Cómo Convertirse En Un Aprendiz De Por Vida

Recientemente, hablé sobre la importancia del aprendizaje continuo y la autoeducación. No solo beneficia su carrera, aumenta su confianza, ejercita su mente, hace crecer sus conexiones, disminuye el estrés, mejora las relaciones familiares y lo acerca más a Dios.

Ahora que conoce los beneficios del aprendizaje continuo, la pregunta es: ¿cómo se crea el hábito de la autoeducación?

Convierta La Intención En Acción

Muchas personas argumentan que simplemente no tienen el tiempo. Tienen trabajos a tiempo completo y trabajan largas horas, tienen hijos en casa, están comprometidos en exceso con proyectos voluntarios, compromisos profesionales y grupos sociales. Entiendo que cada una de estas responsabilidades hace que el aprendizaje continuo sea un desafío. Pero ninguna es una excusa válida para no hacer que la autoeducación sea una parte regular de su vida.

El aprendizaje continuo es el único diferenciador que tenemos en un mercado laboral en constante cambio. Aprender es lo que me permitirá cuidar a mi familia hoy, mañana y por el resto de sus vidas. Cada vez que me siento a leer un libro o completar una lección en un MOOC (cursos en línea masivos), lo veo como dinero en el banco. Cuanto más me prepare para las oportunidades que puedan presentarse en el futuro, más segura estará mi familia.

Integre El Aprendizaje En Sus Hábitos Diarios

Pero déjame ser claro. El aprendizaje continuo debe ser un hábito sostenible para que disfrute de sus beneficios. Lanzarse a un curso en línea durante dos días y luego abandonarlo porque no pudo mantener ese ritmo vertiginoso no es razonable, y obtendrá poco valor de ese enfoque. En cambio, debe integrar el aprendizaje en sus hábitos diarios. Aquí hay algunas maneras que funcionan para mí:

1. Aprenda como parte de su rutina matutina.

No hay nada como comenzar su día con una dosis de conocimiento, por eso utilizo mi rutina matutina para ponerme al día con los eventos actuales. Me gusta salir y buscar The Wall Street Journal, tomar una taza de café y luego leer las noticias después de mis oraciones y mis devocionales matutinos.

2. Aprenda durante su viaje diario.

Si pasa mucho tiempo en su carro, los podcasts y los audiolibros se convertirán en sus mejores amigos. Descargue una aplicación de podcast o compre una cuenta de Audible, y no verá el fin de fascinante contenido para consumir en su viaje diario. Pida recomendaciones a sus colegas de grandes libros de negocios o podcasts si no está seguro de dónde comenzar.

3. Aprenda antes de ir a dormir.

Muchas personas luchan por quedarse dormidas por la noche, lo que hace que ese sea el momento perfecto para leer algo. Coloque su teléfono inteligente a un lado y mantenga un libro físico junto a su cama. No solo la falta de luz azul de la pantalla ayudará a que su cuerpo se tranquilice, sino que también absorberá la información sin distraerse con 30 notificaciones de aplicaciones diferentes.

También hay otras maneras de aprender: invitar a alguien a tomarse un café para que pueda conocer su área de especialización, asistir a talleres y suscribirse a clases presenciales. No hay una forma correcta de estructurar su autoeducación, por lo tanto, descubra qué enfoque funciona para usted e integre eso a su rutina. Si incorpora pequeñas dosis de aprendizaje a lo largo de su día, se encontrará más informado y fortalecido intelectualmente en poco tiempo. Sobre todo, nunca se vuelva complaciente y nunca deje de aprender.

Si no está seguro de dónde empezar, consulte la Fórmula Career Boost de Crown: 14 Habilidades Profesionales Que Los Empleadores Buscan. Eso le ayudará a concentrarse en un área que le interese y mejorar su carrera.