was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: Administrar la Salud para ahorrar dinero

Querido Chuck,

Me estoy haciendo mayor en edad, y las cosas que alguna vez fueron simples, como hacer ejercicio, requieren MUCHO más esfuerzo. Me han dicho a lo largo de los años que una buena administración de su salud también es una buena administración de sus finanzas, ya que gozar de buena salud puede ahorrarle tanto dinero. ¿Cuál es su consejo sobre la mejor manera de hacerlo y sobre planes de seguro o formas de ahorrar?

¡Gracias!

“Mayordomo Anciano”

 

Estimado “Anciano”,

¡Ha mencionado un tema que tomo muy en serio! La administración responsable de nuestra salud impacta directamente nuestras finanzas. Es por eso que camino y nado en casa o uso los gimnasios de un hotel cuando viajo.

No hay duda de que muchos gastos relacionados con la salud están fuera de nuestro control. Pero, afortunadamente, muchos de nuestros gastos en atención médica están directamente relacionados con las elecciones de estilo de vida. ¿Afortunadamente? Sí, porque con disciplina y perseverancia, las decisiones que tomamos a menudo pueden reducir la cantidad de dinero que gastamos en atención médica. Por ejemplo, una dieta saludable y ejercicio regular pueden reducir significativamente el riesgo de obesidad, ataques cardíacos, colesterol alto, diabetes, osteoartritis e incluso cáncer, así como también reducir el riesgo de depresión, ansiedad y problemas de sueño.

Obesidad

La obesidad es una preocupación seria para la salud y una carga financiera. Se asocia con una salud mental pobre, una menor calidad de vida y muchas de las principales causas de muerte en los EEUU. y en todo el mundo, incluidas la diabetes, las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer. Nos pone en riesgo física y financieramente.

Un artículo de 2014 en The Fiscal Times informó que más de un tercio de todos los adultos y el 17 por ciento de los jóvenes son obesos, y los expertos predicen que la tasa de obesidad adulta podría alcanzar el 50 por ciento para 2030, según un estudio. El autor señala que “Scott Kahan, director del Centro Nacional de Peso y Bienestar en la Universidad George Washington, fija el costo total de la obesidad, incluidos los servicios médicos directos y no médicos, la productividad laboral disminuida, la discapacidad y la muerte prematura, en 305,1 mil millones de dólares anualmente.”

Inactividad

Un estudio concluyó que la inactividad le cuesta a la economía mundial aproximadamente 68 mil millones de dólares anuales en gastos médicos y pérdida de productividad. Solo en los Estados Unidos se estima que pierde casi 28 mil millones de dólares cada año. La mayoría de los costos globales fueron asumidos por gobiernos y empresas, pero casi 10 mil millones de dólares son costos de bolsillo.

El mismo estudio también encontró que, en promedio, alguien que caminó o entrenó durante 30 minutos cinco veces por semana ahorró 2,500$ al año en gastos de atención médica relacionados con enfermedades del corazón que alguien que no hizo ejercicio. Eso incluye ahorros anuales de casi 400$ en recetas médicas y menos visitas a salas de emergencia o estadías en el hospital.

El Costo

Una comparación describe el impacto de varios hábitos de administración de la salud en el costo general de la atención médica. La diferencia en los costos de atención médica entre los fumadores y los no fumadores es de aproximadamente 2.056$ por persona por año. La diferencia entre aquellos que son físicamente activos y aquellos que no lo son es de aproximadamente 1,313$ por año. Tener presión arterial alta cuesta 733$ adicionales por año, la obesidad agrega 2,085$, y los que tienen diabetes gastan 2,151$ más que aquellos que no tienen diabetes.

Una noche completa de sueño y ejercicio regular se ha relacionado con un salario más alto. “Aquellos que son lo suficientemente afortunados como para mantenerse sanos tienen mejores posibilidades financieras”, dice James Poterba, profesor de economía del MIT, que estudió los activos domésticos por estado de salud utilizando datos de principios de la década de 1990 hasta 2008. Descubrió que las personas más sanas en sus cincuentas tenían más del doble de activos de los menos saludables. La gente está descubriendo que estar saludable es una forma de hacerse rico.

El dominio propio es la clave. Salomón escribió: Oye, hijo mío, y sé sabio, y endereza tu corazón al camino. No estés con los bebedores de vino, ni con los comedores de carne; porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño hará vestir vestidos rotos. (Proverbios 23:19-21)

También escribió: Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda. (Proverbios 25:28) Un tonto es aquel que no se controla a sí mismo y se deja vulnerable a los enemigos, en este caso, a nuestra salud y riqueza.

Consejos

  • Maneje menos y camine más.
  • Cultive algo de su propia comida. Logrará hacer ejercicio,  obtener vitamina D y más nutrientes.
  • Rutina de ejercicio. Encuentre algo que le guste hacer y quédese con ello. Un amigo o un familiar puede brindar un gran apoyo y ser útil a la hora de rendir cuentas.
  • Renuncie a los malos hábitos. Establezca metas, haga que alguien lo obligue a rendir cuentas y recompénsese periódicamente con un par de zapatos para correr, calcetines nuevos, camisetas, etc.
  • Empaque su almuerzo. Reduce los costos y la tentación de comer más calorías de las que necesita.
  • Pierda peso. Dejar caer unos pocos kilos puede ahorrarle un 25% o más en el seguro de vida.
  • Beba agua. Las familias gastan 850$ al año en refrescos que agregan kilos y afectan negativamente los dientes y los huesos.
  • Consuma menos azúcar para aumentar su sistema inmunológico y reducir sus días de enfermedad.

¡El seguro médico es costoso! Muchos creyentes eligen compartir facturas médicas. Varias organizaciones ofrecen planes donde los miembros deben comprometerse a hacer elecciones de estilo de vida saludable porque esas decisiones impactan los costos de atención médica.

Sus finanzas se ven afectadas por las decisiones que toma. ¡Adminístrese bien y se beneficiará física y financieramente!

Chuck Bentley

About Chuck Bentley