was successfully added to your cart.

Cart

Cómo Seguir Adelante Tras Un Fracaso

¿Alguna vez se ha sentido fracasado? La mayoría de nosotros hemos experimentado esa sensación enfermiza cuando se da cuenta de que ha fallado, ha cometido un gran error o ha ido demasiado lejos. No es de extrañar que el temor al fracaso nos afecte a muchos de nosotros.

El fracaso puede ser una píldora extremadamente difícil de tragar. Si bien se puede ver como una experiencia de aprendizaje, podemos sentirnos tan afectados por el miedo al fracaso que nos impide hacer cosas que potencialmente podrían tener resultados positivos. A veces nos obsesionamos tanto en pensar en nuestros errores que perdemos la perspectiva de nuestros éxitos pasados y nuestro posible éxito futuro.

Pero, Dios no está sorprendido por nuestros errores. De hecho, 2 Corintios 12 nos dice que en nuestras debilidades y desorden, Él se hizo aún más grande. Así que no se rinda.

Superando el Fracaso

Entonces, ¿qué hacer para superar el fracaso?

El arrepentimiento es parte de aprender de sus errores. Acérquese humildemente a Dios para confesar sus fallas y entregarle su futuro. Él es lento para enojarse y abunda en amor: Dios siempre puede redimir sus errores para Su propósito. Piensa en el Rey David; cometió pecados graves, pero los Salmos se llenan con su alabanza al Señor y arrepentimiento sincero. Si tiene esta actitud, ¡en primer lugar, podrá evitar la confusión! El Salmo 37:5 nos dice: “Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará.

Dejar que ciertos fracasos consuman sus pensamientos puede impedirle seguir adelante y estar disponible para futuros éxitos. Como humanos, somos propensos a proteger nuestro orgullo, y el fracaso algo que puede dañar esto. Debemos adoptar una actitud de humildad y admitir que no siempre vamos a tener la razón. Una vez que nos demos cuenta de esto y aceptemos el hecho de que la vida siempre estará llena de éxitos y fracasos, puede ser un poco más fácil superar el miedo al fracaso y, en última instancia, continuar con la vida.

Si está estableciendo metas a corto o largo plazo, ore por ello y entrégueselo al Señor. Proverbios 16:9 dice: “Podemos hacer nuestros planes, pero el Señor determina nuestros pasos.

No importa cuál sea su fracaso, nunca es tan malo que Dios no pueda redimirlo.

Pídale que le revele lo que Él quiere que haga. Confíe en Sus promesas y resista el impulso de compararse con los demás.

Permanezca en Él y Él le dará los deseos de su corazón. Como Juan 15 nos dice, si permanecemos en Él, nuestros deseos se alinearán con los de Dios. Y cuando siga el plan de Dios, será exitoso.

El estudio en línea de Finanzas Personales MoneyLife de Crown le ayuda a conectarse con lo que dice la Palabra de Dios sobre sus finanzas, carrera y vida. Este estudio de 7 semanas es una excelente manera de profundizar en su relación con Dios a medida que transforma sus finanzas.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley