de tarjetas de crédito y pagos de préstamos estudiantiles. Muchos alquilan su espacio vital y están alquilando automóviles. De hecho, el número de inquilinos se espera que casi se duplique en 2025, mientras que los que tengan 60 años estén pagando sus hipotecas.

Cuando la Universidad George Washington llevó a cabo un estudio de su comportamiento financiero, encontraron que, si bien los milenarios tienen altos niveles de responsabilidad financiera, demuestran bajos niveles de alfabetización financiera.

Pero la esperanza no se pierde en esta generación masiva. Son algunos de los mejores donantes de nuestro tiempo, y tienen una mentalidad más esperanzada que la mayoría de sus contrapartes más viejas. Y al igual que todas las otras generaciones, estos jóvenes adultos necesitan ser enseñados el principio bíblico de la mayordomía. Para muchos, tendrá que empezar con salir de la deuda. Un consejero de crédito de buena reputación es el mejor lugar para comenzar si se enfrenta a una acumulación de deuda de tarjeta de crédito. Crown recomienda Consejeros Cristianos de Crédito, una organización sin fines de lucro con una sólida reputación. Han ayudado a miles de personas a salir de la deuda de tarjetas de crédito.

El Estudio de Finanzas Personales MoneyLife en línea de Crown es el siguiente paso a seguir. Es un curso de 7 semanas que le ayudará a entender realmente lo que la Biblia dice sobre el dinero y lo que realmente es vivir como un mayordomo. No importa la edad que tenga, el estudio será una bendición para usted.