was successfully added to your cart.

Cart

3 Maneras Que Las Redes Sociales Están Destruyendo Su Presupuesto

INFLUENCIA DE PLATAFORMAS DE REDES SOCIALES

Redes sociales. ¿Las amamos? ¿Las odiamos? ¿Odiamos que las amamos?

Ya sea que esté siguiendo, twitteando, fijando, programando o compartiendo, nuestro mundo ha cambiado drásticamente debido a estas plataformas sociales, y tienen un gran impacto en su vida y en sus finanzas.

Todas estas plataformas sociales son empresas y su propósito es ganar dinero. Por lo tanto, favorecen a las empresas que utilizan sus plataformas sociales para vender productos o servicios. Eso significa que cada vez que revisa Facebook o fije sus recetas favoritas, esas plataformas están aprendiendo lo que le interesa para que puedan ayudar a otros negocios a vender mejor.

Y esos otros negocios están gastando más de $ 31 mil millones para anunciar sus productos y servicios a usted en las redes sociales. El tiempo que pasa revisando sus redes sociales es como oro para los vendedores y las empresas de todo el mundo.    

Por supuesto, hay muchos beneficios para las redes sociales, y ha abierto puertas increíbles que de otro modo hubiesen permanecido cerradas. Pero necesitamos guardar nuestros corazones, y presupuestos, de los peligros de todo ello.

 

TENER LO QUE TIENE OTRO

Uno de los mayores peligros de las redes sociales es el efecto que puede tener sobre nuestras actitudes y creencias sobre el dinero. Es fácil quedarse atascado en la trampa de la comparación cuando está revisando constantemente Facebook y desplazándose a través de su feed de Instagram.

Comparamos nuestro día-a-día normal con el resto de lo-mejor-de-lo-mejor del mundo: nuestro carrete de equivocaciones versus la película nominada al Oscar de todos los demás. Querer tener lo que tiene otro es una constante guerra diaria que estamos librando contra nosotros mismos.

Cada vez que la punzada de los celos brota en ti, puede rápidamente convertirse en amargura y una mala decisión financiera.

No se necesita mucho para adivinar lo devastador que puede ser su presupuesto. Es difícil ver la tensión financiera y las cuentas bancarias sobregiradas a través de los filtros felices de Snapchat. Las peleas intensas entre cónyuges se esconden fácilmente debajo de etiquetas perfectas en Instagram y casas perfectamente decoradas.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Cuando se permites caer en la trampa de la comparación, no sólo pierde la perspectiva correcta de su propia vida, circunstancias y recursos, sino que manchas su perspectiva acerca de aquellos a los que se está comparando.

Es más difícil invitar a sus vecinos a la iglesia si constantemente piensa (y habla) negativamente sobre ellos.

Hay un dicho que dice, “la amargura es como beber veneno, esperando que la otra persona muera”.

Guarde su corazón y finanzas del pecado de la amargura y recuerde que como cristianos, estamos llamados a ser diferentes al resto del mundo.

Proverbios 30:7-9 dice,

“Solo dos cosas te pido, Señor;
no me las niegues antes de que muera:
Aleja de mí la falsedad y la mentira;
no me des pobreza ni riquezas,
sino solo el pan de cada día.
Porque teniendo mucho, podría desconocerte
y decir: “¿Y quién es el Señor?”
Y teniendo poco, podría llegar a robar
y deshonrar así el nombre de mi Dios.

¿Lo captó? “No me des ni pobreza ni riquezas, sino dame sólo mi pan de cada día.” David sabía el valor de tener que confiar en la provisión de Dios cuando escribió este Salmo.

Si la gratitud hacia Dios le consume debido a Su provisión diaria para con sus necesidades, entonces no hay espacio en su vida para compararse con los demás. Tampoco hay espacio en su presupuesto para tratar de gastar más que ellos.

Como suele decir mi madre, “Sal de tu cabeza…es un mal vecindario.”  

 

“ES LO QUE TODOS HACEN”

¿Sabe cómo a veces su mayor fortaleza es también su mayor debilidad?

La capacidad de las redes sociales para conectarnos con el resto del mundo es grande y terrible. Por un lado, Pinterest nos ofrece un sinfín de ideas sobre cómo ahorrar dinero, reducir costos y hacer presupuestos saludables. Pero, por otro lado, ¿cómo puedes estar satisfecho mientras estás mirando una corriente interminable de maneras de mejorar tu cocina, ropa, entrenamientos, hogares, jardines, fiestas, bodas, vacaciones y relaciones?

El gasto en exceso se ha convertido en la norma. Es lo que vemos todos los días y hemos perdido la capacidad de reconocerlo como frivolidad… y pecado.

 

LO QUE DICE LA BIBLIA

Pero una vez más, esta es una gran oportunidad para que los creyentes se vean, actúen y gasten de manera diferente que el resto del mundo. Es una oportunidad para practicar el contentamiento.

Pablo explica en Filipenses 4: “No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Si quiere vivir una vida de contentamiento, tendrá que depender de la fuerza de Dios.

Recuerde que no podemos llevar las cosas de esta tierra al cielo con nosotros. Pero la forma en que vive va a determinar si escuchará o no, “bien hecho, buen y fiel servidor”.

 

POTENCIAL DE GANANCIA DISMINUIDA

Evidentemente, las redes sociales han influido más en los Millennials: son 3 veces más propensos a referirse a las redes sociales para sus decisiones de compra. Pero otras generaciones están lejos de ser inmunes. De acuerdo con Redes Sociales Hoy,

“… la persona promedio pasará casi dos horas (aproximadamente 116 minutos) en las redes sociales todos los días, lo que se traduce en un total de 5 años y 4 meses durante toda una vida”.

¡Imagine el potencial de ingresos que está perdiendo con esos 5 años! Usted podría hacer un Magister en vez de revisar Facebook. Usted podría ganar experiencia valiosa en su campo saltando Snapchat. Usted podría fijar, trabajar en pos de, y alcanzar sus propias metas de 5 años en la misma cantidad de tiempo que pasa en YouTube.

 

LO QUE DICE LA BIBLIA

Piense en cómo le gustaría a Dios que utilice su tiempo. Trabaje para refinar y cultivar los talentos que Él le ha dado para promover Su reino.

Las redes sociales pueden ser una manera de encontrar una conexión para lograr eso, pero tenga cuidado y protéjase contra el tiempo perdido.

Proverbios 14:23 dice,

“Todo el trabajo duro trae un beneficio,

Pero la mera conversación sólo lleva a la pobreza “.

Trabaje duro para ahorrar, mantener un presupuesto y vivir como un mayordomo fiel para honrar a Dios. Si utiliza las redes sociales, tenga cuidado de proteger su corazón y mente contra ello. Ore por sabiduría sobre cómo usarla para promover el Reino de Dios.

El Mapa Financiero de Crown le puede ayudar a mantenerse enfocado en sus metas financieras. Es una guía simple con pasos sencillos para mantenerle en el camino correcto y alineado a los principios bíblicos.

Arielle Vogel

About Arielle Vogel