Aproximadamente el 43% de toda la población estadounidense adulta tiene un préstamo de automóvil (eso es aproximadamente 107 millones de personas). Lo que es aún más sorprendente es que 6 millones de esas personas tienen 90 o más días de retraso en el pago de su automóvil.

Básicamente están sacando préstamos para un artículo que no pueden pagar, pero aún no pueden pagar sus préstamos. Esto crea un ciclo de deudas, estrés y esclavitud.

Lamentablemente, después de la Gran Recesión, las hipotecas se hicieron más difíciles de adquirir y los préstamos para automóviles (y tarjetas de crédito) se volvieron más fáciles. Esto significa que se están vendiendo altas tasas de interés, préstamos y deudas con poca preocupación por los efectos a largo plazo en los individuos o la economía. Si se siente abrumado por la deuda de su tarjeta de crédito, comuníquese con Consejeros de Crédito Cristianos. Le ayudarán a comenzar con un análisis gratuito de deuda y lo ayudarán a desarrollar un plan de pago de la deuda.

Entonces, ¿cuál es la forma correcta de comprar un carro? ¿Qué aspecto tiene la mayordomía cuando se trata de un Jetta vs un Jaguar?

Cosas para recordar

Primero, establezcamos el marco para el proceso de compra de automóviles.

  • Un carro se deprecia en valor y debe considerarse a la par con la compra de un electrodoméstico.
    En el momento en que lo saca del lote, pierde valor. Solo necesita algo funcional, confiable y asequible.
  • Un automóvil usado de bajo costo, a veces sin estilo, que lo lleve a donde necesita ir, probablemente sea la opción más sabia.
    Si ahorra dinero comprando un carro sencillo, en lugar de un auto deportivo, luego puede actualizarlo a un auto mejor cuando tenga el dinero suficiente.
  • El costo del carro va más allá de la etiqueta de precio.
    También debe considerar el mantenimiento, la gasolina, las reparaciones, etc. al comprar un carro. Una gran oferta en un Land Rover puede cubrirse con costos astronómicos de reparación en el camino (literalmente). Haga su investigación antes de comprar cualquier carro.
  • Manténgase al día con el mantenimiento de rutina.
    Esto podría ahorrarle miles a largo plazo y ayudar a que su auto dure más tiempo.
  • Use el tipo correcto de gasolina.
    Se gastan 2.1 mil millones de dólares cada año en personas que se llenan con el tipo incorrecto de gasolina. Solo ciertos motores están diseñados para gas premium, así que consulte su manual y guárdelo en la bomba.

Compra vs. arrendamiento

La primera pregunta que debe hacerse cuando se trata de conseguir un automóvil es comprar o alquilar.

Creo que el arrendamiento es una mala idea para la mayoría de la gente, y he aquí por qué:

La mayoría de los anuncios hacen que parezca que puedes tener los autos más bonitos y rápidos por casi nada alquilándolos. Los Millennials favorecen especialmente el arrendamiento sobre la compra por la simple razón de que pueden obtener más carros de los que podrían pagar de otra manera. Pero eso no es del todo cierto.

Cuando alquila un carro, está pagando por la depreciación de un automóvil que no le pertenece y debe devolverlo, en comparación con comprar un carro en el que pague el valor total del carro.

La mayoría de las personas también señalaría pagos mensuales más bajos como otro beneficio del arrendamiento con respecto a la compra. Si bien sus pagos mensuales en un arrendamiento serán más bajos, no es por mucho. El pago promedio mensual de un carro es de 493$. Para un carro arrendado, es 412$.

Antes de arrendar, pregúntese si está tratando de obtener algo que realmente no puede permitirse solo para mantener las apariencias.

Gálatas 6:4 aconseja: “Cada cual examine su propia conducta; y, si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie“.

Le recomendaría que trabaje para ahorrar hasta pagar en efectivo por un carro confiable y conducirlo el mayor tiempo posible. Independientemente de un buen valor de intercambio, no tener un pago de carro es siempre más barato que tener uno.

Nuevo vs. Usado

Ahora que con suerte hice un caso para comprar en lugar de alquilar, es hora de decidir si irá a la agencia de carros usados o nuevos.

Como mencioné antes, en el momento en que usted maneja un carro fuera del concesionario, pierde valor (aproximadamente 11%, de hecho). Pierde casi el 25% del valor del carro en el primer año que lo posee. Por lo tanto, prefiero comprar un carro mientras todavía esté en buenas condiciones, pero que no pierda mucho valor, entre los 2 y los 4 años.

Siempre tenga precaución al comprar carros usados ​​y gaste un poco de dinero adicional por adelantado para asegurarse de obtener lo que paga. Mi hijo compró recientemente un carro y decidió gastar 100$ para que un mecánico inspeccionara el carro usado que estaba considerando. Parecía que estaba en buenas condiciones, pero el mecánico regresó con una lista de problemas, lo que habría costado hasta 2,500$ en reparaciones y mantenimiento a largo plazo.

Híbrido vs. Normal

Recientemente me hicieron una gran pregunta acerca de cómo equilibrar el valor de ahorrar gasolina en un carro híbrido con las costosas reparaciones y el mantenimiento que a menudo requieren.

En última instancia, daría el mismo consejo que sobre cualquier otro tipo de carro: investigue y comprenda los costos a largo plazo relacionados con el tipo de automóvil que está considerando. Todos en mi familia manejan un Toyota, y lo han hecho durante más de 15 años (esto no es un patrocinio de Toyota. Solo encontramos carros que nos funcionan y nos quedamos con ellos). Los mantenemos en excelentes condiciones, conocemos los costos asociados con ellos y ahorramos para poder pagar en efectivo por reparaciones y mantenimiento.

Lo mismo ocurre con los carros híbridos. Si necesita reemplazar su batería Prius, prepárese para gastar unos 2,300$. Pero si ahorra 100$ en gasolina cada mes, la batería del auto se amortizará en menos de 2 años.

Compre su carro

¡Ahora es el momento de la parte divertida! Comprar el carro adecuado.

Siempre recomiendo comprar un carro con efectivo. No considere un carro hasta que tenga suficiente dinero en efectivo para pagarlo, y todas las tarifas que lo acompañan, por adelantado. Para la mayoría de las personas, esto probablemente signifique seguir un presupuesto y establecer algunas metas de ahorro.

Si necesita hacer un presupuesto y comenzar a ahorrar para su próximo vehículo, consulte la Guía Fácil de Crown para un presupuesto que ame. Es una guía simple y paso a paso que lo ayudará a crear un presupuesto que realmente funcione para usted. También puede usar la Calculadora de Metas de Ahorro para saber cuánto tendrá que guardar cada mes para comprar el acarro que desea.

Encontrar el carro adecuado al precio correcto puede ser una tarea larga y ardua. ¿Cuáles son algunos de sus consejos de compra de carros?