was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: ¿Cuáles son las características de un buen mayordomo?

Querido Chuck,

Escuché que hablas mucho sobre mayordomía, y he tratado de ser más fiel con la forma en que administro todos mis recursos. Quiero ser un mayordomo y realmente me gustaría encontrar un mentor que me ayude. ¿Qué tipo de características debo buscar en un mentor? ¿Cómo me reconocería a mí mismo como mayordomo?

“Mayordomo en Entrenamiento”

 

Estimado “Mayordomo”,

Hablo mucho sobre la mayordomía y los pasos prácticos que se necesitan para vivir como uno ahora, ¡pero desearía haberlo sabido antes en la vida y haber buscado un mentor piadoso que me ayudara en mi viaje! Le felicito por sus preguntas y espero responderlas bien.

Comprendiendo La Verdadera Mayordomía

La mayordomía es comúnmente malentendida. No se trata solo de salir de la deuda o mantener un presupuesto. Es mucho más que solo escribir un cheque de diezmo cada mes.

Andrew Murray lo resumió de esta manera: El mundo pregunta: “¿Qué posee un hombre?”. Cristo pregunta: “¿Cómo lo usa?

Larry Burkett lo describió así: Cuando entregamos todas las áreas de nuestras vidas, incluidas nuestras finanzas, a Dios, entonces somos libres de confiar en Él para satisfacer nuestras necesidades. Pero si preferimos aferrarnos a esas cosas que poseemos, entonces nos encontramos en la esclavitud de esas mismas cosas.

Jesús nos dio importantes principios financieros en la parábola de los talentos que se encuentra en Mateo 25. En esta parábola, está claro que tenemos la responsabilidad de administrar Su propiedad. No somos los dueños de lo que tenemos, simplemente somos gerentes temporales. Y cuán en serio tomamos esa responsabilidad determinará si somos mayordomos fieles o infieles.

La Mayordomía No Termina Aquí

Pocas personas realmente entienden qué tan seria es la mayordomía. Las recompensas de una buena mayordomía son eternas. Por mucho que los cristianos deseen escuchar las palabras: “Bien hecho, siervo bueno y fiel”, me pregunto cuántos saben que esas palabras están reservadas para los mayordomos fieles.

La mayordomía significa que no consumimos todo lo que nos han dado para nosotros mismos, sino que hemos conservado algo para otros. Aquellos que multiplicaron lo que se les dio fueron encomiados por su buen trabajo (ver Mateo 25:14-30) porque habían recursos disponibles para ayudar y bendecir a aquellos que no pueden trabajar. Los buenos mayordomos estaban dispuestos y podían dar a los hambrientos, sedientos, enfermos, prisioneros, huérfanos, viudas y extranjeros para mostrar el amor de Dios a los que sufren.

¡El Cielo implicará más responsabilidad en la mayordomía! No serán unas vacaciones celestiales pescando al borde de una nube. Es donde el cuerpo de Cristo tendrá el asombroso privilegio de servir al Creador, Dueño y Maestro del Universo por toda la eternidad. Los mayordomos fieles en la Tierra serán puestos a cargo de las ciudades en el Cielo donde continuarán trabajando y servirán como mayordomos de Dios Todopoderoso.

Cómo Reconocer A Un Buen Mayordomo

Entonces, un mayordomo fiel se puede resumir como:

  • Uno que reconoce que Dios es dueño de todo
  • Alguien que maneja fielmente los recursos de acuerdo con los principios bíblicos
  • El que intencionalmente multiplica recursos y los usa para la gloria de Dios
  • Uno que da alegremente, ahorra consistentemente, invierte sabiamente y evita endeudarse
  • Uno que trabaja como para el Señor

El carácter del mayordomo consiste en ser humilde, sabio, amoroso, alegre, contento, agradecido y disciplinado.

Cómo Encontrar Un Mentor

Cuando busque un mentor sabio, busque a alguien que tenga un historial comprobado de fidelidad financiera. Esta persona debe ser alguien que ha caminado un tiempo con el Señor, ama su Palabra y sirve a los demás. Un mentor debe tener una buena reputación, vivir por encima del reproche, ejercer el dominio propio y ser humilde. Alguien quien es compasivo, pero capaz de decir la verdad dura y honesta cuando es necesario, capaz de enseñar y que tiene tiempo disponible, es alguien con quien puede construir una relación sólida. Deben estar libres de cualquier conflicto de intereses cuando se trata de discutir sus elecciones financieras personales.

Eche un vistazo a las características que Pablo recomendó a los superintendentes y ancianos en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9.

Una vez que encuentre al mentor adecuado, reúnase con él y comparta su corazón para crecer en fidelidad y disciplina para cumplir mejor con sus metas financieras y agradar al Señor con su mayordomía. Sugiera trabajar juntos a través de uno de los muchos recursos de Crown. Asegúrese de incluir el enfoque en crecer en su identidad como mayordomo, su carácter y sus prácticas. Dios quiere nuestro corazón, no solo nuestra billetera.

Dios es el mejor mentor. Pase tiempo con Él por medio de la oración y el estudio de la Biblia. Memorice Su Palabra y guárdela en su corazón. Renueve su mente con la verdad y su cosmovisión entera será transformada por Su santidad.

Has tocado un tema querido por la misión de Crown. Considere involucrarse ayudándonos a servir a más personas como usted que han puesto sus corazones en el objetivo final de escuchar “Bien hecho, siervo bueno y fiel”.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley