was successfully added to your cart.

Cart

Cómo la preparación de comidas puede ahorrarle tiempo y dinero (y cómo comenzar)

¡La preparación de comidas puede ser una excelente manera de vivir como un mayordomo fiel! Muchos de los principios, como la disciplina y la planificación, que participan en la preparación de las comidas son bíblicos. Usar su tiempo sabiamente (Efesios 5:16) para ahorrar dinero es demostrar una mayordomía fiel. Y ser un mayordomo bíblico se trata de administrar nuestros recursos (es decir, nuestro tiempo, talentos y tesoros) para ser más eficaz para el Reino.

Así que aquí hay algunas maneras de comenzar. No se deje intimidar por el hecho de picar tanto; ¡Sea diligente en honrar a Dios con su tiempo y dinero!

Cómo Le Ahorra Dinero

Comprar en grandes cantidades. Para muchas personas, comprar víveres al por mayor les ahorrará dinero y le dará sentido a las comidas que están haciendo. Esto probablemente requiera una membresía en un club mayorista como Costco o Sam’s Club, así que asegúrese de sopesar los costos de la membresía con los costos ahorrados.

Obtenga el mejor valor en ventas. Compre mucha carne u otros comestibles cuando esté en oferta y guárdela en un congelador para usarla durante las próximas semanas o meses. Solo asegúrese de comprar más porque realmente lo usará, no solo para aprovechar la oferta.

Coma en la calle menos. El estadounidense promedio gasta más de 3,000$ en comer fuera todos los años. Cuando planifica y prepara sus comidas con anticipación, no tiene que gastar dinero innecesario en platos caros en restaurantes.

Costo vs. tiempo. La preparación de comidas requiere una inversión de tiempo al comienzo de la semana cuando realiza sus compras y preparación, pero le ahorra mucho tiempo durante el resto de la semana.

Consejos Antes De Comenzar

Elija un día de compras y un día de preparación. Pueden ser el mismo día o diferentes días de la semana, solo asegúrese de tener suficiente tiempo.

Vaya a más de una tienda. Para obtener las mejores ofertas y ventas, probablemente tendrá que ir a más de una tienda de comestibles.

Tome su tiempo. Cuando se apresura a comprar, puede olvidar los ingredientes clave o comprar cosas que no necesita. Cuando se apresura en la preparación, no prepara tanto como debería o podría confundirse por completo si algo sale mal. Establezca suficiente tiempo para comprar y preparar adecuadamente.

Invierta en buenos contenedores. Los contenedores que se pueden volver a sellar serán su mejor amigo. Busque buenas ventas y reembolsos en contenedores que puede tirar en el lavavajillas y usar una y otra vez.

Tenga un recurso visual. Un calendario o tablero magnético para su refrigerador puede ser útil. Puede escribir todas sus comidas para la semana o usarlo como lista para llevar un registro de las compras / alimentos básicos que se le acaben.

Haga una cena “de sobras”. Al final de la semana, prepare una comida con cualquier sobrante o ingrediente restante. ¡Esta es su oportunidad de ser creativo!

Comience

Primero, prepárese para la preparación. Debe tomar un tiempo para mirar su calendario y planificar qué comidas necesitará y cuándo tendrá tiempo para prepararlas. Revise el calendario familiar y encierre en un círculo los días en que estará más ocupado. Tener esas comidas preparadas será prioridad.

Luego, planifique sus comidas. Intente elegir comidas que le permitan reutilizar los ingredientes y piense en maneras de simplificar las recetas para ahorrar en costos.

Haga su lista de compras. Repase cada receta dos veces y asegúrese de haber incluido todos los ingredientes en su lista de compras. Revise la despensa y la nevera para asegurarse de que no tenga algún ingrediente. También incluya algunos ingredientes básicos de respaldo para tener siempre a la mano.

Busque cupones. Verifique cualquier cupón o aplicación de reembolso antes de ir de compras. Colóquelos en su teléfono o imprímalos antes de llegar a la tienda.

Haga sus compras. Nunca vaya de compras sin su lista, y asegúrese de no comprar con el estómago vacío.

Quédese con su lista. No se distraiga en la tienda con muestras o ventas que no estén en su lista.

Siga su plan. Manténgase dentro de lo programado tanto como sea posible; puede requerir decir “no” a cosas durante la semana, y puede necesitar reestructurar su tiempo para hacer posible la preparación.

Mantener el rumbo y trabajar en su plan es una clave tanto para la preparación de las comidas como para la mayordomía fiel. ¡Los dos van de la mano! Si necesita una guía visual para ordenar sus finanzas, descargue el Mapa Financiero gratis.

¿Cuáles son sus consejos para preparar comidas? ¡Compártalo con nosotros!

Arielle Vogel

About Arielle Vogel