was successfully added to your cart.

Cart

¿Es Egoísta Dejar Un Trabajo “Bueno” Por Algo Más?

La gente deja el trabajo por una razón: mejores oportunidades.

Esas pueden venir en diferentes formas, dependiendo de sus prioridades. Para algunas personas, mejores oportunidades equivalen a un salario más elevado. Otros toman nuevos trabajos para tener la oportunidad de perfeccionar sus habilidades o desafiarse profesionalmente. Cualquier oportunidad particular que busquen, saben que no la encontrarán en su posición actual.

Aplaudo a las personas que continuamente se esfuerzan por obtener más, y les animo a que siempre busquen oportunidades para mejorar sus circunstancias. Cuando las personas me dicen que se han estancado en sus trabajos, les aconsejo que les pidan a sus jefes un trabajo más estimulante o comiencen a buscar otros puestos. La economía está cambiando rápidamente, gracias a la tecnología y la automatización, y aquellos que se vuelven complacientes se quedarán atrás.

Cuídese De La Culpa Bien Intencionada

Desafortunadamente, no todos verán su búsqueda de nuevas oportunidades bajo una luz positiva. Incluso familiares y amigos con buenas intenciones se rehusarán cuando les diga que ha decidido dejar un trabajo estable para una empresa más dinámica. Pueden estar confundidos en cuanto a por qué dejaría el trabajo estable en una corporación heredada para probar su suerte con una empresa que está emprendiendo. O pueden ver su inquietud como ingratitud por el buen trabajo que ya tiene.

Es fácil comenzar a sentirse culpable por dejar un trabajo ante tales reacciones. Piensa en sus compañeros de trabajo, con quienes tiene una gran relación, y se preocupa que los deje en la estacada. Imagina la decepción de su jefe después de que ha invertido tanto tiempo en entrenarlo y ser su mentor. Teme que sus padres, que crecieron en una economía muy diferente a la suya, cometan comentarios negativos. Su madre no puede entender cómo puede dejar una compañía que le trata bien solo para perseguir sus propias ambiciones. Su padre insiste en que está poniendo en peligro el futuro de sus hijos alejándose de algo bueno.

Bueno, estoy aquí para decirle que ignore todas esas críticas y deje de sentirse culpable. Dejar un trabajo no es fácil. Pero quiere irse por una razón, y debe mantener ese instinto. Su jefe, sus colegas y su familia desean lo mejor para usted, sin lugar a dudas. Pero la verdad es que a nadie le importa más su futuro que usted mismo.

Solo usted sabe lo que quiere lograr, el legado que desea crear, la cantidad de ingresos que necesita para asegurar el futuro de su familia. Las decisiones de carrera son intensamente personales, y no debe sentirse culpable por defender sus necesidades. De hecho, hay una precedencia bíblica para eso. En 1 Timoteo 5:8 leemos: “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.” Dios quiere que cuidemos a nuestras familias en primer lugar, así que nunca sacrifique su futuro porque otras personas le hacen sentir mal por dejar un trabajo.

El Secreto de las Renuncias Libre de Culpa

Ahora, seamos claros. Hay formas correctas e incorrectas de dejar un trabajo. Presentar su renuncia sin avisar al menos dos semanas antes es poco profesional. Si valora las relaciones que ha cultivado en su trabajo actual, comparta las noticias respetuosamente. Déles la mayor notificación posible y ofrezca concluir cualquier proyecto en curso antes de partir. Pregúnteles cómo puede facilitar la transición. Irse de manera positiva le permite mantener esas relaciones, que serán importantes a medida que avanza a lo largo de su carrera.

Una vez que le diga a la gente que se va, es posible que sienta que se le quita un peso enorme de los hombros. Conozco a muchas personas que retrasaron su renuncia hasta el último minuto posible porque tenían miedo de las reacciones de las personas. Tan pronto como dijeron las palabras, se inundaron de alivio.

La gente a menudo malinterpreta el miedo como culpa y se convencen a sí mismos que están decepcionando a todos aceptando un nuevo trabajo. Pero tienen mucho miedo de quemar puentes y recibir reacciones negativas para priorizar las necesidades de su carrera profesional por encima de sus responsabilidades profesionales existentes. Sin embargo, sus jefes y colegas deberían entender sus motivaciones. Puede que no estén contentos de verle partir, pero también están creando carreras. Muchos de ellos probablemente tengan familias que apoyar también. Ellos lo entienden y si es honesto con ellos sobre su decisión, no le culparán por hacer lo correcto.

El Mito de la Seguridad Laboral

Una de las preocupaciones más comunes que escuchará de familiares y amigos es: “Tienes un gran trabajo, ¿por qué te vas a ir? ¡Juega a lo seguro!” Pero permanecer en un trabajo por miedo no es ir a lo seguro. Cuando golpeó la Gran Recesión, 8.7 millones de personas perdieron sus trabajos. ¿Cuántos de ellos pensaron que estaban a salvo? ¿Que sus trabajos estaban garantizados todo el tiempo que quisieran? No existe una garantía de empleo de por vida, especialmente en nuestra economía que cambia rápidamente. Es por eso que necesita tomar riesgos, desafiarse a sí mismo y constantemente perfeccionar nuevas habilidades.

En 2009, cuando la economía se incendió, renuncié como director general de una compañía próspera en Flint, Michigan, para comenzar mi propio negocio. La gente pensó que estaba loco. ¿Estaba realmente negociando un empleo remunerado por la incertidumbre del emprendimiento? Por supuesto que sí. Junto con el resto del país, estaba aprendiendo que la única promesa en materia de seguridad laboral es que no hay promesas. No quería pasar mi carrera profesional de 9 a 5. Así que me fui.

La mayoría de las personas confunde la tradición con la seguridad. Es por eso que muchos empleados que odian sus trabajos permanecen en posiciones que los hacen miserables en lugar de buscar un camino más satisfactorio. Un cambio de carrera es más aterrador para ellos que la perspectiva de ser despedido cuando llegue la próxima crisis económica.

Pero no puedo vivir así y usted tampoco debería. Si no está satisfecho con su trabajo, no se quede con eso por culpa o miedo. Cultive su autoconciencia e identifique lo que falta. A veces puede forjarse un nuevo rol para usted en su organización actual y eso es un cambio suficiente para satisfacerlo. Pero a veces debe dar un salto, y no debe permitir que las opiniones de otras personas le impidan hacer algo grandioso.

No digo que sea fácil ignorar sus críticas y seguir adelante. Pero cuando mira hacia atrás en el espejo retrovisor de su vida y ve cuánto más rica se ha vuelto su existencia, pensará: “Estoy tan contento de no haber permitido que la culpa de otras personas me impida hacer lo que era adecuado para mi.”

Robert Dickie

About Robert Dickie