Pregúntele a Chuck: ¿Debería Tener Una Cuenta de Ahorro Para la Educación?

Querido Chuck,

Tengo 2 hijas que tienen solo 2 años de diferencia que todavía están en la escuela primaria, pero me preocupa el costo de la universidad. ¿Cuándo es el mejor momento para comenzar a ahorrar, y puede explicar las cuentas de ahorro para la educación? Estoy pensando que esta es la forma en que quiero ayudarlas a obtener su título sin deudas.

Gracias,

Mamá de Futuras Universitarias

 

Querida Mamá de Futuras Universitarias,

¡Es sabio que esté pensando en el futuro!

Salomón, el hombre más sabio que haya vivido, nos dice que, “el dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” (Proverbios 13:11). Ahorrar un poco cada mes se acumulará a lo largo de los años y ayudará a sus hijos evitar la carga de los préstamos estudiantiles.

Hay numerosas maneras de ahorrar para la universidad. Las dos más populares son el plan de ahorro universitario 529 y la cuenta de ahorros educativos de Coverdell. Ambos son similares a una Cuenta de Ahorros de Salud (HSA) o una cuenta de jubilación. Son similares en que el dinero se destina a inversiones como fondos mutuos, y los retiros deben ser para gastos calificados como matrícula, alojamiento, pensión, libros, calculadoras, computadoras, impresoras y otros artículos aprobados. También es útil conocer algunos detalles sobre cada uno para ayudarlo a hacer su mejor elección.

Planes 529

Estos ofrecen beneficios para padres y estudiantes, que funcionan como una Roth IRA. Las cuentas crecen libres de impuestos y las distribuciones para gastos calificados no son gravadas. Son propiedad del contribuyente, tasado al 5.64% de la tasa de activos paternos por la contribución familiar esperada (EFC), y las distribuciones no se cuentan como ingresos del año base en la FAFSA. Esto significa que no será dañino cuando solicite ayuda financiera.

Estas inversiones con impuestos diferidos ofrecen la mayor flexibilidad y ventajas fiscales. Los retiros deben cumplir con los requisitos o se cobra una multa del 10%. Además, se aplicarán impuestos estatales y federales sobre las ganancias de su grupo impositivo.

Los contribuyentes pueden invertir agresivamente y ponerse al día por los años perdidos porque no hay límites de contribución o restricciones de ingresos. Se moverán de estado a estado y de un niño a otro. Además, el beneficiario puede ser un hijo o un nieto y puede ser establecido por amigos o familiares.

El control de la cuenta permanece con el contribuyente. No hay límite para la cantidad de planes que puede establecer, pero evite exceder el costo de la educación o el límite establecido por el estado. Todos los colaboradores deben mantenerse informados mutuamente sobre sus planes. Estos pueden financiar una amplia gama de programas de posgrado, incluidos programas de certificación calificados y educación continua.

En un plan de matrícula prepaga, las contribuciones se combinan con otros inversores para pagar por adelantado el costo de una universidad designada a precios de hoy para uso futuro. Hay un límite en las contribuciones anuales y funcionan como IRA.

Los 529 respaldados por el estado permiten a los inversionistas contribuir con dinero pos-impuestos que crecen libre de impuestos para su retiro posterior sin impuestos o multas federales si se usan para gastos calificados. Los beneficiarios son libres de elegir la universidad de su elección.

Cualquier exceso de dinero en la cuenta después de la culminación de estudios en la universidad será penalizado y gravado por los gobiernos estatales y federales. ¡Así que subestime lo que necesita ahorrar y trabaje para recibir subvenciones y becas! Los asesores sugieren apuntar a los costos universitarios públicos totales dentro del estado. El límite para las contribuciones es más alto que Coverdell y no hay límite de edad para el beneficiario.

Cuentas de Ahorro para la Educación Coverdell (ESA)

Los dólares después de impuestos (no deducibles de impuestos) se pueden distribuir a fondos privados de K-12, colegio o escuela de posgrado. Los contribuyentes deben ganar menos de 220,000$ por año por pareja y están limitados a contribuciones anuales de 2,000$.

Una vez que un estudiante cumple los dieciocho años, las contribuciones deben finalizar. El custodio controla la cuenta, y el beneficiario puede asumir el control a la mayoría de edad, que generalmente es de 18 años. No hay un cargo fiscal federal cuando el dinero se usa para gastos calificados. Las ganancias crecen libres de impuestos. La cuenta debe cerrarse antes de que el beneficiario cumpla 30 años, pero el dinero se puede mover a un 529 para el mismo beneficiario o pariente, o una cuenta de corretaje regular. Tenga en cuenta que se pueden deber impuestos y multas.

Simplemente Ahorre

Roth IRA son otra opción. Estos están diseñados para ser vehículos de ahorros para la jubilación, por lo que si no se utilizan para la universidad, el propietario de la cuenta puede usar el dinero para la jubilación. Existen límites de contribución y no se aplican multas por retiros antes de los 59½ años de edad si el dinero se utiliza para los costos calificados de educación superior. Sin embargo, las ganancias pueden gravarse por retiro anticipado. Y, el retiro total (capital e ingresos) puede considerarse como un “ingreso” y afectar las solicitudes de ayuda financiera.

La opción simple, con menos beneficios pero más flexibilidad, es ahorrar en su propia cuenta e invertir según lo desee, pagando los gastos cuando corresponda. Con este enfoque, puede acceder a su propio dinero si lo necesita para su jubilación o una emergencia. Pierde beneficios tributarios potenciales, pero se evitan las sanciones.

Investigue bien. Sepa dónde se está invirtiendo el dinero, compare las tarifas, el nivel de riesgo y el rendimiento pasado del plan. Busque el consejo de personas sabias, ore, y siga adelante cuando tenga paz en su decisión sabiendo que, “Los planes de los diligentes conducen seguramente a la abundancia, pero todos los apresurados llegan a la pobreza” (Proverbios 21:5).

Los felicito por prepararse ahora para su educación universitaria, ¡así no tendrán que pedir prestado más tarde! El Mapa Financiero de Crown es una guía visual que lo ayuda a elaborar un plan para sus finanzas, y ahorrar para la educación universitaria es uno de los pasos clave en el mapa. Al administrar bien su tiempo y su dinero, puede evitar el estrés financiero y hallar la libertad. Espero que esto le ayude a tomar la mejor decisión para su familia.