Qué hacer cuando gastas de más

¿Cómo va su presupuesto?

¿Se mantiene organizado, ahorra dinero extra y encuentra satisfacción al saber dónde va cada centavo cada mes?

Con suerte, así es como se siente con respecto a su presupuesto, o al menos, bastante cerca. ¡Es posible tener un presupuesto que ame! A decir verdad, un presupuesto es fortalecedor: le ayuda a controlar su dinero, no al revés. Ayuda a poner orden en una parte de la vida que de otro modo sería fácilmente caótica.

Vivir según un presupuesto exhibe una buena mayordomía como administrador de los recursos que Dios le ha dado, por lo que es parte del primer paso en el Mapa Financiero de Crown.

Pero a veces, nos equivocamos. De hecho, me atrevería a decir que cualquiera que haya mantenido un presupuesto de más de 6 meses probablemente no haya gastado cada centavo de la forma en que lo haya planeado. Las cosas suceden. La vida pasa. Y a veces gastas demasiado. Puede ser solo unos pocos dólares aquí y allá, o puede ser un gran momento de “oops”.

Entonces, ¿qué haces cuando esto sucede? ¿Cómo se recupera del gasto excesivo para mantener su presupuesto bien encaminado?

Bueno, lo primero que debe recordar es que cuando gaste demasiado, NO decida que como acaba de gastar su presupuesto, también puede renunciar y gastar lo que quiera por el resto del mes.

Si accidentalmente se golpea el dedo del pie, ¡no anda golpéandose los nueve restantes! Eso no le hace ningún bien a nadie. En cambio, aprenda de ello y no se golpee de nuevo. Evítelo en el futuro.

Así que, en cambio, aprenda de su error, ajústese y continúe.

Cuando gaste de más, reconozca que lo ha hecho, arrepiéntase e intente identificar por qué sucedió. Recuerde que cuando se trata de sus problemas de dinero, el dinero no es el problema. Lo que crees sobre el dinero lo es. Así que, cuando identifique por qué gastó en exceso, identifique dónde no coinciden sus creencias y conductas sobre el dinero, y cómo solucionarlo en el futuro.

No estamos en el negocio de tratar solo los síntomas de nuestros problemas de dinero. Su presupuesto puede ayudarlo a salir de sus deudas, ahorrar y hacer cosas buenas con su dinero. Pero la mayordomía fiel requiere que abordemos los problemas de raíz que causan nuestros problemas de dinero. Si solo atiende los síntomas y nunca permite que los principios de Dios transformen su corazón, nunca experimentará la libertad que Cristo ofrece.

Una gran ventaja de tener un presupuesto es que puede ver dónde está gastando en exceso y hacer ajustes en sus categorías. Es su presupuesto, ¡trabaja para usted! Si revisó su categoría de Comer Fuera, vea en qué otras áreas puede “pedir prestado” dinero, tal vez sea Recreación / Entretenimiento o Comida.

Si gasta de manera excesiva en ciertas categorías, ajuste su presupuesto para poner más dinero en esa categoría (y menos en otra). Su presupuesto necesita conducirlo hacia el éxito, y si con frecuencia está en números rojos en lo que respecta a su fondo de supermercado, puede comenzar a sentirse como un fracaso.

Otra idea efectiva es cambiar su método de pago a todo en efectivo en las categorías en las que está gastando en exceso. Si implementa el sistema de sobres para cualquier parte de su presupuesto, debería ayudarlo a ver más claramente dónde recortar.

Un presupuesto no es un documento permanente; no está escrito en piedra. Está destinado a ser revisado y ajustado de vez en cuando. Dele el tiempo y la atención que necesita y sus finanzas serán mejores por ello. ¡Y es posible que descubra que realmente ama su presupuesto!