was successfully added to your cart.

Cart

5 Pasos Para Estar En Un Mismo Sentir Con Su Cónyuge

En la cultura actual, menos personas se están casando. Con las tasas de divorcio aún altas y la cohabitación en aumento, muchos deciden nunca casarse en absoluto.

Una de las principales razones por las que los estadounidenses retrasan el matrimonio o lo aplazan por completo es la falta de estabilidad financiera: el 34% de las personas que nunca se han casado de entre 25 y 34 años lo mencionan como su principal preocupación para no casarse.

El dinero también se cita constantemente como una razón por la que las parejas se divorcian, y parece estar en la raíz de tantos argumentos en el matrimonio.

¿Pero sabías que el matrimonio no es la causa de tus problemas financieros? De hecho, ¡es la mejor solución!

Contrario a lo que has escuchado o visto en los medios hoy en día, los beneficios del matrimonio superan con creces todas las demás formas de arreglos de vida, en todas las áreas.

De hecho, los estudios han demostrado que el matrimonio te hace más feliz, aumenta tu patrimonio neto y te ayuda a ahorrar más dinero. Si bien aumenta la probabilidad de afluencia, también disminuye el riesgo de mortalidad. Las mujeres casadas tienen una gran experiencia con menos pobreza, y los padres casados ​​ganan más ingresos que los padres solteros.

Hay algunas estadísticas aterradoras sobre el divorcio, pero tienden a ser exageradas y rara vez afectan los beneficios y la alegría del matrimonio.

Entonces, ¿cuál es el secreto para tener un matrimonio duradero y un plan financiero que realmente funcione?

Unidad con su Cónyuge

Al igual que cualquier cosa de gran importancia, necesita un plan si va a tener éxito. Su plan financiero debe estar basado en las Escrituras y acordado en conjunto. Un cónyuge que hace un presupuesto e intenta obligar al otro a seguirlo no es sostenible ni unificador.

Siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.” (Efesios 4:2-3).

Cuando dos personas se someten a Dios y su Verdad, los rasgos de carácter como la flexibilidad, el perdón, la bondad y el apoyo fluirán el uno del otro. Piensa en Mateo 6:21: “Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón“.

Si los corazones de usted y su cónyuge están alineados, entonces sus finanzas también lo estarán. Requiere esfuerzo, y no abandona mágicamente sus preferencias o hábitos de la noche a la mañana. Pero cuando sus corazones y finanzas estén alineados, enraizados en la Palabra de Dios, encontrará la unidad con su cónyuge.

Un Pacificador

Para poder unirse económicamente, debe buscar la paz en su relación. Al menos uno de ustedes debe convertirse en un pacificador.

Si desea experimentar la sanidad, sea el primero en confesar, el primero en decir: “¡Lo siento!”. Pídale al Señor la fortaleza para unificar su matrimonio y darle la humildad para dar el primer paso.

Hay un dicho que nos gusta recordar en nuestro matrimonio: “El primero en disculparse es el más valiente. El primero en perdonar es el más fuerte. El primero en olvidar es el más feliz“.

Perdone Rápido

Incluso si tiene un plan financiero bien pensado, está totalmente unido con su cónyuge y es el primero en disculparse, seguirá cometiendo errores en el camino. Ambos cometerán errores y tendrán que adaptarse.

Cuando esto suceda, sea comprensivo, lleno de compasión y rápido para perdonar. Como Pablo enseñó a los Efesios: “Sean amables unos con otros, tiernos de corazón, perdonándose los unos a los otros, como Dios en Cristo los perdonó“.

Sacrificios Para Progresar

¡Ahora es el momento de ponerse a trabajar! Tendrá que hacer sacrificios para progresar. Inviar a Dios a su plan es el paso más importante: pídale fortaleza, paciencia y diligencia para cumplir.

Encomienda tu trabajo al Señor, y tus planes serán establecidos“. Él es el que “… te enseña lo que es mejor para ti, que te dirige de la manera que debes ir“.

Su plan lo obligará a renunciar a algunas de sus preferencias, comodidad o expectativas.

Pero el poder de transformación de Dios proporciona una ventaja para que dos se conviertan en uno independientemente de sus personalidades, antecedentes o hábitos molestos. La condición espiritual de usted y su cónyuge impacta todo.

Un Compromiso con Dios

Lo que creemos acerca de Dios impacta nuestra visión de nosotros mismos y, por lo tanto, de nuestro matrimonio, hijos y finanzas.

Por favor, escúcheme: el matrimonio no significa que no experimentará dificultades ni angustia. Tal vez usted y su cónyuge no están en la misma situación financiera. Si quieres rendirte, ¡NO LO HAGA! Hay esperanza y ayuda.

Así que, entregue su matrimonio a Cristo.

A menos que viva con un propósito, vivirá en peligro de no lograr nada de valor eterno.

¡Trabaje en su plan! Proteja su matrimonio! ¡Vale la pena!

No estaba en un mismo sentir con mi esposa durante 21 de los 38 años que hemos estado casados. Causó muchas disputas en nuestro matrimonio, pero cuando finalmente llegamos a la misma página, todo cambió. Así que decidimos escribir un libro sobre eso. Puede leer más sobre nuestra experiencia y las lecciones que hemos aprendido en el camino, en nuestro libro recién publicado: Problemas Financieros, Soluciones Maritales. Puede recibir su copia haciendo una donación de cualquier monto a Conceptos Financieros Crown.

Chuck Bentley

About Chuck Bentley