was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: ¿Deberían los padres o los hijos asumir la deuda estudiantil?

Querido Chuck,

Tenemos un hijo que se gradúa de la escuela secundaria este año y estamos tratando de hacer planes para sus años de universidad. Si bien ha realizado un excelente trabajo solicitando y recibiendo becas, tomando clases de AP y CLEP, aún tendremos que solicitar préstamos estudiantiles. Mi pregunta es, ¿quién debería sacar los préstamos, mi marido y yo o mi hijo? ¿Es malo de nuestra parte hacer que acepte los préstamos? ¿Es mejor que los padres pidan los préstamos y los paguen? ¡Cualquier consejo sería apreciado!

Confundido acerca de la deuda estudiantil

 

Estimado “Confundido”,

Usted hace preguntas válidas y me alienta saber que está buscando respuestas ahora. Demasiados padres toman decisiones emocionales antes de pensar en las ramificaciones y luego se encuentran en situaciones difíciles tanto financieras como relacionales.

¡Somos padres de estudiantes que fueron universitarios en el pasado ​​y otros que lo son en el presente, así que sabemos exactamente por lo que usted está pasando!

Aproximadamente 44 millones de estadounidenses deben más de 1,48 billones de dólares en deudas de préstamos estudiantiles. Eso es 620 mil millones de dólares más que nuestra deuda total de tarjeta de crédito. Y, ¡el graduado promedio de la universidad de 2016 tiene una deuda de más de 37,000$!

Entonces, la respuesta perfecta es que ni usted ni su estudiante deben pedir prestado dinero para la universidad. Y recuerde, ¡es posible graduarse de la universidad sin deudas! El hecho de que su hijo está bien, tomando exámenes CLEP y buscando becas es muy inteligente. Esto reduce el costo general de su educación.

A Fin De Cuentas

Aceptar la deuda estudiantil de su hijo no lo convierte en un padre “mejor” o “peor”. Así que, en lugar de usar esa terminología, consideremos la crianza “responsable”.

En última instancia, en mi opinión, todo se reduce a esto: los préstamos estudiantiles en cuestión son para su hijo y para su educación. Por lo tanto, no necesita ponerse en una situación financiera compleja para cubrir sus gastos de educación. Si tiene que solicitar préstamos estudiantiles, recomendaría que la mayoría, si no la totalidad, de la responsabilidad recaiga en el hijo en lugar del padre.

Sin embargo, creo que la crianza responsable significa que está involucrado en esta decisión y equipar a su hijo para saber en qué se está metiendo y ayudar a hacer planes para pagar los préstamos rápidamente.

Algunos Consejos

Hable sobre la carga financiera que los préstamos estudiantiles le traerá y ofrezca ayuda de la mejor manera que pueda. Estas conversaciones financieras en realidad pueden ser una bendición para su relación con su adolescente y les puede ayudar a establecer nuevas formas de vinculación.

Mientras todavía están en la escuela secundaria, ayúdele a hacer un presupuesto y crear metas de ahorro. Acompáñelo junto a un recurso como el Mapa Financiero para tener una visión holística de su futuro financiero.

Anímelo a conseguir un trabajo de verano después de graduarse de la escuela secundaria y ayúdelo a ahorrar hasta el último centavo de lo que gane. Tal vez usted pueda aportar un dólar por cada dólar que aparte en una meta de ahorro para el verano. Ayúdelo a postularse para empleos o pasantías que les proporcionará una experiencia valiosa y se verá bien en su currículo.

Anime a su hijo a hacer una lista de cada trabajo, deporte, actividad, oportunidad de servicio comunitario y logros que realice durante sus años universitarios en preparación para la construcción de su currículo. Háblele sobre la posibilidad de trabajar en la universidad. Enséñele a tomar decisiones financieras sensatas ahora para que pueda mantenerse financieramente estables más adelante.

Algunos Conceptos Básicos

Dado que asumir los préstamos estudiantiles es un compromiso financiero serio, hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a disminuir la gravedad de la deuda.

Primero, ayude a su hijo a decidir una carrera profesional. Esto puede ser un proceso abrumador y confuso para muchos estudiantes de secundaria y recién graduados, pero es importante, especialmente cuando se habla de financiar la universidad.

Crown tiene una Evaluación de Career Direct que ayudará a su hijo a descubrir su diseño único y qué carrera profesional se adapta mejor a él. Es una evaluación integral que examina la personalidad, las habilidades, los intereses y los valores, todo a través de una perspectiva bíblica. Recomiendo mucho que su hijo tome la evaluación y se reúna con un consultor.

Ayúdelo a tomar una decisión informada y elija una carrera que sea estable y alcanzable. Puede leer acerca de 7 carreras que están en tendencia aquí.

Determinar una carrera profesional también ayudará a su hijo a calcular un salario inicial estimado al graduarse. Nunca tome prestado más de este salario inicial anual anticipado. Los campos que requieren una educación extendida, como médicos y abogados, tendrán salarios iniciales más altos, pero también requerirán más educación y préstamos más costosos.

Planifique sus préstamos estudiantiles a partir del futuro de su carrera profesional, y nunca gaste el dinero prestado en otra cosa que no sea la educación. También ayudelo a presupuestar sus préstamos estudiantiles como una fracción de sus ingresos futuros estimados. Puede ser útil saber qué carreras ofrecen asistencia de préstamos.

Usted y su hijo deben entender los términos y definiciones referentes a la ayuda financiera y revisar los consejos sobre préstamos inteligentes.

¡Haga muchas preguntas y no firme un contrato sin una comprensión total! Estudie su opción de préstamo y hable sobre lo que se adaptará mejor a las necesidades de su hijo.

Consejo Bíblico

La Biblia nunca dice que la deuda está mal. Pero advierte contra la acumulación de deudas (Proverbios 22:7) y la fianza (Proverbios 6:1-5), debido a las cargas financieras que nos causa. Si decide firmar conjuntamente con su hijo en su préstamo, asuma y planee como si el préstamo fuera suyo. En otras palabras, usted es tan responsable del pago como lo es él.

Asegúrese de que el prestamista le otorgue acceso a la misma información que su hijo tiene para verificar que efectivamente se realicen los pagos. Los pagos retrasados pueden causar tensión en las relaciones y el crédito ​​puede ser arruinado, así que sea piadoso y cauteloso al tomar esta decisión.

Algo más que la mitad de todos los estudiantes universitarios en realidad se gradúan. Dado que esta es una decisión importante para todos los involucrados, asegúrese de comprometerse en oración y tener cuidado. En nuestro hogar, por la gracia de Dios, pudimos superar los desafíos y evitar tomar préstamos para la universidad. Mi esperanza es que pueda hacer lo mismo.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley