was successfully added to your cart.

Cart

All Posts By

Arielle Vogel

10 maneras de ahorrar 1,000$ de aquí a Navidad

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

La Navidad todavía podría parecer estar muy lejos; para la mayoría, es tiempo de regresar a la escuela, las hojas no han empezado a cambiar todavía, y todavía hace tanto calor afuera, solo la idea de una chimenea y chocolate caliente le hace sudar.

Sin embargo, cuando se trata de su presupuesto, la Navidad está más cerca de lo que cree. En 3 cortos meses, las coloridas y vibrantes exhibiciones de las tiendas harán su aparición anual, lo que indicará a los estadounidenses que salgan en tropel y que den inicio a la mayor temporada de compras del año.

Tristemente, el día destinado a celebrar el nacimiento de nuestro Salvador se ha convertido en un día centrado en nosotros mismos. Gastar, comer y celebrar con extravagancia, sin consideración o reverencia por Quien estamos celebrando.

Pero al igual que muchos otros eventos y hábitos en nuestra cultura, les da a los cristianos la oportunidad de verse, actuar y gastar de manera diferente al resto del mundo.

No estoy sugiriendo que se convierta en un Scrooge. Estoy alentando a cada uno de nosotros a practicar la disciplina ahora para que podamos centrarnos en lo que realmente importa en ese momento.

Al ahorrar y planificar ahora, no solo ahorrará tiempo y dinero en unos pocos meses, sino que también lo liberará para que se concentre en Cristo y en Su regalo para cada uno de nosotros. Recuerde que somos mayordomos- gerentes, no propietarios, de todo lo que tenemos. El Estudio de Finanzas Personales en línea de MoneyLife analiza detalladamente lo que realmente significa y cómo aplicarlo en su vida. Puede inscribirse en el curso para estudiar a un “ritmo personal” para conocer cómo Dios desea que use el tiempo, el talento y el dinero que le ha dado.

Haga algo grande y establezca una meta para ahorrar 1,000$ antes de Navidad.

Tal vez eso sea su presupuesto para regalos para todos los que figuran en su lista. Quizás Dios le esté pidiendo que use ese dinero para comprar cenas navideñas o regalos para otros que lo necesiten. Tal vez haya un viaje misionero que pueda financiar como un regalo para otra persona, o puede usarlo para pagar las deudas que se dirigen hacia el nuevo año. Cualquiera que sea el motivo por el que decida usar ese dinero, comience a ahorrar ahora y experimente el gozo que conlleva tener dinero en efectivo disponible para Navidad.

Y puede que no sea tan difícil como cree: hay muchos días entre ahora y Navidad. Aquí hay algunas formas de alcanzar su objetivo:

1. Use Cupones.

Ahora hay muchas aplicaciones y sitios web de cupones diferentes que lo ayudarán a ahorrar fácilmente. Muchas tiendas y almacenes ahora tienen sus propias aplicaciones para ayudarlo a ahorrar en sus productos. También puede explorar aplicaciones de reembolso para ganar algo de dinero con las compras que realice. Sin dedicarle mucho tiempo, puede ahorrar al menos 5$ con cupones y/o reembolsos por cada viaje de compras que haga. (Mientras más tiempo pase buscando cupones y planeando, más podrá ahorrar). Si va al supermercado una vez a la semana entre ahora y Navidad, puede contribuir con 80$ a su objetivo.

2. Lleve Almuerzo.

Comer fuera durante la semana puede costar MUCHO dinero. La comida promedio es de aproximadamente 12$, en comparación con un almuerzo promedio hecho en casa de 5$. Eso es un ahorro de 7$ por día. Suponiendo que reemplaza 3 comidas a la semana con un almuerzo hecho en casa, ahorrarás 21$ cada semana, lo que suma casi 350$ a su objetivo.

3. Semana Sin Gastos.

Planifique con anticipación y decida ir una semana completa sin gastar un CENTAVO (a menos que, por supuesto, tenga facturas pendientes esa semana, ese tipo de gasto es aceptable). Asegúrese de tener suficientes alimentos para pasar los 7 días completos comiendo en casa, haga su propio café y llene su automóvil con gasolina antes de que comience la semana. Ahorre 300$.

4. Transporte.

Intente pedir la cola hacia y desde el trabajo durante su semana sin gasto. Encuentre amigos que lo lleven a la iglesia, o aproveche lo último del verano y camine o monte su bicicleta de un lado a otro. Aproximadamente la mitad de todos los trabajadores gastan 25$-50$ cada semana solo por manejar hacia y desde el trabajo. Agregue viajes a la tienda, iglesia, etc. y verá un ahorro de aproximadamente 75$.

5. Beba Solo Agua.

El hogar estadounidense promedio gasta 850$ cada año en refrescos (16$ por semana), y 1.100$ por año en café (21$ por semana). Ignorar el dinero gastado en bebidas alcohólicas u otras bebidas, bebiendo solo agua entre ahora y Navidad le ahorraría más de 610$.

6. Elimine El Cable.

La factura promedio de cable (TV) puede ir de 20$ a 180$, pero la familia promedio gasta alrededor de 70$ para el cable. Recórtalo durante los próximos 3 meses, y agregará fácilmente 210$ a su objetivo.

7. Omita Netflix.

Una suscripción a Netflix actualmente cuesta 8-12$ por mes, pero se espera que aumente en los próximos trimestres. Si corta Netflix durante los próximos 3 meses, puede agregar 24$- 36$ a su objetivo.

8. Cortes De Pelo En Casa.

El CEO de Crown, Chuck Bentley, dice que “la creatividad florece cuando la economía exige”. Si está intentando ahorrar, puede ser momento de usar regalos y talentos o aprender a hacer cosas nuevas. Un simple corte de pelo para una mujer cuesta 43$, y 28$ para un hombre. Aprenda a cortar el cabello de su cónyuge y/o hijos una vez al mes en su casa, y ahorre 84$-129$ durante los próximos 3 meses.

9. Ejercicio En Casa.

Así como puede ahorrar dinero en cortes de cabello en el hogar, también puede ahorrar mucho dinero haciendo ejercicio en casa. La membresía promedio del gimnasio cuesta 58$ por mes, pero solo el 33% de las personas con membresías realmente los usan. Cancele su membresía, busque algunos videos gratuitos en línea o intente comenzar a correr, y ahorre 174$ adicionales.

10. Planifique Sus Comidas.

La planificación y preparación de las comidas le ahorrará dinero en el supermercado y en el hogar. Puede ayudarlo a reducir el desperdicio de alimentos, la cantidad de viajes al supermercado, los restos de comida que no consuma, comprar comida en la calle e incluso mejorar el uso de los ingredientes que ya está comprando. Puede encontrar excelentes planes de comidas con listas de compras en Pinterest y blogs para ahorrar dinero. Un poco de planificación con tiempo puede ahorrarle 50$ a la semana: ¡Una cantidad sorprendente de 800$ entre ahora y Navidad!

Todas estas ideas combinadas le ahorrarán 2,707$ en el extremo inferior, casi triplicando su meta de 1,000$. Con el tiempo de su lado, puede ingresar a la temporada de vacaciones sin estrés y preparado financieramente. Lo mejor de todo es que estará listo para celebrar el milagro de Cristo con un corazón agradecido.

Hacer pequeños cambios como estos puede tener un gran impacto no solo en su presupuesto, sino también en su corazón. Todo es parte de convertirse en un mayordomo desde adentro hacia afuera. Si desea dar el siguiente paso y obtener más información sobre lo que significa la mayordomía, inscríbase en el Estudio de Finanzas Personales MoneyLife en línea de Crown.

 

Qué hacer cuando gastas de más

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

¿Cómo va su presupuesto?

¿Se mantiene organizado, ahorra dinero extra y encuentra satisfacción al saber dónde va cada centavo cada mes?

Con suerte, así es como se siente con respecto a su presupuesto, o al menos, bastante cerca. ¡Es posible tener un presupuesto que ame! A decir verdad, un presupuesto es fortalecedor: le ayuda a controlar su dinero, no al revés. Ayuda a poner orden en una parte de la vida que de otro modo sería fácilmente caótica.

Vivir según un presupuesto exhibe una buena mayordomía como administrador de los recursos que Dios le ha dado, por lo que es parte del primer paso en el Mapa Financiero de Crown.

Pero a veces, nos equivocamos. De hecho, me atrevería a decir que cualquiera que haya mantenido un presupuesto de más de 6 meses probablemente no haya gastado cada centavo de la forma en que lo haya planeado. Las cosas suceden. La vida pasa. Y a veces gastas demasiado. Puede ser solo unos pocos dólares aquí y allá, o puede ser un gran momento de “oops”.

Entonces, ¿qué haces cuando esto sucede? ¿Cómo se recupera del gasto excesivo para mantener su presupuesto bien encaminado?

Bueno, lo primero que debe recordar es que cuando gaste demasiado, NO decida que como acaba de gastar su presupuesto, también puede renunciar y gastar lo que quiera por el resto del mes.

Si accidentalmente se golpea el dedo del pie, ¡no anda golpéandose los nueve restantes! Eso no le hace ningún bien a nadie. En cambio, aprenda de ello y no se golpee de nuevo. Evítelo en el futuro.

Así que, en cambio, aprenda de su error, ajústese y continúe.

Cuando gaste de más, reconozca que lo ha hecho, arrepiéntase e intente identificar por qué sucedió. Recuerde que cuando se trata de sus problemas de dinero, el dinero no es el problema. Lo que crees sobre el dinero lo es. Así que, cuando identifique por qué gastó en exceso, identifique dónde no coinciden sus creencias y conductas sobre el dinero, y cómo solucionarlo en el futuro.

No estamos en el negocio de tratar solo los síntomas de nuestros problemas de dinero. Su presupuesto puede ayudarlo a salir de sus deudas, ahorrar y hacer cosas buenas con su dinero. Pero la mayordomía fiel requiere que abordemos los problemas de raíz que causan nuestros problemas de dinero. Si solo atiende los síntomas y nunca permite que los principios de Dios transformen su corazón, nunca experimentará la libertad que Cristo ofrece.

Una gran ventaja de tener un presupuesto es que puede ver dónde está gastando en exceso y hacer ajustes en sus categorías. Es su presupuesto, ¡trabaja para usted! Si revisó su categoría de Comer Fuera, vea en qué otras áreas puede “pedir prestado” dinero, tal vez sea Recreación / Entretenimiento o Comida.

Si gasta de manera excesiva en ciertas categorías, ajuste su presupuesto para poner más dinero en esa categoría (y menos en otra). Su presupuesto necesita conducirlo hacia el éxito, y si con frecuencia está en números rojos en lo que respecta a su fondo de supermercado, puede comenzar a sentirse como un fracaso.

Otra idea efectiva es cambiar su método de pago a todo en efectivo en las categorías en las que está gastando en exceso. Si implementa el sistema de sobres para cualquier parte de su presupuesto, debería ayudarlo a ver más claramente dónde recortar.

Un presupuesto no es un documento permanente; no está escrito en piedra. Está destinado a ser revisado y ajustado de vez en cuando. Dele el tiempo y la atención que necesita y sus finanzas serán mejores por ello. ¡Y es posible que descubra que realmente ama su presupuesto!

Cómo la preparación de comidas puede ahorrarle tiempo y dinero (y cómo comenzar)

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

¡La preparación de comidas puede ser una excelente manera de vivir como un mayordomo fiel! Muchos de los principios, como la disciplina y la planificación, que participan en la preparación de las comidas son bíblicos. Usar su tiempo sabiamente (Efesios 5:16) para ahorrar dinero es demostrar una mayordomía fiel. Y ser un mayordomo bíblico se trata de administrar nuestros recursos (es decir, nuestro tiempo, talentos y tesoros) para ser más eficaz para el Reino.

Así que aquí hay algunas maneras de comenzar. No se deje intimidar por el hecho de picar tanto; ¡Sea diligente en honrar a Dios con su tiempo y dinero!

Cómo Le Ahorra Dinero

Comprar en grandes cantidades. Para muchas personas, comprar víveres al por mayor les ahorrará dinero y le dará sentido a las comidas que están haciendo. Esto probablemente requiera una membresía en un club mayorista como Costco o Sam’s Club, así que asegúrese de sopesar los costos de la membresía con los costos ahorrados.

Obtenga el mejor valor en ventas. Compre mucha carne u otros comestibles cuando esté en oferta y guárdela en un congelador para usarla durante las próximas semanas o meses. Solo asegúrese de comprar más porque realmente lo usará, no solo para aprovechar la oferta.

Coma en la calle menos. El estadounidense promedio gasta más de 3,000$ en comer fuera todos los años. Cuando planifica y prepara sus comidas con anticipación, no tiene que gastar dinero innecesario en platos caros en restaurantes.

Costo vs. tiempo. La preparación de comidas requiere una inversión de tiempo al comienzo de la semana cuando realiza sus compras y preparación, pero le ahorra mucho tiempo durante el resto de la semana.

Consejos Antes De Comenzar

Elija un día de compras y un día de preparación. Pueden ser el mismo día o diferentes días de la semana, solo asegúrese de tener suficiente tiempo.

Vaya a más de una tienda. Para obtener las mejores ofertas y ventas, probablemente tendrá que ir a más de una tienda de comestibles.

Tome su tiempo. Cuando se apresura a comprar, puede olvidar los ingredientes clave o comprar cosas que no necesita. Cuando se apresura en la preparación, no prepara tanto como debería o podría confundirse por completo si algo sale mal. Establezca suficiente tiempo para comprar y preparar adecuadamente.

Invierta en buenos contenedores. Los contenedores que se pueden volver a sellar serán su mejor amigo. Busque buenas ventas y reembolsos en contenedores que puede tirar en el lavavajillas y usar una y otra vez.

Tenga un recurso visual. Un calendario o tablero magnético para su refrigerador puede ser útil. Puede escribir todas sus comidas para la semana o usarlo como lista para llevar un registro de las compras / alimentos básicos que se le acaben.

Haga una cena “de sobras”. Al final de la semana, prepare una comida con cualquier sobrante o ingrediente restante. ¡Esta es su oportunidad de ser creativo!

Comience

Primero, prepárese para la preparación. Debe tomar un tiempo para mirar su calendario y planificar qué comidas necesitará y cuándo tendrá tiempo para prepararlas. Revise el calendario familiar y encierre en un círculo los días en que estará más ocupado. Tener esas comidas preparadas será prioridad.

Luego, planifique sus comidas. Intente elegir comidas que le permitan reutilizar los ingredientes y piense en maneras de simplificar las recetas para ahorrar en costos.

Haga su lista de compras. Repase cada receta dos veces y asegúrese de haber incluido todos los ingredientes en su lista de compras. Revise la despensa y la nevera para asegurarse de que no tenga algún ingrediente. También incluya algunos ingredientes básicos de respaldo para tener siempre a la mano.

Busque cupones. Verifique cualquier cupón o aplicación de reembolso antes de ir de compras. Colóquelos en su teléfono o imprímalos antes de llegar a la tienda.

Haga sus compras. Nunca vaya de compras sin su lista, y asegúrese de no comprar con el estómago vacío.

Quédese con su lista. No se distraiga en la tienda con muestras o ventas que no estén en su lista.

Siga su plan. Manténgase dentro de lo programado tanto como sea posible; puede requerir decir “no” a cosas durante la semana, y puede necesitar reestructurar su tiempo para hacer posible la preparación.

Mantener el rumbo y trabajar en su plan es una clave tanto para la preparación de las comidas como para la mayordomía fiel. ¡Los dos van de la mano! Si necesita una guía visual para ordenar sus finanzas, descargue el Mapa Financiero gratis.

¿Cuáles son sus consejos para preparar comidas? ¡Compártalo con nosotros!

¿Qué dice la Biblia sobre la comparación?

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

Sabemos que la comparación no es piadosa, sin embargo, es tan difícil de evitar. Parece que ha estado más fuera de control con el aumento de las redes sociales y nuestra exposición constante a anuncios y televisión. Ha ido más allá de un rival amistoso con tu vecino; de hecho, “mantenerse al ritmo de los vecinos” suena como una reliquia idílica de tiempos más simples. Porque la comparación ha comenzado a arrastrarse en cada área de nuestras vidas. Divide, desilusiona y puede destruir.

Entonces, ¿qué dice la Biblia acerca de la comparación? ¿Cómo la evitamos?

Contentamiento, No Comparación

El único antídoto verdadero para la comparación es el contentamiento, que comienza con un corazón agradecido. La trampa de la comparación nos obliga a mirar hacia adentro, a centrarnos en nosotros mismos, lo que nos falta, lo que causó nuestro descontento. El agradecimiento, por otro lado, nos obliga a dirigir nuestra atención a los demás. Es como un ungüento sobre un corazón frágil o dañado. Cuando estamos agradecidos, no vemos lo que nos falta. En cambio, vemos la generosidad y la fidelidad de un buen Padre y nos vemos obligados a satisfacer las necesidades de los demás.

2 Corintios 5:14 –Sea de una forma u otra, el amor de Cristo nos controla. Ya que creemos que Cristo murió por todos, también creemos que todos hemos muerto a nuestra vida antigua. Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos. Así que hemos dejado de evaluar a otros desde el punto de vista humano. En un tiempo, pensábamos de Cristo solo desde un punto de vista humano. ¡Qué tan diferente lo conocemos ahora!

Así como tenemos que disciplinar nuestras manos para ahorrar y dar con regularidad, también debemos disciplinar nuestros ojos para ver lo que realmente importa. Las cosas de valor eterno no se pueden encontrar en Pinterest, Instagram o Facebook.

Permanecer en la Palabra

Cuando se enfrenta a la tentación de la trampa de la comparación, es importante tener la Palabra de Dios escondida en su corazón para combatirla.

Recuerde las palabras del apóstol Pablo: “Pues antes ustedes estaban llenos de oscuridad, pero ahora tienen la luz que proviene del Señor. Por lo tanto, ¡vivan como gente de luz!Pues esa luz que está dentro de ustedes produce solo cosas buenas, rectas y verdaderas.“(Efesios 5: 8-10).

No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes” (Filipenses 2:3)

La instrucción es: “Permanezcan fuertes y constantes. Trabajen siempre para el Señor con entusiasmo, porque ustedes saben que nada de lo que hacen para el Señor es inútil.” (1 Corintios 15:58).

Por otro lado: “No nos hagamos vanidosos ni nos provoquemos unos a otros ni tengamos envidia unos de otros.” (Gálatas 5:26).

En lugar de consultar Instagram, “Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.” (Salmos 37:4).

Sirve a los Demás

Se han realizado numerosos estudios para mostrar los efectos positivos que tiene el servicio en nuestra salud física y mental en general. Lo mejor que puede hacer para curarse a sí mismo o a alguien más de la trampa de la comparación es servir a los demás de manera constante.

Hay una razón por la que servir tiene un efecto tan positivo en nuestro comportamiento, porque influye en nuestras creencias. Nos ayuda a olvidarnos de nosotros mismos y centrarnos en satisfacer las necesidades de los demás.

Mire las palabras de Jesús en Mateo 20: “…y el que quiera ser el primero entre ustedes deberá convertirse en esclavo. Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos».

Si está luchando con la comparación, tenga la intención de pasar tiempo sirviendo a los demás. Hay necesidades a stu alrededor: comience a orar sobre cuáles quiere Dios que conozca primero.

3 maneras en que las redes sociales arruinan su presupuesto

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

INFLUENCIAS DE PLATAFORMAS DE REDESSOCIALES

Redes sociales. ¿Las amamos? ¿Las odiamos? ¿Odiamos que las amamos?

Si usted está siguiendo, twitteando, fijando, o compartiendo, nuestro mundo ha cambiado drásticamente debido a estas plataformas sociales, y tienen un gran impacto en su vida y finanzas.

Todas estas plataformas sociales son negocios y están motivadas por hacer dinero. Por lo tanto, favorecen a las empresas que usan sus plataformas sociales para vender productos o servicios. Eso significa que cada vez que revisa Facebook o fija sus recetas favoritas en Pinterest, esas plataformas están aprendiendo lo que le interesa para que puedan ayudar a otras empresas a venderle mejor.

Y esos otros negocios están gastando más de 31 mil millones de dólares para publicitar sus productos y servicios en las redes sociales. El tiempo que pasa revisando sus redes sociales es como oro para los vendedores y las empresas de todo el mundo.

Por supuesto, hay muchos beneficios para las redes sociales, y ha abierto puertas increíbles que de otro modo habrían permanecido cerradas. Pero debemos proteger nuestros corazones y presupuestos de los peligros de todo.

MANTENERSE AL DÍA CON LOS VECINOS

Uno de los mayores peligros de las redes sociales es el efecto que puede tener en nuestras actitudes y creencias sobre el dinero. Es fácil quedar atrapado en la trampa de comparación cuando constantemente revisa Facebook y se desplaza por Instagram.

Comparamos nuestro día a día normal con el resto de lo mejor del mundo: nuestro rollo de blooper para la película nominada a los Premios de la Academia. Mantenerse al día con los vecinos ya no es una rivalidad de vecinos casuales: es una guerra constante y cotidiana que estamos librando contra nosotros mismos.

Cada vez que esa punzada de celos se apodera de usted cuando “los vecinos” le superan de nuevo, puede convertirse rápidamente en amargura y una mala decisión financiera.

Lo que lo hace aún más difícil es que “los vecinos” ya no son solo “esa familia en la calle”; son un conglomerado global de individuos, filtros, celebridades y una cultura que promueve las relaciones superficiales y la irresponsabilidad financiera.

No hace falta mucho para adivinar cuán devastador puede ser para su presupuesto. Es difícil ver la tensión financiera y las cuentas bancarias sobregiradas a través de los felices filtros de Snapchat. Las peleas acaloradas entre los cónyuges se ocultan fácilmente debajo de etiquetas de Instagram por excelencia y casas perfectamente decoradas.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Cuando se permite caer en la trampa de la comparación, no solo pierde la perspectiva correcta de su propia vida, circunstancias y recursos, sino que mancha su perspectiva de aquellos a los que se está comparando.

Es más difícil invitar a los vecinos a la iglesia si constantemente piensa (y habla) negativamente sobre ellos.

Hay un dicho que dice que “la amargura es como beber veneno y esperar que la otra persona muera“.

Proteja su corazón y sus finanzas del pecado de la amargura y recuerde que, como cristianos, estamos llamados a ser diferentes al resto del mundo.

Proverbios 30:7-9 dice:

Dos cosas te he demandado;
No me las niegues antes que muera:

Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni riquezas;
Manténme del pan necesario;

No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová?
O que siendo pobre, hurte,
Y blasfeme el nombre de mi Dios.

¿Lo entendió? “No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario“. David sabía el valor de tener que depender de la provisión de Dios cuando escribió este Salmo.

Si se consume con gratitud hacia Dios por la provisión diaria de sus necesidades, entonces no hay espacio en su vida mental para compararse con los vecinos. ¡Tampoco hay espacio en su presupuesto para intentar gastar más que ellos!

Como mi madre siempre dice, “sal de tu cabeza…es un mal vecindario”.

“ES LO QUE TODOS HACEN”

¿Sabe cómo a veces su mayor fortaleza es también su mayor debilidad?

La capacidad de las redes sociales para conectarnos con el resto del mundo es fantástica y horrible. Por un lado, Pinterest nos brinda un sinfín de ideas sobre cómo ahorrar dinero, reducir costos y hacer presupuestos saludables. Pero, por otro lado, ¿cómo puede estar contento mientras mira un sinfín de formas de mejorar su cocina, ropa, entrenamientos, casas, jardines, fiestas, bodas, vacaciones y relaciones?

El gasto en exceso se ha convertido en la norma. Es lo que vemos todos los días y hemos perdido la capacidad de reconocerlo como frivolidad… y pecado.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Pero una vez más, esta es una gran oportunidad para que los creyentes se vean, actúen y gasten de manera diferente que el resto del mundo. Es una oportunidad para practicar el contentamiento.

Pablo explica en Filipenses 4: No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

Si quiere vivir una vida de contentamiento, va a tener que depender de la fortaleza de Dios.

Recuerde que no podemos llevar las cosas en esta tierra al cielo con nosotros. Pero la forma en que vive va a determinar si escuche o no, “bien hecho, siervo bueno y fiel”.

POTENCIAL DE GANANCIAS DISMINUIDO

Obviamente, las redes sociales han influido más en los Millennials: tienen una probabilidad 3 veces mayor de recurrir a las redes sociales para tomar decisiones de compra. Pero otras generaciones están lejos de ser inmunes. De acuerdo con Social Media Today,

“… la persona promedio pasará casi dos horas (aproximadamente 116 minutos) en las redes sociales todos los días, lo que se traduce a un total de 5 años y 4 meses durante toda su vida”.

¡Imagine el potencial de ingresos que está perdiendo con esos 5 años! Podría obtener un doctorado en lugar de revisar Facebook. Podría obtener una experiencia invaluable en su campo laboral omitiendo Snapchat. Puede hacer, trabajar y alcanzar sus propios objetivos de 5 años en la misma cantidad de tiempo que pasó en YouTube.

LO QUE DICE LA BIBLIA

Piense en cómo a Dios le gustaría que pase su tiempo. Trabaje para refinar y cultivar los talentos que Él le ha dado para promover Su reino.

Las redes sociales pueden ser una forma de encontrar una conexión para hacer eso, pero tenga cuidado de no perder el tiempo ociosamente.

Proverbios 14:23 dice:

En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen.

Trabaje duro para ahorrar, mantenga un presupuesto y viva como un mayordomo fiel para honrar a Dios. Si usa las redes sociales, tenga cuidado de proteger su corazón y su mente contra eso. Ore por sabiduría sobre cómo usarlas para promover el Reino de Dios.

El Mapa Financiero de Crown puede ayudarlo a mantenerse enfocado en sus metas financieras. Es una guía simple, paso a paso, para mantenerle en el camino correcto y alineado con los principios bíblicos.

7 maneras de resetear sus finanzas

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

¿Alguna vez ha sentido como si acabara de golpear una pared con sus finanzas? La verdad es que, no importa cuán disciplinado sea, a veces todos necesitamos hacer un reseteo con nuestras finanzas.

La primavera es una temporada de orden, renovación. Los días más largos, más sol y la actitud colectiva hacia la limpieza nos motivan a hacer mejoras en muchas áreas de nuestra vida. Entonces, mientras limpia su armario o realiza una venta de garaje, comprométase también a resetear sus finanzas. Estas 7 cosas lo ayudarán a sentirse lleno de energía y restablecerán su propósito como mayordomo de los recursos de Dios.

1. Entregue Sus Finanzas

Incluso si tiene un puntaje de crédito perfecto, un presupuesto ajustado y un 401 (k) máximo, nunca experimentará una verdadera libertad financiera mientras se considere dueño de todo. Sus finanzas son más que solo dinero, y la mejor manera de resetear sus finanzas es reconocerse como mayordomo, administrador de los recursos de Dios.

Todo lo que tenemos viene de Dios. Nos lo dio con un propósito, pero cuando no aceptamos nuestro propósito como mayordomos, nos distraemos y (sobre) gastamos sus recursos en otras cosas.

2. Use Solo Efectivo

Usar solo efectivo, incluso solo por un período de tiempo, es una excelente forma de resetearse. Hace que sea más difícil desprenderse del dinero que tiene y evita que gaste de más. Los estudios demuestran que le ayuda a gastar menos en general y que le guste más lo que compre.

Si no puede llevar todo su presupuesto en efectivo, comience con una categoría. La comida (salir a comer y comprar comida) es una de las categorías con más gasto excesivo, así que comience allí.

Si todavía no tiene un presupuesto, ¡haga uno! Crown tiene una guía fácil de usar que lo guiará a través del presupuesto paso a paso e incluye una serie de recursos para hacerlo simple. Puede descargarlo aquí.

3. Ahorre Para Emergencias

Los gastos inesperados o de emergencia son una realidad. Nadie puede evitarlos. Sin embargo, ¡la mayoría de los estadounidenses no tiene 500$ ahorrados! En cambio, dependemos de las tarjetas de crédito para cubrir los gastos de emergencia, lo que nos conduce a más estrés y deudas.

Una de las mejores formas de resetear sus finanzas es abriendo una cuenta de ahorros de emergencia. Comience con una meta de 1,000$ (aquí hay 13 ideas sobre cómo hacerlo), y luego acumule hasta 9-12 meses de gastos de manutención. Le recomendamos que tenga 1,000$ en una cuenta de emergencia antes de salir de la deuda.

4. Incremente Sus Ingresos

Si desea tener un margen financiero más amplio o alcanzar metas más rápidamente, es posible que deba aumentar sus ingresos. Hay muchas maneras de hacerlo, todo dependiendo de sus circunstancias actuales.

Es posible que deba solicitar un aumento en el trabajo, obtener un trabajo a tiempo parcial en las noches o fines de semana, “matar tigres” o unirse a la siempre creciente Economía Gig.

Tenga cuidado de no aumentar sus gastos a medida que aumenten sus ingresos. Establezca los parámetros en los que se utilizarán sus ingresos adicionales (saldar deudas, invertir, jubilarse, cuenta de ahorro para educación, dar, etc.) y trabaje como para el Señor.

5. Dé Generosamente

¡Esta es una forma poderosa de hacer ajustes para sus finanzas! Dar es un privilegio, no una obligación, y de hecho somos bendecidos por ello. Dar y satisfacer las necesidades de los demás no solo es bueno para nuestros corazones, es bueno para nuestra salud y nuestras finanzas.

Proverbios 3:9 dice: “Honra al Señor con tus riquezas, con las primicias de todos tus cultivos…

Un diezmo es generalmente el 10% de su ingreso bruto, que es un gran lugar para comenzar. Pero si no puede dar el 10% en este momento, solo dé algo. Puede ser  5$ esta semana, pero le iniciará en el hábito de dar.

6. Deje de Comparar

¿Alguna vez se ha encontrado comprando algo solo para “mantener el ritmo”? Es una decisión sutil, a menudo no detectada en nuestro corazón cuando navegamos en Instagram o gastamos en exceso para mantener el estatus quo. Así que debemos proteger nuestros corazones y mentes llenándonos de la verdad de la Palabra de Dios para que no haya lugar para la manipulación del mundo.

Para resetear sus finanzas, deje de comparar. No puede llevar nada de lo que tiene aquí en la tierra consigo al cielo. Pasará varios años aquí en la tierra, pero una eternidad en el cielo, así que gaste tomando en cuenta el largo plazo, no el corto plazo.

Borre las redes sociales de su teléfono por un tiempo, confiese sus dificultades a su cónyuge o amigo, y proteja su corazón y su mente sirviendo a los demás.

7. Establezca Metas

¡Las metas son importantes motivaciones financieras! Sin metas, no hacemos planes y terminamos a la deriva, frustrados y sin progreso. Puede tener las mejores intenciones de ahorrar, salir de las deudas y abrir una cuenta Roth IRA, pero las buenas intenciones no lo llevan a ninguna parte.

Escriba sus planes, rinda cuentas y actúe en base a ello.

La mayoría de nosotros vivimos una vida próspera por la que no tenemos que establecer objetivos. Podemos ir a la deriva en el grupo con relativa facilidad y comodidad. Pero al igual que los mayordomos fieles en la Parábola de los Talentos, Dios espera que multipliquemos los recursos que se nos han dado. No sea un administrador de dinero estancado.

Sus objetivos variarán según su situación financiera actual. El Mapa Financiero de Crown es una guía visual que establece un camino de metas financieras para que usted siga. ¡Puede descargarlo gratis aquí!

3 Razones Por Las Cuales La Nostalgia Arruina Presupuestos

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

Las estadísticas han demostrado que la nostalgia es una emoción poderosa que puede hacer que gastemos y donemos más dinero, además de facilitarnos el desprendernos de nuestro dinero. ¡Sus sentimientos cálidos y confusos de recuerdos felices son el objetivo de muchos publicistas!

¿La nostalgia alguna vez le ha costado dinero? Si es así, ¿cuánto? Hoy vamos a explorar las tres razones principales por las que sus sentimientos pueden estar arruinando su presupuesto… y cómo prevenirlo.

1. Hacen que sus compras sean menos materiales y más emocionales

La primera razón por la que está más inclinado a gastar un centavo cuando se siente sentimental o nostálgico es que su compra deja de ser algo material y se convierte en algo emocional.

Tal vez la tienda huele como la casa de su abuela o es algo que a su mamá o a papá le hubiera encantado. Por supuesto, amamos los sentimientos cálidos que las cosas, los olores y los recuerdos pueden traer. Este tipo de compras en realidad puede mejorar nuestro estado de ánimo… temporalmente. Pero esos sentimientos cálidos o una mejora en el estado de ánimo pueden llevar al remordimiento del comprador, a una cuenta con sobregiro y a deudas.

2. Le da más sentido a sus compras

Yendo de la mano con la razón número uno, la nostalgia y las compras emocionales le dan más sentido a sus compras. El cofre de almacenamiento funcional en el que gastó demasiado pasó de ser solo un cofre a una reliquia familiar. Los especialistas en marketing saben que pensamos de esta manera: es natural.

La parte difícil es reconocer nuestra propia debilidad al tomar decisiones de compra objetivas. No tiene nada de malo tener cosas valiosas, de alta calidad y sentimentales. Probablemente podríamos apuntar a una “posesión más preciada” y explicar, con gran emoción, la razón por la cual tiene un valor superior a un precio para nosotros.

El peligro del que debemos protegernos es cruzar la línea de lo sentimental a lo derrochador. Si bien es posible que pueda señalar un elemento de extrema importancia, también puede señalar un sótano lleno de “posesiones preciadas” que en realidad nadie quiere. Muchas familias tienen el “guardián de las cosas”, alguien que se aferra a todo y hace que sea difícil deshacerse de cualquier cosa.

Puede ser difícil aceptarlo, pero en unos pocos años, todo lo que tienes pertenecerá a otra persona. Chuck Bentley, Director Ejecutivo de Crown, está casado con una mujer que “camina por este camino” de la frugalidad. Si ella siente que van a hacer una compra innecesaria, le sugerirá que vayan por el basurero para ver dónde terminará ese artículo dentro de unos años. ¡Eso le recordará la verdad en Mateo 6:19-21!

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.  Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

3. Disminuye la sensibilidad al precio

Por último, la nostalgia puede ponernos en un aprieto financiero porque disminuye nuestra sensibilidad a cuánto cuestan las cosas en realidad. Tal vez se ha visto atrapado en medio de un pasillo de una tienda o de un carrito de compras en línea y se ha hecho las siguientes preguntas: “¿Realmente puede ponerle precio a una reliquia familiar? Una memoria para toda la vida es invaluable, ¿verdad? ¡Piensa en todo el uso que obtendrán de esta preciada posesión!

Bueno, el problema es que los especialistas en marketing, los minoristas y los anunciantes saben que piensa así y trabajan arduamente para manipular sus emociones y seguir andando hasta la línea de pago (o “hacer clic” en el botón de pago). Parte de lo que los investigadores han descubierto es que es mucho más probable que las personas se desprendan del dinero si tienen sentimientos de nostalgia, independientemente de si esos sentimientos están asociados con el dinero que se gasta.

Entonces, ¿cómo podemos evitar el gasto excesivo debido a la nostalgia?

  1. Haga un presupuesto. Su presupuesto le da la libertad de gastar de la manera correcta; no solo restringe sus gastos. Su presupuesto tampoco le mentirá; es su amigo objetivo que puede racionalizar sus pensamientos subjetivos y emocionales.
  2. Haga una lista. Incluso si está navegando, comprando para otros o buscando un regalo, haga una lista y anote cuánto puede gastar (no cuánto está dispuesto a gastar, ¡existe una diferencia!).
  3. Sea consciente de sí mismo. Si es un comprador emocional, debe ser honesto acerca de sus debilidades. La mayor parte del sentimentalismo se desperdicia en mí, pero estoy tentado a comprar si me siento triste o solo. He tenido que dar mi billetera a mis amigos o encerrarla en el auto si sé que me sentiré tentado. ¿Por qué? Porque sé que puedo justificar cualquier cosa, o hacer algunas matemáticas creativas para que funcione dentro de mi presupuesto. Conozcase y conozca sus debilidades y tentaciones, y prepárese para el éxito.
  4. Gaste intencionalmente, no emocionalmente. Afortunadamente, la mayordomía ya es parte de su vida cotidiana, pero si no lo es, hágala una prioridad. En lugar de enfocar su gasto en las cosas que desea, enfoque todos los aspectos de su vida y sus finanzas en el Reino de Dios. Luego, en lugar de justificar una compra emocional o sentimental, puede hallar gozo en disponer de su dinero en la multiplicación del Reino.

¿Alguna vez ha estado atrapado en una trampa de gasto nostálgico? ¿Cómo se previenen estos obstáculos dentro de su presupuesto? ¿Es un comprador emocional? ¡Comparta con nosotros en Facebook!

Administrando el Tiempo y el Dinero

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

“El tiempo es dinero.”

¡Qué cierto es esto!

El tiempo también es un regalo. De hecho, es el recurso más valioso que usted y yo jamás tendremos. La forma en que lo usamos influirá en nuestro potencial de ingresos, la forma en que gastamos nuestro dinero, la calidad de nuestras relaciones y nuestra salud en general.

El tiempo también es el máximo ecualizador: no importa quién es usted o dónde nació, tiene exactamente las mismas 24 horas todos los días y la libertad de decidir cómo va a usarlas.

Hace poco estuve escuchando un podcast con el autor y orador, Rory Vaden como invitado. Rory explicó por qué la idea de “administración del tiempo” es tan peligrosa, porque el tiempo es imposible de administrar. Solo puedes manejarte a ti mismo. El tiempo seguirá, ya sea que prestes atención o no, así que en lugar de tratar de manejarlo, debemos enfocarnos en maximizarlo.

La simplicidad de esta verdad me llamó la atención, porque transfiere la responsabilidad de mi agenda diaria del tiempo a. Nunca podré ser una víctima de “estar ocupada” o de un “horario abarrotado” porque he permitido, otorgado acceso a, cada elemento de mi calendario. El tiempo no se apoderó de mi día. Yo soy responsable.

La importancia de nuestra responsabilidad al usar nuestro tiempo bien aumenta como creyentes en Cristo. Si el tiempo es nuestro recurso más valioso, y Dios nos ha dado la libertad de usarlo como queramos, entonces el tiempo, más que nada, debe estar sujeto a Cristo. Qué tan contradictorio para mí entregar mi cheque de pago a los propósitos del Reino, pero no de la manera en que paso el día. Podrías fácilmente compararlo con la Parábola de los Talentos: dos hombres usaron los recursos que se les dieron sabiamente y multiplicaron su dinero. Un hombre lo acaparó y fue castigado. Si bien no podemos multiplicar el tiempo en sí mismo, cómo lo usamos determinará nuestra multiplicación en otro lugar.

Cuando la mayordomía de nuestro tiempo y dinero trabaja en conjunto, nuestro potencial para el Reino aumenta exponencialmente.

Gran parte de esto se debe al hecho de que el tiempo y el dinero tienen una relación tan estrecha y correlacionada. Cuando un empleado usa su tiempo sabia y productivamente, se convierte en un mejor empleado y puede recibir un aumento, promoción o nuevas oportunidades vocacionales. Cuando una madre usa su tiempo a lo largo de la semana sabiamente para planificar, presupuestar y organizar, ahorra dinero al hacer mercado, reduce el estrés y aumenta su ingenio. Mientras mejor administre su tiempo, más dinero podrá ganar. Y cuanto mejor administre su tiempo, más dinero podrá ahorrar.

Lo inverso también es muy cierto: cuanto más tiempo desperdicies, más rápido disminuirá tu potencial de ganancias y más dinero desperdiciarás. De hecho, a veces el mal uso de su tiempo puede costarle mucho más de lo que haría un gasto excesivo.

La Biblia habla extensamente acerca de usar bien nuestro tiempo- Salmos 90:12 nos recuerda pedirle al Señor, “enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.” Proteger nuestros corazones y mentes tiene una influencia significativa en cómo gastamos nuestro tiempo y dinero.

Más que nada, debemos administrar nuestro tiempo sabiamente para poder servir a Dios. Pero muchos de nosotros estamos demasiado ocupados… a veces, estamos demasiado ocupados haciendo cosas para Dios que descuidamos hacer las cosas de Dios.

Decide ser el mejor usuario de tiempo que puedas ser. A medida que trabaje su presupuesto, mejora su estrategia de ahorro y aumenta lo que da, ore por sabiduría sobre cómo aumentar su productividad también. Honre a Dios en la forma en que hace su trabajo, cuida su casa e interactua con otros. Al igual que hacer un presupuesto le obliga a reducir el exceso, organizar su tiempo también le obligará a hacer sacrificios disciplinados. Puede significar despertar 15 minutos adicionales temprano en la mañana o eliminar Facebook de su teléfono, pero oramos que sea alentador para usted.

Una forma de aprender cómo vivir todos los días como un buen mayordomo y utilizar bien su tiempo es con el Estudio en línea de Finanzas Personales MoneyLife de Crown. Tiene solo 7 lecciones y es completamente autodidacta para que pueda adaptarlo a su nuevo horario mejorado. Es práctico y bíblico y lo ayudará a dar los próximos pasos hacia la búsqueda de libertad en sus finanzas.

¿Qué Es La Mayordomía?

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

¿Qué piensa cuando escucha la palabra, mayordomía?

Hay muchos conceptos erróneos sobre lo que significa la mayordomía: las campañas de recaudación de fondos en la iglesia, el reciclaje y la cancelación de la deuda son ejemplos comunes.

Pero ninguno de esos puntos abarca completamente lo que realmente significa mayordomía.

La mayordomía no es ordenar sus finanzas de manera que pueda gastar lo que quiera. Es ordenar su vida de tal manera que Dios pueda usarlo como Él quiera.

Jesús no murió en la cruz para que podamos vivir una vida en busca de salud, riqueza, entretenimiento y vanidad. Murió en la cruz para afirmar Su reclamo como dueño de nuestras vidas. Usted y yo fuimos comprados a un precio, y estamos llamados a construir el Reino de Dios, no el nuestro.

La mejor manera de comenzar a pensar como un mayordomo es reconocer que usted no es el dueño de nada. Dios es el dueño de todo y le ha confiado recursos, tiempo, talento y personas para que usted administre. Como Su gerente, su papel es ser fiel a Sus propósitos. Independientemente de si tiene mucho o poco, debe tratar de permitir que Dios tenga control total sobre sus decisiones financieras.

Gálatas 2:20 nos recuerda esto: “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí“.

Nuestra ambición y nuestra búsqueda de vida debería ser enriquecernos con Dios, no a los ojos de los hombres. Entonces podrás escuchar un día, “Bien hecho, siervo bueno y fiel…” (Mateo 25:21)

A medida que se embarca en su viaje hacia la mayordomía fiel, hágase estas preguntas:

  1. ¿Por qué la idea de ser un gerente y no un propietario es tan contrario a los mensajes que escuchamos en nuestra sociedad?
  2. ¿Por qué es difícil pensar en tener un “amo”?
  3. Si alguien me preguntara cuál es mi propósito de vida, ¿cómo respondería?
  4. ¿Quiero ser rico en Dios o con el hombre? ¿Por qué?
  5. ¿Cómo debo ordenar mi vida, tiempo, dinero y prioridades de manera diferente para que Dios me use más?

Si desea obtener más información sobre lo que realmente significa la mayordomía fiel, inscríbase en el Estudio de Finanzas Personales de MoneyLife en línea. Es un curso de siete semanas que le ayudará a superar los desafíos financieros para hallar una vida de significado y propósito.

¿Están Arruinando Su Presupuesto Estos Placeres Innecesarios?

By | Ánimo, Education, Stewardship 101, Trending Articles

¿Cuál es la categoría más difícil de cuidar en su presupuesto? ¿Comida? ¿Entretenimiento? ¿Artículos diversos?

Todos luchamos con diferentes tipos de desafíos en nuestros presupuestos. Algo así como la “kriptonita” presupuestaria, son cosas que simplemente presionamos al límite mes a mes.

En un estudio reciente de Varo Money, definieron estos gastos como “placeres innecesarios” y les preguntaron a los estadounidenses que obtienen la mayoría de su dinero.

En general, el 87% de los estadounidenses admitió haber gastado dinero en placeres innecesarios. Estos son los 5 más comunes:

  1. Comer en restaurantes: 42%
  2. Compras en línea: 33%
  3. Pedir comida para llevar: 27%
  4. Compras en la tienda: 25%
  5. Servicios de entretenimiento en tiempo real: 20%

Los cuatro primeros de estos cinco son también lo que a los estadounidenses les gustaría gastar menos dinero el próximo año. En esencia, los estadounidenses dicen: “sí, sé que gasto demasiado”. Sí, estas son las cosas en las que tiendo a gastar más. Y sí, me gustaría dejar de gastar demasiado en ellos “.

¿Se identifica?

Por supuesto, la única manera de evitar el gasto excesivo es limitar sus gastos. Sus gastos generales deben ser inferiores a su ingreso para mantener un presupuesto saludable. Podría decirse que tendría que renunciar o reducir al menos en uno de sus “placeres innecesarios” para corregir su presupuesto.

De todos los placeres innecesarios enumerados, los estadounidenses querían mantener uno: los servicios de transmisión en vivo. Solo el 7% de los encuestados dijo que planeaba gastar menos en servicios de transmisión en 2018.

Creo que este es un hallazgo fascinante, dada la migración de los consumidores del “cable todo en uno” a los “servicios de transmisión” en los últimos años. También es interesante dado que es el único gasto centrado en el entretenimiento en la lista. Los estadounidenses dicen que están dispuestos a renunciar a su Chipotle, Amazon, Uber Eats y Free People, pero no a su Netflix.

En la cultura de hoy “conectada”, no estoy seguro de que esto sea una buena noticia. Nuestras relaciones con nuestros teléfonos, tabletas, computadoras y televisores se han salido de control. Y de muchas maneras, nos está impidiendo administrar nuestro tiempo de la manera que Dios quiere que lo hagamos.

A Dios le importa mucho nuestro tiempo y nuestro dinero:

Salmos 90:12 – Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría.

Colosenses 4:5-6 – Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo,[a]aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno.

Salmos 24:1 – Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan…

Proverbios 23:4-5 – No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas. ¿Acaso has podido verlas? ¡No existen! Es como si les salieran alas, pues se van volando como las águilas.

Cuando le entregamos tanto nuestro tiempo como nuestro dinero a Su Señorío, vivimos con más paz, libertad y alegría en nuestras vidas. Pero se requiere dominio propio, un corazón fiel y manos disciplinadas para llegar allí.

Entonces, cuando se trata de sus placeres innecesarios, úselo como una oportunidad para ejercer su dominio propio. Pídale a Dios que le dé un corazón fiel. Y vea el fruto de sus manos disciplinadas al apegarse a su presupuesto y decir “no” a las cosas que no importan en la eternidad.

¡El primer paso es tener un presupuesto que funcione para usted! Crown tiene una guía fácil de usar que lo orienta a través del proceso para que no sea abrumador ni intimidante. Ya sea que use una aplicación, una hoja de cálculo o un cuaderno para presupuestar, ¡la Guía Fácil Para Un Presupuesto Que Ame puede ayudarlo!