was successfully added to your cart.

Cart

¿Qué dice la Biblia sobre Invertir y Apostar?

¿Te has preguntado alguna vez cuál es la diferencia entre invertir y apostar? La Biblia dice que el juego está mal pero, ¿qué hace que invertir sea bueno?

¿Qué dice la Biblia acerca de invertir de todos modos?

LA DIFERENCIA

La diferencia entre estos dos es amplia, pero puede ser confusa, especialmente para aquellos que no participan regularmente en ninguno de los dos, porque existe un riesgo en ambos.

En el fondo, el juego se basa en el azar. Y todos deben perder para ganar. Pero la inversión se basa en el conocimiento y todos tienen la oportunidad de ganar.

Ambos implican riesgo, pero solo la inversión permite la igualdad de oportunidades para que todos se beneficien. Por ejemplo, si compra acciones en una empresa que fabrica un buen producto, los clientes que compran los productos ganan si el producto es beneficioso para ellos, la empresa que vende los productos gana a medida que aumenta su rentabilidad, y usted como dueño de la compañía gana a medida que aumenta el valor de la empresa. El riesgo que asume se basa en el rendimiento de la empresa y puede utilizar el conocimiento previo para disminuir el riesgo.

Invertir también brinda la oportunidad de contribuir a un bien mayor, una empresa que puede beneficiar a muchos, mientras que los juegos de azar son un pasatiempo que no contribuye en nada. El juego no crea una empresa en crecimiento que pueda proporcionar valor; consume recursos en un momento en el tiempo y con demasiada frecuencia atrapa los corazones de hombres y mujeres en una adicción que les roba sus recursos.

El juego también depende de algo en lo que no creo… “suerte”. Nunca me escucharás decir “buena suerte”.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Como cristianos, dependemos de las bendiciones de Dios y recibimos instrucciones de estudiar, trabajar y buscar la sabiduría para lograr las metas que tenemos.

Proverbios 24:3-4 lo expresa así: “Con sabiduría se edifica una casa, y mediante el entendimiento se establece; a través del conocimiento, sus habitaciones están llenas de tesoros raros y hermosos“.

La casualidad aleatoria no es la fuente de una vida bien vivida, sino la sabiduría, el conocimiento y el trabajo duro que resultan de confiar en Dios y Sus principios.

Nuestro objetivo debe ser buscar la comprensión del mundo que nos rodea y tomar decisiones cada vez más informadas que beneficien a una familia, un negocio y una comunidad. Los inversores exitosos aprenden sobre los mercados en los que participan, tomando decisiones informadas. Con el tiempo, la recompensa que proviene de esos esfuerzos se convierte en una bendición para muchos.

Los esfuerzos frenéticos para obtener dinero, apostando entre sí, generalmente no rinden frutos; la ansiedad y el estrés pueden ser una señal de que algo anda mal.

“No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas. ¿Acaso has podido verlas? ¡No existen! Es como si les salieran alas, pues se van volando como las águilas.”(Proverbios 23:4-5).

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando se invierte es nunca invertir más de lo que puede permitirse perder, porque existe el riesgo en este mundo, y solo debe usar los recursos después de presupuestar todas sus otras necesidades y gastos.

1 Timoteo 6:9-10 señala: “Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.”

Esta es una advertencia clara para no depositar nuestra confianza en el dinero, incluso el dinero obtenido mediante la inversión, o nos llevará a nuestra caída.

El problema no es el dinero en sí mismo. Es el AMOR al dinero que atrapa a muchos, distrayéndolos de los planes de Dios para sus vidas. A menudo perdemos de vista los motivos de nuestras propias acciones, incluso como cristianos, y necesitamos dar un paso atrás y reflexionar sobre lo que hay en nuestros corazones. Pruebe esta evaluación gratuita para arrojar luz sobre cómo sus creencias se alinean con su comportamiento y ayudarle a evaluar sus propios motivos.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley