was successfully added to your cart.

Cart

Pregúntele a Chuck: El Evangelio de la Pobreza Vs. El Evangelio de la Prosperidad

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Querido Chuck,

He estado leyendo acerca de la reverenda Paula White, quien ha sido llamada la “consejera espiritual” del presidente Trump, y aparentemente está en el campo del “evangelio de la prosperidad”. ¿Cómo les explico a mis amigos el error en su teología?

No Una Fan del Evangelio de la Prosperidad

 

Querida “No Una Fan”,

Yo también leí los titulares recientemente que revelaron la enseñanza financiera de Paula White. Ella parece estar entre demasiados alrededor del mundo que abrazan y enseñan una doctrina que no se alinea con las Escrituras. Como me encuentro con esta pregunta de una forma u otra en casi todas las naciones donde se me pide que enseñe, es de gran importancia.

Mi observación general de los líderes que enseñan esta teología es que sus vidas a menudo se caracterizan por un énfasis en la autocomplacencia, las apariencias externas, la baja responsabilidad y el materialismo.

Dos Extremos: Prosperidad y Pobreza

Hay dos enseñanzas extremas sobre el dinero y las finanzas que encuentro a menudo. En un campamento están los maestros de prosperidad. Tienden a variar de sutiles a indignantes. No los he estudiado ni intentado resolver cuál es peor que el otro. Algunos son estafadores por completo, mientras que otros son sinceros pero sinceramente incorrectos. Es posible que realmente quieran que las personas experimenten la abundante vida prometida en las Escrituras, pero ponen el énfasis en la riqueza mundana en vez de las verdaderas riquezas de una vida piadosa (véase Lucas 16:10-15).

En el otro campo, e igualmente equivocado, están los maestros del evangelio de la pobreza. Se balancean en la dirección opuesta extrema y enseñan que tener posesiones materiales es malo, las personas ricas son impías y que la abnegación es un medio para ganar justicia ante los ojos de Dios. Aquellos que creían que huían de los males del mundo a través del aislamiento y la abnegación extrema de la comodidad y las posesiones materiales típicamente poblaban los monasterios.

Tristemente, demasiadas personas en el mundo son víctimas de la esclavitud de una u otra de estas enseñanzas extremas.

Teología de la Mayordomía

La Palabra de Dios enseña que todo lo que tenemos es propiedad de Dios y nos lo ha provisto Dios. Somos mayordomos temporales de lo que tenemos, ya sea mucho o poco. El dinero no es malo, pero el amor al dinero sí lo es.

Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero solo si uno está satisfecho con lo que tiene. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores. (1 Timoteo 6:6-10)

El objetivo de nuestra mayordomía es ser fiel, no tener éxito (1 Corintios 4:2). Nuestras vidas deben caracterizarse por lo que damos, no por lo que obtenemos. Vemos las posesiones como una responsabilidad que requiere que tengamos cuidado con nuestras elecciones de estilo de vida y que seamos radicalmente generosos con los demás sin esperar una recompensa financiera. Los motivos importan. Nuestra recompensa final será escuchar al Señor Jesús decir: ¡Bien hecho, siervo bueno y fiel! (Mateo 25:21)

Esta recompensa está disponible tanto para ricos como para pobres. Es una recompensa que viene después de que nos alejamos de esta vida y hemos cumplido los propósitos de Dios de amar y servir a los demás.

Su divino poder, al darnos el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda. Así Dios nos ha entregado sus preciosas y magníficas promesas para que ustedes, luego de escapar de la corrupción que hay en el mundo debido a los malos deseos, lleguen a tener parte en la naturaleza divina. (2 Pedro 1:3-4)

Nuestra justicia no se gana, sino que es un don de Dios por la gracia, la misericordia y el sacrificio de Jesucristo. Hemos sido rescatados de la muerte y la oscuridad a través del perdón de nuestros pecados. Nuestro arrepentimiento del pecado debe incluir apartarnos de nuestra avaricia, codicia y egoísmo, y no avivarlo en llamas (Efesios 5:3-5). La vida abundante prometida en las Escrituras se encuentra al permanecer en Cristo quien nos llena de amor, alegría, satisfacción y una comisión para servir a los demás.

Los maestros de la prosperidad se aprovechan de los seguidores sinceros que creen que Dios los librará de la pobreza o cumplirá sus deseos codiciosos como recompensa por su “fe”. Muchos de los seguidores de la prosperidad no tienen una verdadera comprensión de quién es Dios en realidad. Y a algunos no les importa saber porque simplemente son codiciosos y quiere obtener beneficios personales de sus enseñanzas.

Dios es Nuestra Bendición

La riqueza mundana encubre las verdaderas riquezas que se encuentran en Cristo. El deseo de un mayordomo es ser más fiel a Dios y ser transformado a Su imagen, no estar lleno de más de las riquezas del mundo.

Aleja de mí la falsedad y la mentira; no me des pobreza ni riquezas, sino solo el pan de cada día. Porque teniendo mucho, podría desconocerte y decir: “¿Y quién es el Señor?” Y teniendo poco, podría llegar a robar y deshonrar así el nombre de mi Dios. (Proverbios 30:8-9)

El “Evangelio de la prosperidad” generalmente se enfoca en vivir según ciertas reglas y dar generosamente, de modo que se recibirán bendiciones materiales y financieras a cambio. Se enseña como una causa y efecto, una siembra y una cosecha: haces esto, obtendrás eso. Peor aún, la garantía de obtener más a cambio supuestamente está respaldada por Dios Todopoderoso y la Escritura. El “Evangelio de la pobreza” rechaza el dinero y las posesiones como malvados, espera que los seguidores demuestren una abnegación extrema y se motiven para obtener el favor de Dios, especialmente sobre aquellos contaminados por el dinero y la comodidad. Estas enseñanzas simplemente no son verdaderas.

La mayordomía de la vasta riqueza de América será el factor determinante de la clave del futuro de esta nación. Que Dios coloque líderes más fieles, sinceros y de sacrificio en puestos de servicio público para administrar nuestros recursos en todos los niveles. También será la medida por la cual nos evalúa personalmente Dios, nuestro fiel Proveedor. Que seamos fieles para administrar bien lo que tenemos, ya sea mucho o poco.

¿Es Egoísta Dejar Un Trabajo “Bueno” Por Algo Más?

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

La gente deja el trabajo por una razón: mejores oportunidades.

Esas pueden venir en diferentes formas, dependiendo de sus prioridades. Para algunas personas, mejores oportunidades equivalen a un salario más elevado. Otros toman nuevos trabajos para tener la oportunidad de perfeccionar sus habilidades o desafiarse profesionalmente. Cualquier oportunidad particular que busquen, saben que no la encontrarán en su posición actual.

Aplaudo a las personas que continuamente se esfuerzan por obtener más, y les animo a que siempre busquen oportunidades para mejorar sus circunstancias. Cuando las personas me dicen que se han estancado en sus trabajos, les aconsejo que les pidan a sus jefes un trabajo más estimulante o comiencen a buscar otros puestos. La economía está cambiando rápidamente, gracias a la tecnología y la automatización, y aquellos que se vuelven complacientes se quedarán atrás.

Cuídese De La Culpa Bien Intencionada

Desafortunadamente, no todos verán su búsqueda de nuevas oportunidades bajo una luz positiva. Incluso familiares y amigos con buenas intenciones se rehusarán cuando les diga que ha decidido dejar un trabajo estable para una empresa más dinámica. Pueden estar confundidos en cuanto a por qué dejaría el trabajo estable en una corporación heredada para probar su suerte con una empresa que está emprendiendo. O pueden ver su inquietud como ingratitud por el buen trabajo que ya tiene.

Es fácil comenzar a sentirse culpable por dejar un trabajo ante tales reacciones. Piensa en sus compañeros de trabajo, con quienes tiene una gran relación, y se preocupa que los deje en la estacada. Imagina la decepción de su jefe después de que ha invertido tanto tiempo en entrenarlo y ser su mentor. Teme que sus padres, que crecieron en una economía muy diferente a la suya, cometan comentarios negativos. Su madre no puede entender cómo puede dejar una compañía que le trata bien solo para perseguir sus propias ambiciones. Su padre insiste en que está poniendo en peligro el futuro de sus hijos alejándose de algo bueno.

Bueno, estoy aquí para decirle que ignore todas esas críticas y deje de sentirse culpable. Dejar un trabajo no es fácil. Pero quiere irse por una razón, y debe mantener ese instinto. Su jefe, sus colegas y su familia desean lo mejor para usted, sin lugar a dudas. Pero la verdad es que a nadie le importa más su futuro que usted mismo.

Solo usted sabe lo que quiere lograr, el legado que desea crear, la cantidad de ingresos que necesita para asegurar el futuro de su familia. Las decisiones de carrera son intensamente personales, y no debe sentirse culpable por defender sus necesidades. De hecho, hay una precedencia bíblica para eso. En 1 Timoteo 5:8 leemos: “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.” Dios quiere que cuidemos a nuestras familias en primer lugar, así que nunca sacrifique su futuro porque otras personas le hacen sentir mal por dejar un trabajo.

El Secreto de las Renuncias Libre de Culpa

Ahora, seamos claros. Hay formas correctas e incorrectas de dejar un trabajo. Presentar su renuncia sin avisar al menos dos semanas antes es poco profesional. Si valora las relaciones que ha cultivado en su trabajo actual, comparta las noticias respetuosamente. Déles la mayor notificación posible y ofrezca concluir cualquier proyecto en curso antes de partir. Pregúnteles cómo puede facilitar la transición. Irse de manera positiva le permite mantener esas relaciones, que serán importantes a medida que avanza a lo largo de su carrera.

Una vez que le diga a la gente que se va, es posible que sienta que se le quita un peso enorme de los hombros. Conozco a muchas personas que retrasaron su renuncia hasta el último minuto posible porque tenían miedo de las reacciones de las personas. Tan pronto como dijeron las palabras, se inundaron de alivio.

La gente a menudo malinterpreta el miedo como culpa y se convencen a sí mismos que están decepcionando a todos aceptando un nuevo trabajo. Pero tienen mucho miedo de quemar puentes y recibir reacciones negativas para priorizar las necesidades de su carrera profesional por encima de sus responsabilidades profesionales existentes. Sin embargo, sus jefes y colegas deberían entender sus motivaciones. Puede que no estén contentos de verle partir, pero también están creando carreras. Muchos de ellos probablemente tengan familias que apoyar también. Ellos lo entienden y si es honesto con ellos sobre su decisión, no le culparán por hacer lo correcto.

El Mito de la Seguridad Laboral

Una de las preocupaciones más comunes que escuchará de familiares y amigos es: “Tienes un gran trabajo, ¿por qué te vas a ir? ¡Juega a lo seguro!” Pero permanecer en un trabajo por miedo no es ir a lo seguro. Cuando golpeó la Gran Recesión, 8.7 millones de personas perdieron sus trabajos. ¿Cuántos de ellos pensaron que estaban a salvo? ¿Que sus trabajos estaban garantizados todo el tiempo que quisieran? No existe una garantía de empleo de por vida, especialmente en nuestra economía que cambia rápidamente. Es por eso que necesita tomar riesgos, desafiarse a sí mismo y constantemente perfeccionar nuevas habilidades.

En 2009, cuando la economía se incendió, renuncié como director general de una compañía próspera en Flint, Michigan, para comenzar mi propio negocio. La gente pensó que estaba loco. ¿Estaba realmente negociando un empleo remunerado por la incertidumbre del emprendimiento? Por supuesto que sí. Junto con el resto del país, estaba aprendiendo que la única promesa en materia de seguridad laboral es que no hay promesas. No quería pasar mi carrera profesional de 9 a 5. Así que me fui.

La mayoría de las personas confunde la tradición con la seguridad. Es por eso que muchos empleados que odian sus trabajos permanecen en posiciones que los hacen miserables en lugar de buscar un camino más satisfactorio. Un cambio de carrera es más aterrador para ellos que la perspectiva de ser despedido cuando llegue la próxima crisis económica.

Pero no puedo vivir así y usted tampoco debería. Si no está satisfecho con su trabajo, no se quede con eso por culpa o miedo. Cultive su autoconciencia e identifique lo que falta. A veces puede forjarse un nuevo rol para usted en su organización actual y eso es un cambio suficiente para satisfacerlo. Pero a veces debe dar un salto, y no debe permitir que las opiniones de otras personas le impidan hacer algo grandioso.

No digo que sea fácil ignorar sus críticas y seguir adelante. Pero cuando mira hacia atrás en el espejo retrovisor de su vida y ve cuánto más rica se ha vuelto su existencia, pensará: “Estoy tan contento de no haber permitido que la culpa de otras personas me impida hacer lo que era adecuado para mi.”

Pregúntele a Chuck: ¿Qué Debo Hacer Si Recibo Un Pago Injusto?

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Querido Chuck,

Siento que me pagan mal como mujer haciendo el mismo trabajo que los hombres en mi oficina. ¿Cómo trato esto como cristiano?

Frustrada por la Desigualdad Salarial

 

Querida Frustrada,

Mucha atención se centra actualmente en el tratamiento injusto de las mujeres en todo el mundo. La explotación es penosa, pero podemos estar contentos de que incluso aquellos que no conocen a Cristo están tomando una posición para la reforma de los estándares morales y éticos.

Durante años, las mujeres han buscado salarios justos en el mundo laboral. Desafortunadamente, a algunas mujeres todavía se les paga menos que a sus compañeros de trabajo por el mismo trabajo.

Miqueas 6:8 dice: ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el SeñorPracticar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios. Como cristianos, todos debemos buscar corregir la injusticia.

Comprenda el Panorama General

Los empleadores deben pagar a las empleadas de manera justa y equitativa. Pero profundicemos en la brecha salarial antes de ofrecerle algunos consejos.

Tim Worstall, en un artículo de 2017 para Forbes, afirma que cree que la desigualdad de ingresos existe debido a la forma en que las mujeres han demostrado sus preferencias de carrera, horas de trabajo, tiempo de viaje y dedicación y responsabilidad familiar. Con frecuencia, las mujeres trabajan menos horas, realizan trabajos menos exigentes o estructuran creativamente su empleo remunerado para acomodar sus responsabilidades de cuidado.

Esta necesidad de equilibrio puede, de hecho, reducir las ganancias a largo plazo, pero crear una mayor satisfacción. De hecho, un informe de Pew Social Trends 2013 muestra que un abrumador margen de adultos que alteraron su horario de trabajo no lo lamentó. Un asombroso 94% dijo que estaban contentos de haberlo hecho. Aquellos que rechazaron un ascenso (88%) o renunciaron a su trabajo (87%) para cuidar a un miembro de la familia dijeron lo mismo.

Pero esta opción no siempre es una opción, muchas mujeres están en modo de supervivencia. Necesitan trabajar horas extras, no rechazarán las promociones, necesitan los ingresos para cubrir adecuadamente sus gastos y son muy trabajadoras. Las madres trabajadoras solteras en particular, como cabeza de familia, llevan enormes cargas y deben hacer múltiples tareas para manejar todas sus responsabilidades.

Una encuesta realizada en 2016 por McKinsey descubrió que los hombres y las mujeres fueron promovidos de manera similar, excepto en los peldaños más bajos de la escala de carrera, donde los gerentes dudaban en promocionar a las mujeres que estaban comenzando una familia o probablemente lo harían en un futuro cercano. Aquí es donde el salario de las mujeres comúnmente comienza a quedarse atrás.

Los números son difíciles de entender. Las estadísticas del Departamento de Trabajo no comparan a los colegas masculinos y femeninos con trabajo idéntico, horas y demandas. Por el contrario, los ingresos medios de las mujeres a tiempo completo en la fuerza laboral se suman y se comparan con los totales de los hombres que trabajan a tiempo completo.

Steven Horwitz, de la Fundación para la Educación Económica, dice, “…no es una comparación de hombres y mujeres que hacen el mismo trabajo”.

Esto impone a las mujeres la carga de saber qué deberían ganar en su trabajo particular.

Otro problema es que las mujeres representan la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial. Por lo general, reciben salarios más bajos por hora y trabajan menos horas, lo que resulta en un menor acceso a las pensiones, seguro de salud, licencia familiar y seguro de desempleo o discapacidad. La presión es difícil, especialmente cuando las mujeres hacen malabares con varios trabajos.

Conozca Su Valor en el Mercado

Para su pregunta específica, es importante que una empleada sepa la tasa del mercado para su puesto. El pago varía en función del costo de la vida y los beneficios proporcionados por las empresas. Lleve a cabo investigaciones antes de las revisiones anuales o cuando le entrevisten para un nuevo trabajo para estar preparado para solicitar un aumento o negociar una oferta salarial.

Si descubre una brecha salarial en su trabajo actual, no reaccione emocionalmente. En cambio, lléveselo al Señor. Ore y busque consejo sabio. No cotillee ni discuta la situación con sus compañeros de trabajo porque puede causar disensión en el lugar de trabajo. Discuta el problema en privado con su superior. Haga preguntas, escuche bien y exprese claramente su posición. Sea cortés al pedir con seguridad un pago justo recordando que la falta de respeto y el drama dañarán su caso.

Pablo instó a los efesios a que vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido, siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. (Efesios 4: 1-3)

Busque la justicia en el espíritu de la paz. Demuestra madurez y cualidades de liderazgo que los buenos gerentes desean en los empleados.

Lo Que Debe Hacer:

  • Conducirse con dignidad y honrar al equipo de gestión.
  • Expresar aprecio por su trabajo.
  • Ponerse en el lugar del gerente para obtener su perspectiva.
  • Pedir un aumento.
  • Buscar la ayuda de la administración para ganar creativamente más dinero si un aumento no es posible actualmente.

Lo Que No Debe Hacer:

  • Chismear o dejar que la amargura le consuma. Afectará su trabajo.
  • Asumir lo peor sobre su compañía o circunstancia.
  • Ser grosero cuando se reúna con los gerentes. Este es un momento para demostrar su madurez y el amor de Cristo.
  • Siquiera mencionar a un compañero de trabajo por nombre que sabe que está ganando más. Por el contrario, resalte lo que le ofrece a la empresa.
  • Subestimar lo que su posición vale para la empresa.
  • Quedarse en la compañía si su empleador no paga lo que ofrece el mercado.
  • Quemar puentes si decide que es hora de buscar empleo en otro lugar.

 

Mantenga una actitud de esperanza y agradecimiento reconociendo que Dios conoce su situación. Él tiene el control y puede hacer mucho más abundantemente que todo lo que pida o piense. (Efesios 3:20)

 

Pregúntele a Chuck: Administrando Su Salud Y Finanzas

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Querido Chuck,

Tengo 60 años y empiezo a darme cuenta de que lo que mi papá solía decirme es verdad: “Tu riqueza está en tu salud”. ¿Tiene alguna sugerencia para mantenerse saludable y evitar costos médicos masivos?

James en Washington

 

Querido James en Washington,

¡Su padre tenia razón! Si perdemos nuestra salud, no solo los costos médicos son muy caros, nos cuesta pérdidas directas e indirectas de ingresos, oportunidades e incluso puede limitar el cumplimiento de nuestro propósito de vida.

Dios nos ha dado cuerpos, cada uno hecho a Su imagen. La forma en que usamos nuestros cuerpos trae gloria o deshonra al Señor. Es nuestra responsabilidad cuidar de nosotros mismos para servir bien al Señor.

Examina 1 Corintios 6:19-20 – “¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; 20 fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios“.

Sin duda nuestras finanzas se ven directamente afectadas por lo bien que administramos nuestros cuerpos. La salud y la actividad física reducen los gastos médicos generales al reducir las primas del seguro de salud junto con menos deducibles y gastos de bolsillo. La generación de ingresos, la creatividad y la energía son impactadas por la salud. Incluso nuestra capacidad o energía para servir al Señor se ve afectada por este importante aspecto de nuestra responsabilidad como mayordomos.

Podemos mejorar positivamente nuestra salud a través de la educación y adoptando un estilo de vida disciplinado. Tengo algunos consejos generales y también compartiré mis prácticas personales.

Administre Cuidadosamente Lo Que Come

Su cuerpo es alimentado por lo que ingiere, pero no le recomiendo inscribirse en planes de dieta que le envían alimentos procesados. Cuando prepara sus propias comidas, sabe exactamente lo que está comiendo y puede reducir la ingesta de conservantes, pesticidas y alimentos cargados de hormonas. La nutrición generalmente mejora cuando investiga, compra y prepara su propia comida. Si tiene problemas de salud, puede ajustar las recetas para su beneficio. La cocina casera es más saludable y menos costosa que la mayoría de las comidas congeladas o fuera de casa. Además, sus hijos aprenden los conceptos básicos de comprar comestibles y preparación de alimentos que los ayudará en su futuro.

Haga Ejercicio Regularmente

Cuando las personas hacen ejercicio, duermen mejor y disminuye su dependencia de los medicamentos para dormir o los suplementos. Aumenta la inmunidad, reduce los días de enfermedad, disminuye la incidencia de enfermedades graves, reduce el estrés y la ansiedad, aumenta la energía y tiene un impacto positivo en el rendimiento laboral al aumentar la actividad cerebral.

¿No convencido? Vea algunos de los impactos positivos que el ejercicio provoca según informes de la CDC:

  • Ayuda a controlar el peso
  • Fortalece los huesos y los músculos
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón
  • Reduce el riesgo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico
  • Reduce el riesgo de algunos cánceres
  • Mejora la salud mental y el estado de ánimo
  • Mejora la capacidad de hacer actividades diarias
  • Previene caídas en adultos mayores
  • Aumenta las posibilidades de vivir más tiempo

Los empleadores notan una mayor productividad en empleados saludables. Algunas compañías albergan gimnasios completos en sus oficinas o brindan membresías para gimnasios. El aumento en los costos de la atención médica es un incentivo para la prevención a través del ejercicio. El retorno de la inversión ha sido beneficioso tanto para los empleados como para sus empleadores.

Una colchoneta, pesas y bandas de resistencia o videos simples de YouTube pueden funcionar para usted. Mezcle ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento de la fuerza. Caminar, correr, andar en bicicleta y nadar agregan variedad más el beneficio de la insolación y la vitamina D. Propóngase un mínimo de 3 a 4 veces por semana durante al menos 15 minutos de ejercicio vigoroso o media hora o más de ejercicio moderado. Escuche a su cuerpo y no lo haga en exceso, pero tenga disciplina para entrar en una rutina diaria.

Asegúrese de establecer objetivos alcanzables tanto a corto como a largo plazo para evitar lesiones y desaliento. ¡El estiramiento se vuelve más y más importante a medida que envejecemos!

Descanse Lo Suficiente

Nuestros cuerpos fueron diseñados con la necesidad de cantidades adecuadas de sueño profundo. La falta de esta se asocia con un aumento en los accidentes cerebrovasculares y un mayor porcentaje de muerte por enfermedad cardíaca. Hay un 75% más de posibilidades de obesidad porque la falta de sueño afecta negativamente el apetito, las hormonas y el metabolismo.

La falta de sueño afecta las calificaciones de los estudiantes. Los empleados son menos eficientes, cometen errores y sufren problemas de memoria. Esto afecta el rendimiento laboral deficiente que inhibe las promociones y los aumentos salariales dentro de una empresa.

La falta de sueño se ha relacionado con por qué las personas son más propensas a los accidentes, toman decisiones impulsivas, no ejercen un buen juicio o controlan sus emociones. La toma de decisiones complejas se ve comprometida, mientras que los atajos, la comodidad y la cafeína están disponibles. Las finanzas se ven negativamente afectadas ya que estos síntomas perjudican nuestro desempeño laboral.

La Fundación del Sueño proporciona las siguientes horas recomendadas de sueño de calidad por grupo de edad.

  • Recién nacidos (0-3 meses): 14-17 horas cada día
  • Bebés (4-11 meses): 12-15 horas
  • Niños pequeños (1-2 años): 11-14 horas
  • Niños en edad preescolar (3-5): 10-13 horas
  • Niños en edad escolar (6-13): 9-11 horas
  • Adolescentes (14-17): 8-10 horas
  • Adultos (18-64): 7-9 horas
  • Adultos mayores (65+): 7-8 horas

Cuide Su Boca

La enfermedad de las encías y la caries dental son las enfermedades más prevalentes en el mundo. El cepillado diario, el uso del hilo dental y las dietas saludables son esenciales para evitar el costo de empastes, coronas y conductos radiculares. La mala salud oral se asocia con condiciones elevadas de diabetes, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y cáncer que afectan negativamente la generación de ingresos y aumentan los gastos. Si no ha estado en el dentista últimamente, puede ser hora de ir.

La Buena Salud Es Una Función de la Autodisciplina Constante

Tengo 60 años y, por la gracia de Dios, nunca he tenido un desafío significativo con mi salud. Mi esposa y yo caminamos todos los días durante aproximadamente 40 minutos y agrego algunos estiramientos ligeros de mis músculos isquiotibiales, ejercicios de hombro y de vez en cuando hago carreras de viento. Por lo general, tomo las escaleras hasta el tercer piso donde ocupo mi oficina y utilizo una mesa de pie cerca del 80% de mi día en la oficina.

Mis bebidas han estado restringidas a solo agua durante los últimos 3.5 años. No tomo nada que no sea agua (nada de zumo, café, té, refrescos, leche, alcohol, etc.). Esto reduce mi ingesta de azúcar y cafeína, ahorra dinero y ha mejorado notablemente mi sueño y la salud en general. Tratamos de evitar los dulces, mantener un peso saludable, tomar mucha aire fresco y dormir lo suficiente. No tomo medicamentos ni suplementos que no sean la adición de moringa en polvo a batidos no lácteos, 3-4 veces por semana. Mi esposa y yo también tratamos de restringir radicalmente nuestra ingesta de calorías de 3 a 4 días cada mes para descansar nuestros sistemas digestivos.

Es importante establecer metas realistas que pueda comenzar hoy. Edúquese y comience con un desafío de 30 días. Reclute a otros para que se unan a usted para alentarlo y rendirle cuentas. Aquí hay algunos buenos pasos para empezar:

Reduzca o elimine el azúcar, el alcohol, los refrescos, la comida rápida y los cigarrillos. Comience a moverse, tome las escaleras, siéntese menos y póngase de pie más. ¡Es posible que pueda dejar sus medicamentos recetados en poco tiempo!

Y sí, la buena salud es altamente alentada en la Palabra de Dios.

Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. (Romanos 12:1 NVI)

Como dijo el apóstol Pablo, “Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado”. (1 Corintios 9:27)

La Biblia tiene mucho que decir sobre nuestra salud física y nuestra salud financiera. Si desea profundizar en lo que dice la Palabra de Dios sobre cada área de sus finanzas, quiero que se inscriba en línea en el Estudio de Finanzas Personales MoneyLife de Crown.

¡Mejorar su salud debería mejorar sus finanzas, darle una mejor perspectiva de la vida y aumentar su impacto en el reino!

Criando Mayordomos Fieles

By | Crianza, Educación en Casa, Stewardship, Trending Articles, Vida Familiar

Una de las primeras batallas que los padres tienen con los niños pequeños es la batalla del señorío. Los gritos de “mío, mío, mío” pueden estar pasando por su casa a diario. Si no, ingrese a la habitación de varios niños pequeños y no pasará mucho tiempo antes de que escuche la frase: “¡No! ¡Eso es mío!” Y aunque podemos ser un poco más discretos o táctiles en nuestra expresión externa de egoísmo a medida que envejecemos, la actitud del corazón sigue siendo la misma.

Entonces, ¿cómo enseñamos a nuestros propios hijos a ser buenos mayordomos ya que nosotros mismos tratamos de convertirnos en uno?

Bueno, todo se reduce al señorío. Dios quiere que reconozcamos que somos administradores, no dueños, de todo lo que tenemos. Él nos ha confiado recursos, relaciones, tiempo y dinero, y desea que seamos fieles en la forma en que lo gestionamos.

Las lecciones más importantes en la vida generalmente se captan, no se enseñan. Resuelva vivir como mayordomo, y sus hijos inevitablemente aprenderán a hacer lo mismo. Requerirá conversaciones y lecciones intencionales, pero sabrá cómo se ve un mayordomo.

Enséñeles cómo trabajar.

¡El trabajo es bueno! Siempre fue parte del plan de Dios que el hombre trabajara. Le dio a Adán la carga sobre el jardín antes de la caída del hombre. Ayude a sus hijos a comprender que fuimos creados para trabajar y que es una bendición. Ayúdelos a descubrir las habilidades y talentos que Dios les ha dado. La excelencia y la diligencia combinadas con la humildad equiparán a su hijo para convertirse en sal y luz en el lugar de trabajo.

Deles “empleos” ahora: las tareas domésticas les enseñarán responsabilidad. Intente tener dos categorías de responsabilidades: las expectativas diarias no pagas y las oportunidades de empleo especiales y remuneradas.

Llegue a casa agradecido por su trabajo todos los días. Hable con sus hijos sobre la bendición de ganar un ingreso y trabajar para mantenerlos. Incluso en los días frustrantes, tenga disciplina para agradecer a Dios por su trabajo y enséñele a sus hijos a hacer lo mismo.

Enséñeles cómo dar.

Esta es la mejor manera de proteger a su hijo de ser materialista. La generosidad le dará a su hijo un gozo inestimable y los preparará para apoyar la obra de Dios en su generación.

Ayúdelos a establecer un plan para dar su primer 10% como parte de su presupuesto. También pueden desarrollar un fondo de generosidad para dar por encima y más allá de un diezmo regular. La generosidad puede o no ser fácil para su hijo: concéntrese en los principios que mejor le enseñarán a su hijo el propósito de Dios para la generosidad.

Recuérdeles a sus hijos que la generosidad no siempre se trata de dinero. Ellos pueden ser generosos con su tiempo, sus palabras y sus talentos también. Asegúrese de mostrarles a sus hijos que no tienen que tener mucho dinero para ser generosos.

Enséñales cómo ahorrar.

La gratificación retrasada es posiblemente la mejor lección que sus hijos pueden aprender cuando se trata de la administración inteligente del dinero. Una vez que hayan dado su primer 10% de las ganancias de su tarea, enséñeles a ahorrar el 50%. Hábleles sobre la diferencia entre ahorrar dinero y acumularlo. Lea Mateo 6:19-21 con ellos y explique qué significan los tesoros en el cielo. Esto no solo les proporcionará un gran hábito, sino que construirá sus ahorros desde una edad temprana. Si quieren un nuevo juego o aplicación, hágales esperar para comprarlo hasta que tengan suficiente dinero para pagar en efectivo. Inculcará en ellos una gran ética de trabajo y disciplina para evitar las deudas.

Enséñeles cómo gastar.

El 40% restante de las ganancias de sus quehaceres son para que ellos gasten… sabiamente. Hable con su hijo sobre la importancia de hacer un seguimiento de sus gastos y seguir un presupuesto. Adviértales sobre los peligros y las trampas del uso de tarjetas de crédito, y hábleles abiertamente sobre los sacrificios que hace para mantenerse bien encaminado. Señale anuncios falsos o ventas manipuladoras para ayudarlos a navegar escenarios en el mundo real.

Recuérdeles hacer todo con excelencia, diligencia y humildad.

Pregúntele a Chuck: ¿Debería Tener Una Cuenta de Ahorro Para la Educación?

By | Comienza, Presupuestos, Saving, Smart Spending, Stewardship, Trending Articles, Vida Familiar

Querido Chuck,

Tengo 2 hijas que tienen solo 2 años de diferencia que todavía están en la escuela primaria, pero me preocupa el costo de la universidad. ¿Cuándo es el mejor momento para comenzar a ahorrar, y puede explicar las cuentas de ahorro para la educación? Estoy pensando que esta es la forma en que quiero ayudarlas a obtener su título sin deudas.

Gracias,

Mamá de Futuras Universitarias

 

Querida Mamá de Futuras Universitarias,

¡Es sabio que esté pensando en el futuro!

Salomón, el hombre más sabio que haya vivido, nos dice que, “el dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” (Proverbios 13:11). Ahorrar un poco cada mes se acumulará a lo largo de los años y ayudará a sus hijos evitar la carga de los préstamos estudiantiles.

Hay numerosas maneras de ahorrar para la universidad. Las dos más populares son el plan de ahorro universitario 529 y la cuenta de ahorros educativos de Coverdell. Ambos son similares a una Cuenta de Ahorros de Salud (HSA) o una cuenta de jubilación. Son similares en que el dinero se destina a inversiones como fondos mutuos, y los retiros deben ser para gastos calificados como matrícula, alojamiento, pensión, libros, calculadoras, computadoras, impresoras y otros artículos aprobados. También es útil conocer algunos detalles sobre cada uno para ayudarlo a hacer su mejor elección.

Planes 529

Estos ofrecen beneficios para padres y estudiantes, que funcionan como una Roth IRA. Las cuentas crecen libres de impuestos y las distribuciones para gastos calificados no son gravadas. Son propiedad del contribuyente, tasado al 5.64% de la tasa de activos paternos por la contribución familiar esperada (EFC), y las distribuciones no se cuentan como ingresos del año base en la FAFSA. Esto significa que no será dañino cuando solicite ayuda financiera.

Estas inversiones con impuestos diferidos ofrecen la mayor flexibilidad y ventajas fiscales. Los retiros deben cumplir con los requisitos o se cobra una multa del 10%. Además, se aplicarán impuestos estatales y federales sobre las ganancias de su grupo impositivo.

Los contribuyentes pueden invertir agresivamente y ponerse al día por los años perdidos porque no hay límites de contribución o restricciones de ingresos. Se moverán de estado a estado y de un niño a otro. Además, el beneficiario puede ser un hijo o un nieto y puede ser establecido por amigos o familiares.

El control de la cuenta permanece con el contribuyente. No hay límite para la cantidad de planes que puede establecer, pero evite exceder el costo de la educación o el límite establecido por el estado. Todos los colaboradores deben mantenerse informados mutuamente sobre sus planes. Estos pueden financiar una amplia gama de programas de posgrado, incluidos programas de certificación calificados y educación continua.

En un plan de matrícula prepaga, las contribuciones se combinan con otros inversores para pagar por adelantado el costo de una universidad designada a precios de hoy para uso futuro. Hay un límite en las contribuciones anuales y funcionan como IRA.

Los 529 respaldados por el estado permiten a los inversionistas contribuir con dinero pos-impuestos que crecen libre de impuestos para su retiro posterior sin impuestos o multas federales si se usan para gastos calificados. Los beneficiarios son libres de elegir la universidad de su elección.

Cualquier exceso de dinero en la cuenta después de la culminación de estudios en la universidad será penalizado y gravado por los gobiernos estatales y federales. ¡Así que subestime lo que necesita ahorrar y trabaje para recibir subvenciones y becas! Los asesores sugieren apuntar a los costos universitarios públicos totales dentro del estado. El límite para las contribuciones es más alto que Coverdell y no hay límite de edad para el beneficiario.

Cuentas de Ahorro para la Educación Coverdell (ESA)

Los dólares después de impuestos (no deducibles de impuestos) se pueden distribuir a fondos privados de K-12, colegio o escuela de posgrado. Los contribuyentes deben ganar menos de 220,000$ por año por pareja y están limitados a contribuciones anuales de 2,000$.

Una vez que un estudiante cumple los dieciocho años, las contribuciones deben finalizar. El custodio controla la cuenta, y el beneficiario puede asumir el control a la mayoría de edad, que generalmente es de 18 años. No hay un cargo fiscal federal cuando el dinero se usa para gastos calificados. Las ganancias crecen libres de impuestos. La cuenta debe cerrarse antes de que el beneficiario cumpla 30 años, pero el dinero se puede mover a un 529 para el mismo beneficiario o pariente, o una cuenta de corretaje regular. Tenga en cuenta que se pueden deber impuestos y multas.

Simplemente Ahorre

Roth IRA son otra opción. Estos están diseñados para ser vehículos de ahorros para la jubilación, por lo que si no se utilizan para la universidad, el propietario de la cuenta puede usar el dinero para la jubilación. Existen límites de contribución y no se aplican multas por retiros antes de los 59½ años de edad si el dinero se utiliza para los costos calificados de educación superior. Sin embargo, las ganancias pueden gravarse por retiro anticipado. Y, el retiro total (capital e ingresos) puede considerarse como un “ingreso” y afectar las solicitudes de ayuda financiera.

La opción simple, con menos beneficios pero más flexibilidad, es ahorrar en su propia cuenta e invertir según lo desee, pagando los gastos cuando corresponda. Con este enfoque, puede acceder a su propio dinero si lo necesita para su jubilación o una emergencia. Pierde beneficios tributarios potenciales, pero se evitan las sanciones.

Investigue bien. Sepa dónde se está invirtiendo el dinero, compare las tarifas, el nivel de riesgo y el rendimiento pasado del plan. Busque el consejo de personas sabias, ore, y siga adelante cuando tenga paz en su decisión sabiendo que, “Los planes de los diligentes conducen seguramente a la abundancia, pero todos los apresurados llegan a la pobreza” (Proverbios 21:5).

Los felicito por prepararse ahora para su educación universitaria, ¡así no tendrán que pedir prestado más tarde! El Mapa Financiero de Crown es una guía visual que lo ayuda a elaborar un plan para sus finanzas, y ahorrar para la educación universitaria es uno de los pasos clave en el mapa. Al administrar bien su tiempo y su dinero, puede evitar el estrés financiero y hallar la libertad. Espero que esto le ayude a tomar la mejor decisión para su familia.

4 Errores de Jubilación Que Debe Evitar

By | Get Organized, God's View on Money, Planning, Saving, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Querido Chuck,

Mi esposa y yo tenemos un plan de ahorro 401(k), y estamos pensando en retirar parte del dinero para mejoras en el hogar. Nuestra casa es una de nuestras principales inversiones de vida, pero ¿cree que es un buen plan? Es muy difícil ahorrar los recursos recomendados para la jubilación, pero esos recursos podrían ser útiles hoy.

Repensando Recursos

 

Estimado Sr. Recursos,

Hoy, en los Estados Unidos, los planes de ahorro 401(k) representan la forma en que la mayoría de nosotros tratamos de prepararnos para nuestra futura jubilación. En Crown, le aconsejamos que ahorre del 5 al 10 por ciento de sus ingresos para el futuro porque no sabe lo que necesitará para sobrevivir. Pero a medida que el nido crece, puede ser muy tentador sumergirse en esos recursos. Y muchos de nosotros estamos cediendo a esa tentación.

Un informe reciente en el Wall Street Journal observó: “Aprovechar o embolsarse los fondos de jubilación anticipadamente, conocidos en la industria como fugas, amenaza con reducir la riqueza en las cuentas de jubilación de los EE. UU. en un 25% cuando los ahorros anuales perdidos se combinan en 30 años, según un análisis de economistas en el Centro de Investigación de Jubilación de Boston College “.

Aunque no conozco su edad real, en mi opinión, es un error echar mano de ese nido de ahorros para proyectos predecibles, como mejoras en el hogar o la compra de un automóvil. Al retirar su dinero hoy, está asumiendo que en el futuro, no tendrá necesidades financieras similares que deberá abordar. Y literalmente está reduciendo sus fondos disponibles porque cuando retira dinero antes de los 59 años y medio, es posible que tenga que pagar impuestos y pagar una multa del 10 por ciento. Ese tipo de penalización significa que independientemente del proyecto, usted acaba de agregar una fuerte tarifa al monto total. Es mejor manejar los problemas actuales mientras aún está ganando. Por supuesto, su edad y su situación financiera completa podrían alterar mi consejo, pero quiero ofrecer algunos consejos generales para las cuentas de ahorro para la jubilación.

Pero las fugas son solo un gran error que las personas cometen cuando se trata de cuentas 401(k). Los principales errores que las personas cometen con su cuenta de ahorros incluyen:

  1. No tener una cuenta de ahorros / jubilación. Especialmente debido a que cada vez menos compañías ofrecen pensiones para cuidar la jubilación de sus empleados, es importante comenzar a ahorrar tan pronto como esté trabajando. Incluso los insectos saben que deben ahorrar cuando los tiempos son buenos. “¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.” Proverbios 6:6-8 NVI
  2. No inscribirse en el programa de emparejamiento de una compañía. Muchas compañías igualarán algunos de sus ahorros con dólares de la compañía. Si no se registra, se está perdiendo una gran oportunidad para salir adelante. “Según datos del Investment Company Institute, aproximadamente tres cuartas partes de los planes 401(k), que cubren el 90 por ciento de los estadounidenses, tienen alguna forma de política de igualación de empleadores,” así que consulte con su departamento de recursos humanos para ver si tiene esa opción . Ponga en el 401(k) de su empresa la cantidad necesaria para ser partícipe… es posible que dupliquen sus ahorros.
  3. No tener un interés activo en administrar dinero. Demasiadas personas se inscriben en un 401(k) y se olvidan de él. Pero es importante tener un papel activo en la comprensión de si su inversión está diversificada (distribuida en múltiples inversiones para que ninguna pérdida lo elimine) y saber qué tipo de tarifas está pagando. Los costos pueden ser más altos de lo que piensa. “El Center for American Progress estima que el trabajador estadounidense típico que comienza ganando un salario promedio de 30,502$ a los 25 años y ahorra un 5 por ciento del salario en un 401(k) perderá un total de 138,336$ en las tarifas que pagará de su 401(k).” Realice un chequeo a su 401(k) con un planificador financiero de buena reputación para garantizar su buena estado.
  4. No tener cuentas para prepararse para el final de la vida. Demasiados de nosotros no hemos ordenado nuestras cuentas y asuntos en caso de que la muerte ocurra inesperadamente. Todo su arduo trabajo para ahorrar en un 401(k) se perderá si sus herederos no conocen de ello. De hecho, los estados, las agencias federales y otras organizaciones tienen más de 50 MIL MILLONES de dólares en efectivo y beneficios no reclamados. Tómese el tiempo para leer el esquema de Crown para un plan de sucesión y organizarse para que se pueda acceder a todas sus cuentas cuando sea el momento adecuado.

Una sólida cartera financiera se construye poco a poco todos los días. Proverbios 13:11 deja en claro: “El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.” Puede obtener más información sobre cómo administrar sus finanzas con el Mapa Financiero de Crown.

 

Chuck Bentley es el Director Ejecutivo de Crown, el ministerio financiero cristiano más grande del mundo, fundado por el fallecido Larry Burkett. Es autor, presentador de My MoneyLife, un programa de radio diario, columnista del Christian Post y un conocido orador. Sigue a Crown @CrownEspanol 

Cómo Ahorrar Para la Jubilación

By | Get Organized, God's View on Money, Planning, Saving, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Como estadounidenses, hemos desarrollado una especie de manía sobre la jubilación. Mucho de eso se debe al hecho de que las personas no están preparadas:

  • El lamento financiero número 1 de los estadounidenses es que no ahorraron para la jubilación antes
  • El promedio del monto ahorrado para la jubilación entre las familias estadounidenses es de solo 5,000$
  • Y casi un cuarto de todos los estadounidenses están preocupados de que sus ahorros para la jubilación no les alcance

Pero la verdad sobre la jubilación ha sido confusa: nuestra cultura ha torcido la jubilación como algo que “merecemos” cuando cumplimos los 65 años. Hay una actitud compartida de que una casa de playa en Florida debería ser nuestra recompensa por todo el trabajo que hemos realizado en nuestra vida… pero lo opuesto es la verdad. El trabajo es nuestra recompensa. De hecho, es una bendición del Señor. Sabemos esto porque Dios le dio trabajo a Adán antes de que el pecado entrara al mundo, lo que significa que siempre fue parte del plan de Dios para Su pueblo. Mantiene nuestros cuerpos activos, nuestras mentes agudas, y aumenta nuestra vida útil.

De la misma manera, la Palabra de Dios no prohíbe, sino que alienta, ahorra para la jubilación. Como cristianos, nos preparamos para nuestros últimos años para que podamos cuidarnos cuando ya no podamos físicamente trabajar a tiempo completo, y con el fin de posicionarnos para ser libres y así poder servir a tiempo completo.

Los mayordomos ahorran porque confiamos en el Señor, no porque confiemos en el dinero. Entonces, cuando se trata de la jubilación, recuerde que está ahorrando para ser usado por Dios, no para gastar de manera frívola. Recuerde que Él “puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.” (2 Corintios 9:8).

Paso 1: Elija Un Plan.

Hay muchos planes de jubilación diferentes, y no hay un “mejor” plan que garantice que funcione para todos, así que conozca sus opciones. Es importante educarse a sí mismo y buscar un consejo sabio.

Como dice en Proverbios 24:3-4: “Con sabiduría se construye la casa; con inteligencia se echan los cimientos. Con buen juicio se llenan sus cuartos de bellos y extraordinarios tesoros.

Siempre busque al Señor en su estrategia de ahorro y continúe entendiendo métodos y prácticas de ahorro sabio. No permita que la confusión le intimide o le impida comenzar a ahorrar: ¡Realice su propia investigación y haga preguntas!

Paso 2: Comience a Ahorrar.

Comience a ahorrar tan pronto como sea posible, especialmente si su empleador ofrece una contribución equivalente a su 401(k) o 403(b). ¡No pierda “dinero gratis”!

Para ilustrar la diferencia de comenzar a ahorrar para la jubilación anticipadamente, observe este ejemplo:

Si Sally Sue ahorra solo 200$ al mes a partir de los 20 años, con una tasa de interés del 8%, tendrá más de 1 millón de dólares ahorrado a los 65 años.

Pero si Sally Sue espera y ahorra 200$ al mes a partir de los 40 años, con la misma tasa de interés del 8%, ni siquiera tendrá 500,000$ a los 65 años.

Este es el ejemplo perfecto de Proverbios 21:5: “El andar con paso lento trae prosperidad...”

Así que recuerde que cuando se trata de la jubilación, el tiempo está de tu lado: comience temprano, diversifique sus inversiones y recuerde Proverbios 6:6-8: “¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.

Paso 3: Trabaje el Mayor Tiempo Posible.

Dado que las reglas sobre la jubilación han cambiado, considere posponer la edad de jubilación tan tarde como lo permita su salud. Planifique siempre trabajar o ser voluntario de alguna forma después de retirarse para mantener su salud.

Muchas personas han lanzado carreras nuevas en la edad de jubilación ya que tienen más efectivo, décadas de experiencia y menos riesgo. Su utilidad y experiencia no disminuyen a los 65 años, así que no permita que nadie le impida trabajar o cumplir una idea comercial que ha tenido por mucho tiempo. Busque la guía del Señor y disfrute de una vida larga y feliz.

Muchos sienten que la deuda de su tarjeta de crédito les impide ahorrar para la jubilación. Si ese es usted, ¡tome el control ahora! Primero, deje de usar sus tarjetas y haga un plan para pagarlas lo antes posible. Pruebe la Calculadora de Deuda: ¡es fácil y GRATUITO! Si necesita un poco más de ayuda, Consejeros Cristianos de Crédito es un gran recurso. Le ayudarán a comenzar con un análisis de deuda gratuito y trabajarán con usted para pagar sus tarjetas rápidamente y con menos interés. Han sido nuestros socios de confianza durante años y cuentan con un maravilloso equipo de asesores profesionales y amistosos, listos para ayudarlo.

¿Qué Dice la Biblia Sobre la Jubilación?

By | Get Organized, God's View on Money, Planning, Saving, Stewardship 101, Trending Articles, Vida Familiar

Nos gusta la idea de la jubilación. Después de todos esos años de trabajar duro, progresar en nuestras carreras y hacer sacrificios, sentimos que la jubilación es cuando finalmente lo hemos logrado. Vemos que es una temporada para disfrutar de todos los lujos que nos hemos convencido a nosotros mismos que merecemos. Llegar a los 65 años se anuncia como un momento en el que puede renunciar a su trabajo, relajarse y dejar que el Seguro Social le sirva a usted ahora.

Pero esta actitud sobre la jubilación no es bíblica.

Lo Que Dice la Biblia

Para entender completamente lo que dice la Biblia sobre la jubilación, tenemos que volver al principio, cuando Dios creó al hombre por primera vez. En Génesis, Dios crea a Adán y le da carga para trabajar y administrar el jardín. Él debe tener dominio sobre la Tierra. ¡Dios le dio a Adán un trabajo!

De acuerdo, Adán se salteó el proceso de entrevistas y no pudo proporcionar ninguna referencia, pero Dios lo eligió para el trabajo y le dio una descripción clara del trabajo. Adán disfrutó su trabajo y el fruto (literal) de su trabajo.

Entonces el pecado entró al mundo.

Lo que esto nos dice es que el trabajo es bueno. Fue creado antes de la caída del hombre. Fue integral en la forma en que Dios nos diseñó, y siempre forma parte de Su plan para nosotros. La investigación respalda el diseño original de Dios: el trabajo mantiene nuestros cuerpos sanos, nuestras mentes agudas y nuestra vida útil más larga.

Entonces sabemos que el trabajo es bueno. ¿Pero eso significa que la jubilación es mala?

La única mención de la jubilación encontrada en la Biblia está en Números 8:25. Se refiere a los levitas (la tribu sacerdotal de Israel) que viven de los diezmos y las ofrendas del pueblo de Dios y se retiran a la edad de 50 años.

No hay otra referencia encontrada en las Escrituras que sugiera que deberíamos jubilarnos. Eso no significa que la jubilación sea pecaminosa, pero significa que debe ser vista desde una perspectiva diferente.

Reformar… No Jubilarse

Entonces, el problema con la actitud actual hacia la jubilación es que niega por completo un aspecto integral del diseño de Dios: que fuimos creados para trabajar. También normaliza algo que nunca fue diseñado para ser normal, el no trabajar.

Ahora, por favor escúchame: no creo que el retiro sea malvado o malo.

Pero creo que la jubilación para los cristianos debería significar tiempo libre para dedicarse a servir a los demás con mayor plenitu sin la necesidad de que se les pague por ello. Es hora de reformar cómo y por qué invierte su tiempo y recursos.

Le advertiré que las actitudes que quiero que adopte son contrarias a lo que nuestra sociedad le dirá que usted se merece. Pero Romanos nos dice lo que realmente merecemos: pagar el precio máximo por nuestros propios pecados. Por gracia, Cristo pagó ese precio por nosotros, y ahora tenemos la oportunidad de vivir nuestras vidas en contra del resto del mundo.

Para adoptar la actitud correcta, primero debemos examinar nuestra actitud hacia el trabajo.

Deberíamos verlo como una bendición, una expresión de adoración diaria y externa, y una oportunidad para aprender más sobre el diseño brillante y único de Dios para cada uno de nosotros. Es la provisión de Dios para usted y su familia (incluso si no es lo que soñaba hacer).

Aquellos que viven por fin de semana y no encuentran satisfacción en su trabajo, se están privando de una bendición. Eclesiastés 2:24 dice: “No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios.” Sea alegre en su trabajo, y recuerde que es por el Señor por quien trabaja, no por el hombre (Colosenses 3:23).

Ahora, tenemos que examinar nuestra actitud sobre la jubilación. En lugar de dejarlo todo y mudarse a Florida cuando la primera pieza de correo de AARP llegue a su buzón de correo, sea diligente para ahorrar y esté dispuesto a servir. Si adoptamos este modo de pensar y dedicamos los últimos años o décadas de nuestras vidas a servir a los demás, entonces el Señor realmente nos encontrará haciendo Su obra cuando regrese (Lucas 18:8).

La Jubilación Correcta: Sea Diligente Al Ahorrar

Ahora, independientemente de si planea o no dejar de trabajar, le animo a ahorrar como si lo fuese a dejar.

Si se ve obligado a dejar de trabajar por razones de salud, una cuenta de ahorro e inversión saludable le permitirá mantenerse a sí mismo sin la ayuda del gobierno o de sus hijos. Si continúa trabajando, tendrá un flujo de caja para usar como herramienta para el Reino.

La Biblia es clara, debemos ahorrar. También está claro que no debemos acaparar.

Por lo tanto, trabaje para armar un plan para ahorrar para la jubilación AHORA. Cuanto antes se empiece, mejor. Pero si está en sus últimos años y no ha empezado a ahorrar, ahora es el momento de comenzar.

Aquí hay algunas preguntas para responder a medida que planifica:

  1. ¿Por qué debería jubilarme?
  2. ¿Que haré?
  3. ¿Qué pasa si mi plan de jubilación falla?
  4. ¿Qué pasa si no puedo jubilarme?

Los mayordomos ahorran porque confiamos en el Señor, no porque confiemos en el dinero.

Entonces, cuando se trata de la jubilación, recuerde que está ahorrando para ser usado por Dios, no para gastar de manera frívola. Recuerde que Él “puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes” (2 Corintios 9:8).

La Jubilación Correcta – Esté Dispuesto a Servir

Creo que lo mejor es tratar de continuar trabajando y/o ser voluntario de alguna manera. Es bueno para su mente, su corazón y su alma.

Cada vez más, personas de la tercera edad están iniciando “carreras nuevas” en la jubilación, incursionando en nuevos campos de negocios con años de experiencia y más dinero en efectivo para lograr emprender algo. Tal vez le apasiona un proyecto y puede dedicarle tiempo y energía en la jubilación. Quizás desee orientar a empleados más jóvenes en su campo para ayudarlos a sobresalir en el lugar de trabajo.

En definitiva, no conseguimos llevarnos nada cuando vamos al Cielo. Así que adoptemos nuestros roles como mayordomos y dediquemos nuestras vidas a administrar el tiempo, el dinero y las relaciones con las que Dios nos ha bendecido. Si desea obtener más información sobre lo que dice la Biblia acerca de su dinero y sobre cómo vivir como mayordomo bíblico, inscríbase en línea en el Estudio de Finanzas Personales MoneyLife de Crown. Puede estudiar durante 7 semanas individualmente, con su cónyuge o con su grupo de iglesia. El estudio se compone de lecciones integrales e interactivas que lo ayudarán a aprender principios bíblicos atemporales y formas prácticas de implementarlos.

Así Que Piensa Que Va A Comprar Un Carro

By | Comienza, Presupuestos, Saving, Smart Spending, Stewardship, Trending Articles, Vida Familiar

Aproximadamente el 43% de toda la población estadounidense adulta tiene un préstamo de automóvil (eso es aproximadamente 107 millones de personas). Lo que es aún más sorprendente es que 6 millones de esas personas tienen 90 o más días de retraso en el pago de su automóvil.

Básicamente están sacando préstamos para un artículo que no pueden pagar, pero aún no pueden pagar sus préstamos. Esto crea un ciclo de deudas, estrés y esclavitud.

Lamentablemente, después de la Gran Recesión, las hipotecas se hicieron más difíciles de adquirir y los préstamos para automóviles (y tarjetas de crédito) se volvieron más fáciles. Esto significa que se están vendiendo altas tasas de interés, préstamos y deudas con poca preocupación por los efectos a largo plazo en los individuos o la economía. Si se siente abrumado por la deuda de su tarjeta de crédito, comuníquese con Consejeros de Crédito Cristianos. Le ayudarán a comenzar con un análisis gratuito de deuda y lo ayudarán a desarrollar un plan de pago de la deuda.

Entonces, ¿cuál es la forma correcta de comprar un carro? ¿Qué aspecto tiene la mayordomía cuando se trata de un Jetta vs un Jaguar?

Cosas para recordar

Primero, establezcamos el marco para el proceso de compra de automóviles.

  • Un carro se deprecia en valor y debe considerarse a la par con la compra de un electrodoméstico.
    En el momento en que lo saca del lote, pierde valor. Solo necesita algo funcional, confiable y asequible.
  • Un automóvil usado de bajo costo, a veces sin estilo, que lo lleve a donde necesita ir, probablemente sea la opción más sabia.
    Si ahorra dinero comprando un carro sencillo, en lugar de un auto deportivo, luego puede actualizarlo a un auto mejor cuando tenga el dinero suficiente.
  • El costo del carro va más allá de la etiqueta de precio.
    También debe considerar el mantenimiento, la gasolina, las reparaciones, etc. al comprar un carro. Una gran oferta en un Land Rover puede cubrirse con costos astronómicos de reparación en el camino (literalmente). Haga su investigación antes de comprar cualquier carro.
  • Manténgase al día con el mantenimiento de rutina.
    Esto podría ahorrarle miles a largo plazo y ayudar a que su auto dure más tiempo.
  • Use el tipo correcto de gasolina.
    Se gastan 2.1 mil millones de dólares cada año en personas que se llenan con el tipo incorrecto de gasolina. Solo ciertos motores están diseñados para gas premium, así que consulte su manual y guárdelo en la bomba.

Compra vs. arrendamiento

La primera pregunta que debe hacerse cuando se trata de conseguir un automóvil es comprar o alquilar.

Creo que el arrendamiento es una mala idea para la mayoría de la gente, y he aquí por qué:

La mayoría de los anuncios hacen que parezca que puedes tener los autos más bonitos y rápidos por casi nada alquilándolos. Los Millennials favorecen especialmente el arrendamiento sobre la compra por la simple razón de que pueden obtener más carros de los que podrían pagar de otra manera. Pero eso no es del todo cierto.

Cuando alquila un carro, está pagando por la depreciación de un automóvil que no le pertenece y debe devolverlo, en comparación con comprar un carro en el que pague el valor total del carro.

La mayoría de las personas también señalaría pagos mensuales más bajos como otro beneficio del arrendamiento con respecto a la compra. Si bien sus pagos mensuales en un arrendamiento serán más bajos, no es por mucho. El pago promedio mensual de un carro es de 493$. Para un carro arrendado, es 412$.

Antes de arrendar, pregúntese si está tratando de obtener algo que realmente no puede permitirse solo para mantener las apariencias.

Gálatas 6:4 aconseja: “Cada cual examine su propia conducta; y, si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie“.

Le recomendaría que trabaje para ahorrar hasta pagar en efectivo por un carro confiable y conducirlo el mayor tiempo posible. Independientemente de un buen valor de intercambio, no tener un pago de carro es siempre más barato que tener uno.

Nuevo vs. Usado

Ahora que con suerte hice un caso para comprar en lugar de alquilar, es hora de decidir si irá a la agencia de carros usados o nuevos.

Como mencioné antes, en el momento en que usted maneja un carro fuera del concesionario, pierde valor (aproximadamente 11%, de hecho). Pierde casi el 25% del valor del carro en el primer año que lo posee. Por lo tanto, prefiero comprar un carro mientras todavía esté en buenas condiciones, pero que no pierda mucho valor, entre los 2 y los 4 años.

Siempre tenga precaución al comprar carros usados ​​y gaste un poco de dinero adicional por adelantado para asegurarse de obtener lo que paga. Mi hijo compró recientemente un carro y decidió gastar 100$ para que un mecánico inspeccionara el carro usado que estaba considerando. Parecía que estaba en buenas condiciones, pero el mecánico regresó con una lista de problemas, lo que habría costado hasta 2,500$ en reparaciones y mantenimiento a largo plazo.

Híbrido vs. Normal

Recientemente me hicieron una gran pregunta acerca de cómo equilibrar el valor de ahorrar gasolina en un carro híbrido con las costosas reparaciones y el mantenimiento que a menudo requieren.

En última instancia, daría el mismo consejo que sobre cualquier otro tipo de carro: investigue y comprenda los costos a largo plazo relacionados con el tipo de automóvil que está considerando. Todos en mi familia manejan un Toyota, y lo han hecho durante más de 15 años (esto no es un patrocinio de Toyota. Solo encontramos carros que nos funcionan y nos quedamos con ellos). Los mantenemos en excelentes condiciones, conocemos los costos asociados con ellos y ahorramos para poder pagar en efectivo por reparaciones y mantenimiento.

Lo mismo ocurre con los carros híbridos. Si necesita reemplazar su batería Prius, prepárese para gastar unos 2,300$. Pero si ahorra 100$ en gasolina cada mes, la batería del auto se amortizará en menos de 2 años.

Compre su carro

¡Ahora es el momento de la parte divertida! Comprar el carro adecuado.

Siempre recomiendo comprar un carro con efectivo. No considere un carro hasta que tenga suficiente dinero en efectivo para pagarlo, y todas las tarifas que lo acompañan, por adelantado. Para la mayoría de las personas, esto probablemente signifique seguir un presupuesto y establecer algunas metas de ahorro.

Si necesita hacer un presupuesto y comenzar a ahorrar para su próximo vehículo, consulte la Guía Fácil de Crown para un presupuesto que ame. Es una guía simple y paso a paso que lo ayudará a crear un presupuesto que realmente funcione para usted. También puede usar la Calculadora de Metas de Ahorro para saber cuánto tendrá que guardar cada mes para comprar el acarro que desea.

Encontrar el carro adecuado al precio correcto puede ser una tarea larga y ardua. ¿Cuáles son algunos de sus consejos de compra de carros?